domingo, 15 septiembre 2019
Inicio La Pampa Bonino: "Una bomba de humo"

Bonino: «Una bomba de humo»

PROYECTO DE BAJA DE LA EDAD DE IMPUTABILIDAD

El subsecretario de Niñez, Juventud y Familia de la provincia, Juan Pablo Bonino, se mostró contrario a modificar la edad de imputabilidad, pasándola de los 16 a los 15 años, como pretende el gobierno nacional.
«No es lo que piensan las instituciones o quienes trabajan con niños y adolescentes. Es algo ridículo y absurdo; se trata de una cortina de humo para asegurar el voto de la sociedad, es una práctica habitual de este gobierno (el de Cambiemos) que ante cada año electoral saca el tema de la baja de imputabilidad», dijo por Radio Noticias.
El funcionario provincial agregó: «Representa la posición ideológica que pretende más cárceles, más encierro, como una forma de garantizar seguridad. La delincuencia infantil no tiene incidencia en los indicadores de los estudios criminalísticos».
«Pensar en bajar la edad, es una falacia. Pero estamos frente al modelo social de este gobierno que pasó del 40 por ciento de niños y adolescentes por debajo de la línea de la pobreza (en 2015) al 62 por ciento actual».

Más represión.
El subsecretario indicó: «Frente a este modelo de exclusión, se requiere más represión. Bajar de 15 a 14 ó de 13 a 12, no implica que un niño pueda cometer un delito».
«Si lo que pretendemos es mejorar la seguridad, hay una sola forma: mejorar las condiciones de vida de la sociedad. Cuando mayor es la pobreza, los índices de la criminalidad aumentan».
Bonino recalcó: «Esto (la nueva discusión de la baja de la edad de imputabilidad) tiene un tinte electoralista, como cuando se intentó instalar la doctrina Chocobar o lo del protocolo de «hacer lo que se quiera» por parte de las fuerzas de seguridad; todo es el mismo plan y podemos caer en esta discusión».
Resaltó que La Pampa «impuso su postura en el Congreso Nacional de Niñez y Adolescencia, que firmó por unanimidad un proyecto de reforma de la Ley Penal Juvenil, algo que el gobierno nacional viene cajoneando desde hace un año».
«El régimen penal juvenil viene desde la dictadura y el dato de la imputabilidad es menor. Y se encara este tema con el apoyo de los fuertes grupos mediáticos que quieren garantizar la paz social en medio de una crisis que ellos mismos generan».

Sin respuestas.
El subsecretario Bonino remarcó que «seguimos defendiendo la presencia del Estado, porque es el Estado el que tiene la obligación de estar presente, porque es el único que puede igualar posibilidades, y este proyecto (del gobierno de Macri) propone lo contrario».
«Es grave hacer recaer en los niños la responsabilidad de algún delito, cuando el problema no son solamente los niños y adolescentes, sino de los adultos».
Bonino expresó que la criminalidad juvenil «mayoritariamente tiene que ver con delitos no graves (hurtos). En la ciudad de Buenos Aires, el año pasado, tuvo alrededor de 200 homicidios y uno solo cometido por un menor, o al menos se le imputó al menor».
«El sistema penal juvenil no da respuesta a la necesidad de los pibes. La solución la da el Estado», subrayó el subsecretario de Niñez.
«Se va a presentar un código que endurece penas, pero hay un proyecto de criminalidad y de seguridad, es un parche efectista. Es una bomba de humo para distraer y no discutir el tema de fondo: un régimen penal juvenil».

Sin derechos.
«Un pibe que está preso, no lo estaría de ser adulto. En el país, actualmente, hay pibes acusados de cometer un delito que tienen más posibilidades de estar presos que un adulto y es porque no tienen ningún derecho garantizado por las leyes».
«Los institutos de privación de la libertad de adolescentes, están llenos de chicos menores de 15 años y son pibes que por no modificarse la ley de responsabilidad penal, no tienen derechos. Ahora, lo único que se pretende es darles la prisión. Los pibes no tienen derechos, como tampoco lo tienen las mujeres, mayores y discapacitados».
«El país no tiene futuro ante este Estado ausente», concluyó Bonino.