Inicio La Pampa Bolicheros piden debatir protocolo para reapertura

Bolicheros piden debatir protocolo para reapertura

EMPRESARIOS HABLAN DE UN "PANORAMA ANGUSTIANTE"

Empresarios de alrededor de 3 mil boliches y empresas de la industria del entretenimiento de la Argentina, entre ellas 18 pampeanas, conformaron recientemente la Industria del Entretenimiento (Idear), y buscan unificar criterios para sentarse a negociar con el gobierno nacional el regreso de la actividad. «Mantenemos contacto para consensuar qué protocolos se presentan para desarrollar un plan a futuro», aseguró Juan Fantino, presidente de la Cámara que nuclea a los boliches de La Pampa.
El sector que integran los boliches, clubes y centros culturales está entre los más castigados por el fuerte coletazo que generó la pandemia del coronavirus en el país. La provincia de La Pampa no es la excepción. «Tratamos de seguir lo que viene de Buenos Aires. Somos 18 empresarios y boliches en la provincia y buscamos que una vez que se defina algo a nivel nacional lo podamos implementar en La Pampa. En lo que avanzamos es en estar conectados, compartir reglas de juego y defender el sector como nunca antes se hizo», expresó a LA ARENA Fantino, presidente de la cámara e inquilino de un boliche en Eduardo Castex desde hace más de diez años.
Idear, recientemente lanzada, está formada por cerca de 3 mil empresarios y empresarias del entretenimiento y la nocturnidad. Además de los locales pampeanos, la conforman, por ejemplo, el Estadio Luna Park y la Ciudad Cultural Konex de la Ciudad de Buenos Aires y también discotecas como Cerebro y ByPass, de Bariloche.

Angustia.
Consultado sobre cómo califica la situación que atraviesa el sector en relación a la puesta en marcha del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) a fines de marzo, que los obligó a cerrar sus puertas, Fantino sostuvo que «es muy angustiante».
«Se nos relaciona siempre con un sector de poder adquisitivo alto y la verdad es que en los últimos dos o tres años sufrimos muchísimo la crisis porque se redujo mucho la cantidad de público que asiste a los locales», indicó y agregó: «Ahora, con la pandemia, es imposible proyectar y planificar, pero de todos modos somos optimistas y creemos que por ahí más cerca de septiembre, pasado el invierno, se puede llegar a encaminar algo».
Para el empresario, es imposible planificar una vuelta en la situación sanitaria que atraviesa el Área Metropolitana de Buenos Aires, epicentro de la pandemia.

Imposibilidad.
Si bien tanto el gobierno nacional como el provincial han dispuesto un paquete de medidas económicas para asistir a las pequeñas y medianas empresas durante el periodo de cuarentena, para el sector bolichero la imposibilidad de acceso a esas herramientas, más que nada a los créditos, es prácticamente imposible.
«Hay muchas posibilidades (de asistencia) que da Nación, la Afip o Anses. Nosotros podemos acceder a los créditos que ofrece por ejemplo el Banco de La Pampa o los bancos privados, pero no los podemos tomar porque no sabemos cuando volvemos y no generamos ingresos», lamentó el empresario.
Y añadió: «Si hay apertura restringida con público y horario veríamos como encaminar un crédito, pero ahora no porque si no generamos ingresos es imposible pagarlo».

Preocupación por fiestas clandestinas.
Durante la entrevista con un cronista de este diario, Fantino expresó su preocupación y la del sector debido a la cantidad de eventos y fiestas clandestinas que se han visto tanto en La Pampa como en el resto del país. “Nos preocupa que se estén desarrollando ese tipo de eventos clandestinos no sólo en nuestra provincia sino que también a nivel país”, manifestó el titular de la Cámara de Boliches y Pub’s de La Pampa.
Al argumentar el motivo de la preocupación, Fantino expresó que “eso nos perjudica, complica al sector porque se instalan nuevas culturas y lo cierto es que no hay nada regulado”. También aseguró que “esas macanas nos perjudican un montón en un momento en el que estamos hablando de la noche, tratando de instalar el tema para poder volver”.
En la provincia ya fueron varios los eventos clandestinos que se clausuraron. El más multitudinario de ellos ocurrió en un local de la Avenida Perón, en Santa Rosa, y reunió a 81 personas en su mayoría adolescentes, todos mayores de edad. Inmediatamente, el gobierno provincial retocó las disposiciones enmarcadas en el Distanciamiento Social, restringió el horario de los encuentros sociales y aclaró que existe una prohibición de circular durante la madrugada.