Inicio La Pampa Berhongaray apoya el amparo

Berhongaray apoya el amparo

ENVIO DE DINERO DE NACION PARA PORTEZUELO DEL VIENTO

El diputado nacional Martín Berhongaray dijo que no se sorprendió por el envío de una remesa de 14 millones de dólares para continuar con Portezuelo del Viento porque «es la continuidad del buen vínculo que siempre ha existido entre los gobiernos nacionales y los gobiernos provinciales de Mendoza». El legislador apoyó el recurso de amparo que planea presentar el gobierno pampeano y reiteró que está trabajando en la redacción de una ley que impida comportamientos abusivos de una provincia en detrimento de otras en función de su posición geográfica.
«El envío de fondos merece mi rechazo porque desconoce las pautas de manejo que están establecidas en la Constitución Nacional, reformada en el 94, que exige una administración compartida de los recursos hídricos provinciales», sostuvo el diputado nacional en una entrevista que el jueves mantuvo con Radio Noticias.
Tras considerar que le parece «absolutamente correcto» la presentación de un nuevo recurso de amparo, el diputado recordó que empezó a decir «No a Portezuelo» antes que muchos otros, cuando «no había un solo dirigente que apoyara públicamente ese reclamo», y reiteró que el Tratado del Río Colorado del año 1976 no contempla a la represa mendocina como una obra aislada sino en el marco de un conjunto de obras que se deben hacer en forma secuencial, algo que no está ocurriendo en la actualidad.
«Durante muchos años, muchos y de buena fe pensaban que La Pampa no podía adoptar ese temperamento dado que había firmado el Tratado del Colorado del ’76, que preveía esa represa como una de sus obras. Yo les decía ‘es cierto, La Pampa firmó ese Tratado y fue ratificado por nuestra Legislatura, pero ese Tratado prevé todo otro conjunto de obras y una secuencia en su ejecución», remarcó. «Si hablamos solo de las obras que le interesan a la provincia de Mendoza y guardamos bajo la alfombra al resto, sin dar el resto de las discusiones, seguramente se va a producir un desbalance hídrico fenomenal».
Por ello planteó: «¿Por qué no discutimos también una obra que es muy importante para nuestra provincia y para Buenos Aires, que es el trasvase de al menos 50 metros cúbicos por segundo desde el Río Negro al Colorado, que es un trasvase compensador. De eso nadie hablaba, es un cupo que le corresponde por derecho a la provincia de Buenos Aires».

Unanimidad.
En la entrevista con Radio Noticias, el diputado Berhongaray reiteró que está trabajando en la elaboración de una ley nacional que complemente a la actual Ley 25688 de Gestión Integral de Agua en cuanto a «evitar en el futuro comportamientos unilaterales como los que suelen adoptar las provincias que están ubicadas aguas arriba», tal lo que ocurre desde hace décadas con el río Atuel y lo que se avecina con Portezuelo del Viento.
La ley 25688 crea los comités de cuenca «pero no precisa cómo se van a integrar ni qué funciones van a tener», detalló. La ley actual «tiene un articulo muy importante que dice que para la utilización de aguas en cuencas hídricas interjurisdiccionales, cuando exista el riesgo de afectar ambientalmente alguna de las otras jurisdicciones, es vinculante, es decir, obligatoria, la aprobación por el comité de cuenca correspondiente».
«Hay que constituir en el país los comités de cuenca y yo creo que hay establecer que necesariamente deben resolver, es decir, tomar decisiones por unanimidad», bregó Berhongaray. «Argentina todavía no ha podido desarrollar mecanismos institucionales para evitar estos comportamientos unilaterales de las provincias que están ubicadas aguas arriba, que siempre buscan administrar los recursos naturales de manera inconsulta».
«Es tremendamente peligroso que se construya cualquier represa u obra de regulación sobre un río interprovincial, porque hay muy bajas garantías de los condóminos que estamos aguas abajo para concretar un manejo compartido».

Suspensión.
Otra iniciativa en la que está trabajando Berhongaray apunta a «solicitarle al Poder Ejecutivo Nacional que se suspenda el inicio de la ejecución, o se detengan las ejecuciones, de toda represa u obra de regulación sobre alguno de los ríos interprovinciales que le pertenecen a nuestra provincia hasta tanto se conformen los organismos de cuenca que sean capaces de articular una gestión compartida».
Una primera intención del legislador es presentar esta iniciativa como un proyecto de declaración, aunque una opción que ha cobrado fuerza en el último tiempo es introducir esta exigencia en el proyecto de ley complementario de la ley 25688. «Eso aún es materia de análisis», aclaró.