Inicio La Pampa Bombero le salvó la vida a una beba

Bombero le salvó la vida a una beba

GENERAL ACHA: ES ESTUDIANTE DE ENFERMERIA Y LE PRACTICO RCP A LA PEQUEÑA

El cuartel de Bomberos Voluntarios de General Acha le hizo un reconocimiento al joven Ezequiel Ocampos (25 años), integrante del cuerpo y estudiante de Enfermería, por su «actuación inmediata» mediante la cual le salvó la vida a una beba de 25 días. La pequeña presentaba problemas de respiración.
Ocampos actuó ante el llamado de la familia Aguilar-Miranda y junto a sus compañeros acudió al domicilio donde se encontraba la beba que no respiraba con normalidad. El servidor público le practicó los primeros auxilios destinados a desobstruir las vías respiratorias. Una vez realizada la tarea actuó personal de Salud.
«Uno siempre espera que este tipo de cosas te pasen, pero te pasan en el momento y en el lugar menos pensado», relató Ocampos a LA ARENA. El muchacho en abril cumplió apenas un año que ingresó al cuartel local.

El hecho.
El lunes a la tarde, cerca de las 18, un grupo de bomberos del cuartel de General Acha barría y acomodaba todas las cosas para efectuar lo que denominan la entrega de guardia a otros compañeros.
Sin embargo, a poco antes de regresar cada uno a su casa, les ocurrió lo menos pensado. «De repente vino un hombre, que vive cerca del cuartel, a los gritos porque su sobrinita, de apenas 25 días (de vida), no podía respirar y se ahogaba», señaló Ocampos.
«Salimos enseguida, tomamos los elementos necesarios, y como saben que estudio enfermería, los compañeros me mandaron directamente a mí a la casa», agregó.
Cuando llegó, Ocampos vio un panorama muy duro: el tío y la tía de la niña (al cuidado de la beba en ese momento) desesperados y la pequeña sin poder respirar. «Su cara se puso azul, y todo indicaba que se ahogó con el propio vómito», especificó.

Reanimación.
Ni el miedo del momento, ni la falta de experiencia, atemorizaron al joven bombero que hizo todo lo que había que hacer en el momento. Ocampos le practicó RCP y maniobras de desobstrucción respiratoria, es decir una «maniobra combinada» que aprendió como todos los bomberos mediante los cursos respectivos.
«Empecé con las maniobras y por suerte, en un momento, la beba comenzó a llorar lo que fue una gran noticia, ya que significó que el aire ingresaba a sus pulmones», sostuvo. Y añadió: «El color le volvió a la cara y en ese momento llegaron todos mis compañeros».
Una ambulancia arribó de manera inmediata y trasladó a la beba al hospital Padre Buodo donde fue internada y atendida por los médicos. «Fue un susto con suerte: en el hospital la terminaron de estabilizar y la beba quedó fuera de peligro», indicó.
Horas más tarde, la beba fue dada de alta y hoy ya está en casa con sus padres. El bombero indicó que todavía no pudo ver a los padres de la beba pero le hicieron llegar su agradecimiento a través de las redes sociales.
«Después de todo esto, y cada vez más, pienso en la importancia de los cursos de reanimación pero no solo para los bomberos o policías sino para toda la comunidad: tiene que ser algo que se enseñe en las escuelas», aconsejó.

Homenaje.
Por este episodio, la jefatura del cuartel de BV le otorgó a Ocampos una mención especial. «Sentimos muchísimo orgullo por Ezequiel y por todos los bomberos», destacó, por otra parte, el jefe del cuartel Martín Berdugo.
En diálogo con este medio indicó que en muchas ocasiones, como accidentes, u otro tipo de siniestros, los bomberos sienten mucha impotencia.
«Pero ahora, con hechos como este, sentimos mucho orgullo, y felicidad porque salió todo bien y la beba ya está en la casa con sus papás», resaltó. «Para mí, todos ellos, los bomberos, son compañeros con los que trabajamos a diario y arriesgamos nuestra vida».