Inicio La Pampa Buscan multar a quien arroje basura en lugares prohibidos

Buscan multar a quien arroje basura en lugares prohibidos

GENERAL ACHA: MUNICIPIO ELEVARA PROYECTO DE ORDENANZA AL CONCEJO

El Ejecutivo municipal de General Acha tomó la decisión de sancionar a aquellas personas que arrojen basura en lugares no permitidos. Hay sectores que, poco después de haber sido limpiados, aparecieron completamente sucios. Por esa razón se adoptó la determinación de aplicar una fuerte multa, de 30 mil pesos, a quienes originen mini basurales clandestinos en la localidad.
Fuentes oficiales informaron a LA ARENA que la decisión política ya está tomada, por lo que el proyecto de ordenanza impulsado por el Ejecutivo, será remitido en entre jueves o viernes, o más tardar los primeros días de la próxima semana. De esta forma, se buscará generar conciencia, y al mismo tiempo castigar con una multa alta a las personas que realicen este tipo de acciones que tanto daño provocan.

Cámaras.
Aunque no se dio a conocer los detalles del proyecto de la normativa que la viceintendenta Judit Acri enviará al Concejo Deliberante para que sus integrantes efectúen su correspondiente análisis, se adelantó que además de la multa, también se prevé la instalación de un sistema de video vigilancia que posibilite identificar a los vecinos que arrojen desechos en lugares no habilitados.
Hace meses que operarios y maquinarias municipales trabajan intensamente en diferentes zonas de la periferia de la ciudad, a los fines de terminar con los basureros clandestinos. Se trata de una tarea que demanda muchas horas de trabajo, y que su existencia atenta contra el medio ambiente y la salud de todos los achenses.

Trabajo.
«Se han hecho múltiples limpiezas en diferentes sectores, pero al otro día de haberlas realizado, aparecen nuevamente sucios. Por ese motivo, además de la aplicación de una multa de 30 mil pesos, se suma la incorporación de cámaras de seguridad. Esto posibilitará garantizar el control y evitar así la existencia de basureros clandestinos», se indicó.
En ese sentido se recordó que, en algunos casos, hay lugares que se han limpiado hasta cuatro veces, y días después aparecen totalmente sucios. Se trata de una práctica que fomenta la propagación de mini basurales, lo que representan focos infecciosos, que causan daños al medio ambiente y a la salud de todos los habitantes de la comunidad.