sábado, 21 septiembre 2019
Inicio La Pampa Bereciartúa dice que se puede licitar

Bereciartúa dice que se puede licitar

FUNCIONARIO NACIONAL A FAVOR DE LA CONSTRUCCION DE LA REPRESA PORTEZUELO DEL VIENTO

El secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa, sostuvo que con la reunión del miércoles 8 del Consejo de Gobierno del Coirco se cumplieron los pasos previos y obligatorios para licitar la construcción de la represa Portezuelo del Viento, sobre el río Grande, en provincia de Mendoza. El secretario confirmó que el Coirco tendrá un rol muy secundario en el manejo de la represa, consideró que La Pampa está en su derecho a reclamar y reveló que Nación y Mendoza están trabajando mano a mano en la elaboración de los pliegos licitatorios. «Portezuelo es un proyecto bueno para los argentinos», aseguró.
El secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación mantuvo ayer una extensa entrevista con la FM Vos, una emisora de la ciudad mendocina de San Rafael que pertenece al periódico San Rafael. La entrevista estuvo centrada en la reunión de la semana pasada del Consejo de Gobierno del Coirco y en los pasos restantes para licitar Portezuelo del Viento.
Cabe recordar que aquel encuentro tuvo lugar en Buenos Aires y contó con la presencia del ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, y los cinco gobernadores: María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alfredo Cornejo (Mendoza), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Carlos Verna (La Pampa).
«Fue una reunión del Consejo de Gobierno del Coirco en la que se trataron varios puntos», detalló Bereciartúa en la entrevista. «Respecto de Portezuelo del Viento, la Comisión Ejecutiva del Coirco elevó al Consejo de Gobierno los informes finales aprobados, que se habían pedido como parte del laudo que hizo el presidente (Mauricio) Macri». Esos informes finales son las normas de manejo del embalse y el estudio de impacto ambiental.
«Como ustedes saben, desde un inicio hemos priorizado este proyecto porque consideramos que es un proyecto bueno para la Argentina y por supuesto bueno para Mendoza también. Es un proyecto que representa la necesidad que tenemos en Argentina, en muchas regiones, y que vamos a tener que priorizar en los próximos años, de sumar capacidad de regulación en el territorio para adaptar nuestro esquema a la variabilidad del clima, y sobre todo para poder desarrollar todas estas áreas y garantizar la vida y también la producción y la competitividad», sostuvo el funcionario nacional.
«En ese marco -añadió-, y siguiendo el laudo del Presidente, que es un laudo histórico porque por primera vez en los 40 años que tiene Coirco, un laudo permitió definir que este proyecto debe ser hecho o no, el Presidente consultó a las cinco provincias, se recibieron los informes técnicos de las cinco provincias, luego se analizó a nivel del gobierno nacional y el presidente emitió un laudo».
El laudo puso dos condiciones principales, que son los informes que se presentaron en la reunión del miércoles 8, que son las normas para el manejo del embalse y el Estudio de Impacto Ambiental Regional que se hizo a instancia de los reclamos pampeanos -dato que Bereciartúa omitió señalar-. «Los dos informes ya fueron finalizados y aprobados por el comité ejecutivo de Coirco y fueron elevados al Consejo de Gobierno en la reunión de la semana pasada», detalló.

Objeciones.
-¿Cuál es su opinión sobre las objeciones de La Pampa, que tengo entendido que están pidiendo un nuevo laudo del presidente, porque dice que hacen falta más estudios ambientales?
-Lo importante, me parece a mí, es que hay que garantizar que funcionen las instituciones. Me parece que en esta Argentina que estamos viviendo, donde volvemos a ratificar la importancia de la democracia, la importancia de la República, la división de los poderes, creo que lo estamos llevando adelante y es histórico, y esta reunión de la semana pasada y la importancia de la presencia de todos los gobernadores y el ministro del Interior, es cumplir con las instituciones.
«En este marco por supuesto que puede haber disensos, creo que es genuino que La Pampa tome su postura, pero siempre dejando en claro algo que para mi es fundamental: es que desde un inicio, en el diálogo que se planteó entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador Carlos Verna, del cual fui partícipe, testigo, se acordó que estos dos requisitos eran los requisitos necesarios para llevar adelante el proyecto (normas de manejo, estudios ambientales), y son los dos requisitos que la Nación ha estado supervisando para que se cumplan».
«Lo importante es que funcionan las instituciones en Argentina y en ese marco puede haber disensos, y hay disensos; pero siempre dejando en claro que se están cumpliendo los acuerdos que han sido firmados, y en particular los acuerdos que ha solicitado el Presidente cuando firmó el laudo, que es el que debe ser tomado como criterio para llevar adelante este proceso».

Licitación.
Considerando que las normas de manejo y el Estudio de Impacto Ambiental ya están aprobados, Bereciartúa afirmó que Nación ya puede avanzar hacia la licitación de la obra. «Ya se han dado pasos que son muy significativos; el gobierno nacional ha terminado los pliegos licitatorios, lo ha hecho en consulta con las provincias y en particular con Mendoza, es decir que ese trámite también ya está cumplido. Ya se ha acordado el financiamiento para esa obra, que va a ser por parte del gobierno nacional, y ahora se ha cumplido este paso que es que se aprueben estos dos documentos, estos dos requisitos que ha fijado el laudo del presidente Macri como necesario», detalló.
«Creo que de ahora en más resta definir un cronograma y dependerá por supuesto de las acciones que puedan llevar adelante las provincias», concluyó. Esta última afirmación podría interpretarse como un resguardo ante el laudo presidencial que, según ha dejado trascender el gobierno provincial, solicitará por su disidencia respecto al Estudio de Impacto Ambiental.

Temor por el manejo del embalse
Cuando el periodista de FM Vos le preguntó quién tendrá el manejo del embalse, Bereciartúa titubeó por una fracción de segundo y luego dio una respuesta que confirma que, a diferencia de lo que sucede con la represa Casa de Piedra, la potestad de abrir y cerrar las compuertas no la tendrá Coirco en forma directa sino la provincia de Mendoza o el concesionario del complejo.
«El manejo lo tiene que tener la misma administración de la presa», sostuvo el funcionario. «Pero en los casos excepcionales -aclaró-, en los que puede haber dificultades por falta de agua, debe consultar esas decisiones, deben estar aprobadas por el Coirco». Se trata de «un trámite normal» que busca «garantizarle tranquilidad a las provincias que están aguas abajo y que en nada limita las posibilidades de desarrollo de la presa, sino que simplemente ordena la forma en la cual se tiene que administrar, sobre todo cuando hay extremos hídricos, principalmente cuando falta el agua».
Con esa afirmación, el secretario nacional ratificó los temores de La Pampa por el rol secundario que tendrá el comité de cuenca, que se limitará a opinar en situaciones críticas, sin capacidad para tomar decisiones de fondo sobre el manejo del recurso hídrico interprovincial.

«Jamás existió esa reunión»
«Jamás existió esa reunión», sostuvo ayer, enfático y molesto, el procurador pampeano Hernán Pérez Araujo, al refutar las palabras del secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa, sobre un supuesto encuentro entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador Carlos Verna para hablar de Portezuelo del Viento.
Las declaraciones de Bereciartúa no pasaron desapercibidas en Casa de Gobierno, donde Verna convocó a algunos funcionarios para hablar del tema. «Nos reunimos con el gobernador a última hora de la mañana», relató el procurador a través de Radio Noticias. «El gobernador estaba muy sorprendido por estas declaraciones. Lamentablemente vemos que incluso el Bereciartúa manifiesta haber sido testigo de una reunión en la que el gobernador (Verna) acordó que se llevarían a cabo estos dos documentos, las normas de manejo (del embalse) y el Estudio de Impacto Ambiental Regional, condiciones que habría puesto para que sea viable Portezuelo del Viento».
«Esto en modo alguno sucedió, jamás el Presidente y el Gobernador hablaron del tema», remarcó Pérez Araujo. «No se si Bereciartúa está con algo de desmemoria o qué, aunque no sería este caso ya que esto no sucedió».
«Decir que el Estudio está aprobado es una falta de respeto hacia la institucionalidad y hacia el organismo de cuenca por parte de Bereciartúa», imputó.