Bochorno en el Concejo Deliberante de Eduardo Castex

La presidenta del Concejo Deliberante de Eduardo Castex (CD), Marina Baigorria, finalmente no pudo cesantear a la secretaria administrativa Romina Sala, porque surgió una contraposición de interpretación legal que no le permitió concretar su disposición. Anoche sesionó el CD local y Baigorria no asistió porque solicitó licencia “por problemas de salud”, e ingreso Julio Fernández en el bloque del Partido Justicialista y Claudia Tamagnone presidió la sesión. La bochornosa situación en el CD local se produjo porque la decisión se había adoptado sin tener en cuenta el reglamento interno, y cuando los concejales del Frepam y del PJ percibieron la existencia de la norma, mediaron entre las partes para “poner paños fríos” en un inconveniente que habría surgido por una interna del Frente Peronista Barrial (FPB) que se trasladó al ámbito legislativo local.
La presidenta del CD, Marina Baigorria, tomó -la semana pasada- la decisión de cesantear a la secretaria administrativa, y tras comunicar la novedad a los concejales del PJ y del Frepam, seguidamente se la transmitió a la secretaria administrativa y le solicitó que le entregará las llaves del edificio ubicado sobre la calle Sarmiento.
¿Por qué tuvo que dar marcha atrás con esta decisión? Surgió una cuestión de interpretación legal que no se pudo sortear -al menos- en lo inmediato. La Ley Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento le permite a los presidentes de los CD designar o remover los secretarios administrativos cuando así lo considere conveniente; pero el Reglamento Interno del CD castense establece que la presidencia debe contar con dos tercios de los votos para cesantear a la secretaria administrativa en medio del período legislativo. “Indudablemente, tenemos un Reglamento Interno que, al menos en este tema, se contrapone con la Ley Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento”, reconoció anoche un concejal consultado por esta corresponsalía.
“Ahora más allá del reglamento, de la ley y los dos tercios, todos tratamos de bajar los decibeles porque se genera una situación que no permite trabajar con tranquilidad y comodidad. Y nadie quiere armar un quilombo de llegar hasta la Justicia por problemas que surgieron entre dos personas”, reconoció anoche un edil castense.

¿Hubo una interna en peronismo barrial?
Las versiones más coincidentes están relacionado “el enfrentamiento” de la presidenta del CD, Marina Baigorria, y la secretaria administrativa, Romina Sala, con “una interna” local del Frente Peronista Barrial, que lidera Leonardo “Taperita” Abeldaño. Cuando Baigorria desafectó al entonces secretario legislativo Osvaldo Barbero, todo indicaba que una colaboradora que hace todo el trabajo administrativo pasaría a desempeñar ese cargo, para también reducir el costo político.
La presión de dos militantes locales del FPB ante Baigorria provocó que desplacen a Barbero, con quien trabajaban en una radio trucha local, y designen a la pareja de uno de ellos en el cargo legislativo. El FPB tomó esa designación como “un triunfo político”. Y cuando se realizó la apertura de sesiones legislativas arribó un grupo de militantes
encabezado por “Taperita” Abeldaño para “acompañar” a Baigorria y la nueva secretaria legislativa. Allí se sacaron fotos en el escritorio de Baigorria con banderas de la agrupación política. A los pocos días, la situación interna del FPB local comenzó a tener los
primeros “chispazos”. Después de una reunión, el FPB castense emitió un comunicado de prensa informando que Baigorria ya “no pertenecía” a ese sector político. “El alejamiento de Baigorria se dio por motivos que desconocemos. No ha tenido comunicación con nosotros”, anunciaron
-¿innecesariamente?- en una gacetilla de prensa. Y seguidamente hubo episodios extraños donde incluso se vulneró la privacidad de Baigorria. Desde una página web local “revelaron” una charla “vía WhatsApp” de Baigorria donde se refería a cuestiones políticas locales. Y después continuaron los ataques hacia Baigorria desde el mismo sitio administrado por militantes del FPB.