Inicio La Pampa Le asignaron un auto a un taxista y desapareció

Le asignaron un auto a un taxista y desapareció

25 DE MAYO: LE DIERON TRABAJO Y SE ROBO EL TAXI

Una insólita situación vive el propietario de una empresa de taxis de esta localidad. Hace una semana le dio trabajo a un chofer que el domingo a la noche desapareció con el auto. La policía lo habría identificado y las cámaras del puesto caminero lo captaron cruzando el puente dique hacia Río Negro.
El hombre que está acusado llegó a 25 de Mayo hace poco tiempo. En ese lapso logró que un vecino del barrio La Esperanza lo alojara provisoriamente en un departamento. En tanto, el propietario de una empresa de «radio taxi», le dio trabajo.
De acuerdo a lo informado por fuentes policiales a radio municipal, el episodio fue precedido de una semana de trabajo en el que el hoy prófugo mostró una buena respuesta. Sin embargo, el domingo a la noche, aproximadamente a las 22, todo se salió de eje.
El taxista avisó que pasaría por su casa para cambiarse de indumentaria. Como tardaba, desde la base, empezaron a reclamarle la presencia por la radio. Fue allí que el hombre, en su último contacto, les dijo que estaba yendo a la base, que está ubicada en la Avenida San Martín.
Los operadores del «Radio taxi» esperaron pacientemente que el chofer llegara con el auto. Un par de horas después, como directamente se cortaron las comunicaciones, decidieron acudir a la comisaría y plantear una denuncia.
A partir de allí, se inició una investigación que conduce el comisario Juan José Martiní, provisoriamente a cargo de la departamental. Mediante el trabajo detectaron videos en los que, a poco de cortar las comunicaciones, se observa al hombre conduciendo el automóvil en cuestión, pasando por el puesto caminero, que la Policía de La Pampa tiene sobre la ruta nacional 151 en inmediaciones del puente dique, cruzando el límite e ingresando a la provincia de Río Negro, lo que confirma el dolo.

Por las redes.
Otra de las acciones que utilizaron los damnificados, para tratar de recuperar el taxi, fue recurrir a las redes sociales. Allí explicaron la situación publicando fotos del vehículo y del supuesto empleado infiel. «¡Gente solicitamos ayuda! Este hombre Alejandro arias, de Catriel, Río Negro, se robo este auto -Volkswagen- Voyage patente OOX 614. Hace unos días se lo tomó para trabajar de chofer en Radio Taxi Agus, de la calle San Martín. (En 25 de mayo La Pampa) en el día de ayer, 1 de agosto a las 22 horas solicitó ir a cambiarse -a su vivienda- y no regreso más. Se lo vio por las cámaras del puente dique pasar con el auto, para el lado de Catriel. Pedimos que se comparta y cualquier novedad, avisar a la Policía o a este número: 299-6154658», pidió un hermano del dueño de la parada.
El mismo usuario, además de replicar ése mensaje, añadió facsímiles de la foto del supuesto apropiador del taxi, como así también de su documento de identidad. Allí figura que tiene unos 41 años, que es nativo de la ciudad de General San Martín, Mendoza, y que hasta hace algún tiempo residió en Bahía Blanca. También asegura, que en su huída, damnificó al vecino que le prestaba la habitación porque «se llevó todo».
Por este tema hay una causa judicial en curso caratulada como «hurto». La policía trabaja en base a algunas pistas que los llevan hacia la vecina provincia de Río Negro, donde están trabajando en consonancia con la Policía de ésa jurisdicción. Saben que al momento de huir con el taxi este tenía el tanque lleno, por lo que no descartan que pueda estar en Catriel o en alguna de las localidades de la región.

Otro daño en espacio.
El municipio de 25 de Mayo confirmó que nuevamente autores desconocidos destrozaron luminarias en el espacio público en inmediaciones del edifico comunal. Es la cuarta vez en pocos meses que se produce un hecho similar. El acto de vandalismo se produjo en la madrugada del domingo en el espacio verde que está emplazado entre la municipalidad, el Banco de La Pampa y el Auditorio Municipal. Allí, aprovechando que no hay cámaras en el lugar, y amparados en la noche, volvieron a destrozar una decena de luminarias que están enclavadas a la vera de las veredas que permiten cruzar ese sector público.