Inicio La Pampa Buscan regar cinco mil hectáreas en La Pampa

Buscan regar cinco mil hectáreas en La Pampa

El Consejo Regional Buenos Aires Sur del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) avaló un proyecto para ampliar el área de riego en Villarino y Patagones con aguas del río Negro, en donde se prevé el riego de cinco mil hectáreas en la localidad pampeana de La Adela.
Según informaron, el Consejo Regional del organismo aprobó «las gestiones orientadas a la mejora y aumento del área con riego en el sur de la provincia de Buenos Aires». Se trata de un proyecto de Riego Integral para el Extremo Austral de Buenos Aires, que se encuentra «motorizado por la Comisión de Recursos Hídricos del Plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense».
Para avanzar con la iniciativa, las autoridades bonaerenses buscaron el respaldo del sector científico y tecnológico con injerencia regional. De esta manera, el pasado 8 de julio se trató la solicitud y se redactó una nota que avala el proyecto.
«En 2017 la provincia de Buenos Aires solicitó un cupo suficiente de agua del río Negro para materializar los históricos proyectos de riego en el Sur de la provincia de Buenos Aires. Los suelos y el clima de la región, el arraigo de sus pobladores rurales y la proximidad al puerto son fortalezas que potencian esta iniciativa de progreso», recordaron desde el INTA.

La Pampa.
En el plano geográfico publicado por INTA, se precisa que el lugar del «nuevo trasvasamiento» está ubicado en la zona de Chelforó, al norte del río Negro, para «luego con mayor caudal de agua en el río Colorado realizar una toma ‘potable’ entre Salto Andersen y la Adela, y transportarla mediante un canal hasta la localidad de Médanos e irrigar también un área en Villarino Norte (50 mil hectáreas), según se detalló en un artículo publicado en la Agencia Periodística Patagónica.
El proyecto también incluye un segundo canal entre Negro Muerto, ubicado en la provincia de Río Negro, hasta Stroeder, en el partido de Patagones de la Provincia de Buenos Aires, para regar 150 mil hectáreas., al que podría añadirse un derivador hasta Corfo sumando 100 mil hectáreas adicionales a las existentes.
A su vez, el proyecto dispone unas cinco mil hectáreas para La Pampa en el departamento de Caleu Caleu y otras cinco mil hectáreas a Rio Negro en Chelforo para áreas bajo riego.

Gestiones realizadas.
El INTA reseñó las principales gestiones de la Comisión de Recursos Hídricos del Consejo Regional del Plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense, integrada por los municipios de Villarino y Patagones, la Corporación de Fomento Río Colorado (Corfo), y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
De esta manera, precisaron que en Septiembre de 2016, en una reunión se reconoció que en la región existían recursos hídricos «insuficientemente explotados». Al año siguiente, en base a «una exhaustiva recopilación de antecedentes realizada por la Comisión», la provincia de Buenos Aires solicitó, en el Consejo de Gobierno de la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC), «que se definan los cupos de agua para las provincias rivereñas», y solicitó un cupo de 201 m3/s del río Negro.
En 2018, la Universidad Nacional del Sur (UNS), con el apoyo de La Bolsa de Cereales y la Cámara Arbitral de Cereales de Bahía Blanca, destacó «el impacto positivo en lo económico y social que el Proyecto de Riego Integral traccionará en toda la región». Luego, en febrero de 2019, la Comisión «elaboró los Términos de Referencia (TDR) para que una consultoría especializada establezca la pre-factibilidad de todos los Proyectos existentes», lo que «despertó el interés de la UNS».
En junio del año pasado, la Autoridad del Agua (ADA) completó la revisión sistemática de los proyectos de riego que alcanzaron difusión pública, disponibilidad de suelos para el riego, áreas regables, módulos de riego y pautas para establecer el caudal ecológico. Finalmente, indicaron, en agosto de 2019 la UNS «ofreció su capacidad académica para desarrollar la Consultoría correspondiente a los TDR elaborados por la Comisión, indicando que cuenta con recursos intelectuales adecuados y la voluntad para emprender ese desafío».