Inicio La Pampa Cae producción de maquinaria

Cae producción de maquinaria

PESE A LA COSECHA RECORD, SE FABRICAN MENOS IMPLEMENTOS AGRICOLAS

La producción de maquinaria agrícola se desplomó un 55,9 pñor ciento en el primer cuatrimestre del año, según la medición del Indice de Producción Industrial (IPI).
«El retroceso en la producción del corriente año podría obedecer a la necesidad de las fábricas de deshacerse de sus stocks acumulados», sostuvo en un informe la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).
Un análisis sobre las ventas de los principales equipos en los primeros cuatro meses de 2019, permitió verificar una caída de las ventas de cosechadoras del 12,1 por ciento; mientras que los tractores exhibieron una merma mayor en este período, 28,7 por ciento respecto de 2018.
Según el informe, las exportaciones en valores de maquinaria agrícola totalizaron, en el primer cuatrimestre de 2019, 36,8 millones de dólares, una baja del 0,4% con relación a igual período de 2018.
Mientras que en volúmenes (medidas por las toneladas despachadas), se registró un incremento de apenas 1,4 por ciento en el período analizado, tras caer 13,8 por ciento el año anterior.
Las importaciones de maquinaria agrícola y del resto de los equipos afines para la agricultura totalizaron 219,7 millones de dólares durante el primer cuatrimestre del corriente, lo que significó una contracción del 62,1 por ciento respecto de igual período de 2018.
Por otro lado, las toneladas importadas cayeron 66,7 por ciento, siempre respecto de los mismos meses de 2018, al adquirir 17,9 miles de toneladas.

Prevén reactivación.
Con respecto al destino de las exportaciones, en el primer cuatrimestre, Brasil conserva el primer lugar con el 47,7 por ciento del valor total exportado, seguido por Paraguay (12,5 por ciento), Alemania (6,7 por ciento), Uruguay (5,5 por ciento) y Rusia (5,5 ciento).
Entre los países de origen de las importaciones en valores, Brasil continuó siendo el principal de ellos, con una participación del 40,7%. A mucha distancia aparecen Estados Unidos (16,1%), y Alemania (10,8%).
En ese sentido, y según consignó Noticias Argentinas, el director de IES Consultores, Alejandro Ovando, sostuvo que «tras un primer cuatrimestre de 2019 malo para la producción y las ventas, prevemos una reactivación de la demanda en los meses que se avecinan, de la mano de productores agrícolas con mayor rentabilidad».

Consumo y despachos de cemento en caída libre
Un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), que depende de la Fundación Mediterránea, ubica a La Pampa entre las cinco provincias donde los despachos de cemento más se redujeron en el segundo trimestre. El reporte elaborado por Jorge Day se denomina “Una recuperación que apunta a ser heterogénea por regiones” y pone el foco en que las regiones del país que peor la están pasando son el Noroeste Argentino (NOA) y el Noreste Argentino (NEA).
“Los datos del segundo trimestre muestran un punto de inflexión de las tendencias recesivas en la zona pampeana, en Cuyo y en la Patagonia, pero ese fenómeno no se advierte todavía para las regiones NOA y NEA. Considerando tres motores de la actividad económica, como son el consumo, el gasto público y las exportaciones, el tercero de ellos pesa menos en las provincias del Norte del país (con algunas excepciones). La contracción del mercado interno y las restricciones fiscales, por ende, han pesado más en esas regiones del país”, sostiene.

Cemento: -51%.
Si bien nuestra provincia está ubicada en la Región Pampeana, en la que el Ieral advierte signos de recuperación en cuanto a exportaciones, el dato referido a los despachos de cemento es lapidario: “En despachos de cemento, las variaciones interanuales del segundo trimestre reflejan gran disparidad por provincia, con subas cercanas o superiores a 20% en San Juan, Buenos Aires, Corrientes, Chubut y Entre Ríos, mientras que con caídas cercanas o superiores a 50% se encuentran La Rioja, Catamarca, Formosa, La Pampa y Misiones”.
La Pampa, con una caída del 51%, está en el lote de las cinco peores, compartiendo espacio junto a cuatro provincias del NOA y el NEA, las regiones, según el informe, donde la supuesta recuperación a la que aluden, todavía no llegó.

Exportaciones: 8%.
Los pampeanos sí estamos incluidos dentro del reporte en un párrafo que refiere a un aspecto positivo. “Considerando la dinámica de poder de compra de las exportaciones y su ponderación en el PBG provincial, se tienen mejoras cercanas o superiores a 5% interanual (datos de marzo/abril) en Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, Santiago del Estero, San Luis, La Pampa, Santa Fe, San Juan y Santa Cruz”, dice el Ieral.
“Aunque todavía no se observa un boom de las ventas externas, se puede comentar que, por un dólar más caro, el poder de compra de los exportadores ha mejorado notoriamente, a pesar de las mayores retenciones. Eso se ha podido aprovechar más en la región pampeana, y en parte de la Patagonia.
La Pampa creció un 8% en este aspecto, donde no sólo se ha considerado la dinámica del poder de compra de los exportadores, sino además la importancia de las mismas en cada provincia.

Ventas de 0KM y supermercados.
El informe indica que el país sufrió una fuerte caída en su actividad económica, principalmente por la abrupta reducción del poder de compra de su población, luego de las devaluaciones experimentadas desde 2018. Day asegura que las regiones norteñas resultaron más afectadas.
“En general, varias provincias norteñas cuentan relativamente con menos recursos naturales, y se hallan muy alejadas de los grandes centros de consumo. Por ende, son más dependientes de los fondos nacionales y son menos exportables. De los tres motores de la actividad económica –consumo, sector público y exportaciones– los dos primeros pesan más en dichas regiones. Y justo esos dos motores son los que se desinflaron desde mediados del año pasado”, sostiene.
Tanto en ventas de 0km como en las ventas en los supermercados, los números de La Pampa son negativos, como los del resto de las provincias del país: -48% en el segundo trimestre en el rubro automotor y -14% en el período abril-mayo, en el supermercadil.
El indicador de capacidad de compra mostró una caída del 13% (marzo-abril) para los salarios privados en nuestra provincia y una reducción del 30% para el crédito al sector privado (segundo semestre). En ambos casos todas las provincias estuvieron en rojo con la única excepción de San Luis para el caso del crédito al sector privado. En esa provincia, se registró un crecimiento del 16% en ese aspecto entre abril, mayo y junio.