Caen 6,4% ventas del Día del Padre

LO REVELO CAME. EL AÑO PASADO YA HABIA BAJADO

Hubo poco movimiento en la calle para esta ocasión, aseguraron desde CAME. El año pasado las ventas habían caído un 3,6% respecto a 2016. Ahora la baja fue más pronunciada todavía.
“Las cantidades vendidas por los comercios minoristas por el Día del Padre 2018 tuvieron un descenso del 6,4% frente a igual fecha del año pasado. La baja es importante si se tiene en cuenta que en 2017, para esta misma fecha, las ventas se habían retraído 3,6%”, comienza el comunicado que ayer difundió la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Desde la organización empresaria aseguran que el poco movimiento que hubo por estos días tuvo que ver, también, con el mundial de fútbol, que no solo incluyó el partido de la Selección Argentina, entre las 10 y las 12 del sábado, sino el resto de los partidos de la jornada. “Tampoco el frío y la situación económica del país fueron buenos aliados”, aclararon.
Desde la entidad aseguran que, más allá de las caídas en las ventas de los últimos años, el Día del Padre es una fecha que “comercialmente viene perdiendo peso en los últimos años”. “Se prioriza más el encuentro con la familia que el regalo en sí. Por eso, esta temporada lo que más abundó fueron reservas en restaurantes, o pedidos de comida en la modalidad ‘delivery'”, explicó CAME.

Pocas “promos”.
La rentabilidad golpeada de los comercios llevó también a que las promociones de este año no fueran lo suficientemente atractivas. “La gente se orientó a productos económicos y los comercios lanzaron descuentos de hasta 40% por pagos en efectivo. Las familias priorizaron poder comprar en cuotas sin interés y no en todos lados se podían conseguir esas condiciones de financiamiento. Por eso las operaciones en una cuota o en efectivo fue por montos moderados”, indica el parte de prensa.
“Hubo muchas tarjetas con los límites cargados. Se dividieron pagos en dos o tres plásticos y también sumando efectivo. Se notó en el mercado la falta de poder adquisitivo y la incertidumbre sobre el rumbo económico”, evaluó CAME.

Perfumes y comidas.
Solo el 23,7% de los comercios consultados finalizó la fecha en alza frente al 2017. El 58,8% terminó en baja y el 17,5% sin cambios. Los rubros de mejor performance fueron “Perfumerías”, que se mantuvo sin cambios frente al año pasado y “Gastronomía y Restaurantes”, donde las ventas declinaron sólo 0,2% frente al Día del Padre anterior.
El ticket promedio se ubicó en 680 pesos, un 19,2% por encima del 2017, pero la inflación anual fue superior, lo que muestra el cuidado del consumo. De los 13 rubros relevados, 12 finalizaron la fecha con bajas anuales y uno, “Perfumerías” se mantuvo sin cambios frente al año pasado.
Los desplomes más fuertes (medidos en cantidades) se produjeron en “Libros, CD y DVD” (-12,2%), “Herramientas y artículos de ferretería” (-10,5%) e “Indumentaria”‘ (-9,6%).
CAME relevó que sobre un total de 3.300 consumidores, el 18% de las ventas del Día del Padre fueron online, el 43% se realizaron en comercios a cielo abierto, el 9% en supermercados y el 30% en shoppings. “Este año, bajó la participación de supermercados y shopping en las elecciones de lugar de compra, y como se marca aumentaron negocios a cielo abierto e Internet”, explicó la Cámara.

Artículos del hogar.
Un rubro que se mantuvo fue “Artículos del hogar y para uso personal” donde las ventas declinaron sólo 0,3%. Igualmente, las tiendas consultadas comentaron que tuvieron salida productos de muy bajos precios, y se despacharon en todo caso más calefactores y televisores por el mundial que regalos puntuales del Día del Padre.
CAME concluyó que en todas las provincias del país “la venta fue débil, sin excepción”. “Ganaron mercado los que ofrecieron mejores precios y condiciones de ventas, pero no todos los comercios pudieron sumarse a esas propuestas. Dependía mucho de la situación particular. Las ventas informales, ya sea en la modalidad manteros o saladitas le restaron consumo al comercio formal, ofreciendo en muchos casos la misma mercadería pero a precios mucho más bajos por no pagar impuestos y otras obligaciones”, finalizó el informe.