Inicio La Pampa Buscan controlar a mascotas

Buscan controlar a mascotas

SUPERPOBLACION DE PERROS Y GATOS EN QUEHUE

En Quehué, hay una mascota por cada habitante, según un relevamiento realizado por estudiantes de la Facultad de Ciencias Veterinarias, por lo que se están llevando a cabo acciones para poder controlar la superpoblación.
En la pequeña localidad ubicada a 75 kilómetros al sur de Santa Rosa hay una mascota por cada 1.2 habitantes. El dato surge de una encuesta que realizaron docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLPam, en el marco de un Proyecto de Extensión Universitaria (PEU) que contribuye a dar solución a este problema en el pueblo y que favorecerá la formación profesional de los futuros médicos veterinarios.
El censo realizado por el equipo de extensionistas es alarmante debido a que la Organización Mundial de la Salud estableció que la proporción mascotas-humanos debe ser de una cada diez en zonas urbanas. La superpoblación de perros y gatos detectada en Quehué aumenta la probabilidad de generar el contagio de enfermedades zoonóticas. De hecho, las autoridades municipales reportaron el fallecimiento de un vecino, víctima de hidatidosis, enfermedad que transmiten los perros a través de la materia fecal, y de la que se han registrado varios casos en la zona.

Actividades.
El grupo se encuentra abocado desde el año pasado a solucionar este problema de Salud Pública, según informaron al área de Comunicación Científica de la UNLPam. Hasta el momento, han realizado charlas de sensibilización destinadas a estudiantes de primaria y secundaria, en las que se abordaron temas de salud, vivienda, alimentación, higiene, recreación, control de natalidad, afecto, protección y contención. Luego, junto con veterinarios locales, docentes y estudiantes del colegio secundario, personal de Salud Pública de la Provincia y graduados autoconvocados llevaron a cabo una jornada de vacunación contra la rabia y el censo de todas las mascotas de la localidad.
Durante el relevamiento, se tomó conocimiento de que el 25% de los habitantes fue diagnosticado con alguna patología zoonótica. Por estos motivos, el equipo trabajó con la médica del pueblo y también con personal de Salud Pública de la Provincia, quienes realizaron ecografías a estudiantes de la primaria y personas en riesgo para hacer una detección temprana, y posterior tratamiento, de hidatidosis.
A su vez, otra actividad importante fue la jornada de castración de caninos y felinos -tanto machos como hembras-, en la que priorizaron a aquellos pacientes que provenían de familias con riesgo sanitario. En este sentido, Pablo Vaquero, docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias y director del PEU, sostuvo que «teniendo en cuenta la cantidad de castraciones y los períodos reproductivos de cada especie podemos calcular la disminución de la potencialidad de reproducción de las mascotas aproximadamente en 600 ejemplares en 5 años».
Por otra parte, el docente reconoció el rol fundamental que asumió la Municipalidad de Quehué con esta iniciativa, y explicó que aportó los espacios donde se realizaron las charlas y las cirugías. Además, se ocupó de la logística en la etapa de castraciones y de los cuidados pos quirúrgicos de los animales, acciones que estuvieron a cargo de dos veterinarios locales y del viceintendente, todos ellos graduados de la Facultad de Veterinarias.