Barrio Atuel: Denuncian que hay materia fecal en calles y casas

VECINOS QUEMARON GOMAS

Unos 20 vecinos y vecinas del barrio Atuel prendieron gomas y cortaron el cruce de las calles Corona Martínez y Schmidt, ayer entre las 11 y 13.30 horas. El motivo del piquete fue para protestar por la “indiferencia” y “desidia” de las autoridades y del consorcio de la zona, con respecto a la situación en la que viven: rebalse de líquidos cloacales con materia fecal, resquebrajamiento de paredes, hundimiento de casas y proliferación de ratas y cucarachas. El sábado que vienen harán lo mismo.
Calculan que hace aproximadamente un año se intensificaron los problemas producto del mal estado de las cloacas, y que están inmersos en una “delicada” emergencia sanitaria y edilicia, porque según concuerdan, “antes había problemas pero eran solucionables”. Ahora, afirman que el escenario se ha vuelto insostenible.

Abandono.
Marta Bruno (jubilada de 68 años), tuvo que irse de su departamento ubicado en planta baja de la tira 27 del barrio Atuel, en febrero del 2016, a raíz de la rotura de una cañería que inundó el inmueble de agua servida y provocó que el piso de su cocina se hundiera 60 centímetros. La damnificada aseguró que actualmente está “completamente” destruido, y que no se puede realizar ningún tipo de arreglo porque “vuelve a pasar lo mismo”. Además, la mujer que vive en la casa de su madre en Villa Alonso, sostuvo que si nadie la ayuda no recuperará “más el departamento”.
Según su testimonio, contabilizó por lo menos ocho casas, de las cuales en cuatro viven mujeres solas con la jubilación mínima, sobre la calle Corona Martínez, que presentan hundimientos y resquebrajamiento de las paredes, pero que cada día se enteran de nuevos casos. “Día a día se van rompiendo las casas; y éstas personas no tienen oportunidad de ir a otro lugar, porque cobran pensión mínima”, advirtió.
También, Bruno contó que “muchas personas tienen miedo de que directamente se les venga el techo encima, y la gente del segundo y tercer piso temen que se caigan sus casas”.

Presentación judicial.
Marta Bruno reveló que junto al abogado Iván Alarcón, otro damnificado que vive en el barrio y que participa de la biblioteca “La Poderosa” (también perjudicada por los rebalses), harán una presentación en la justicia para exigir que les den una solución.
“No sabemos dónde más ir. Hemos ido al IPAV, también estuvimos con los concejales, fuimos a la banca del vecino, faltaría que nos reciba Verna y nada más. Por eso vamos a hacer una presentación judicial, pero necesitamos 40 personas y por ahora vamos 20 recién “, expresó en diálogo con LA ARENA.
“Ahora hace casi dos semanas está cortada la Corona Martínez, desde Allan Kardec hasta Márquez, porque se rompió otro caño, y no han terminado la obra. La semana pasada desde mi departamento empezaron a salir líquidos cloacales, con materia fecal, que es lo que más circula”, alertó.

Ratas y cucarachas.
La situación de los vecinos del barrio Atuel empeora cada día, más que nada teniendo en cuenta que se aproximan los días de calor, razón por la cual las enfermedades que se puedan contraer pasan a ser una preocupación de primer orden.
“Que no se olviden que no somos una villa miseria, queremos vivir decentemente. Uno es grande y se adapta a ciertas circunstancias, pero hay muchos chicos, y en el verano hay que pensar en las enfermedades que puedan ocurrir”, manifestó Bruno.
“Las cucarachas volvieron, y ya no hay ratones, hay ratas inmensas por todas partes. Este ya es un barrio olvidado, a nadie le importa, y nadie se quiere hacer cargo de nada”, concluyó la vecina afectada.