Un café cerró por un inesperado conflicto

DIFERENDO ENTRE PROPIETARIOS DE COMERCIOS EN UNA GALERIA

Un conflicto determinó que un café que no hace muchos meses abrió sus puertas -en la esquina de 25 de Mayo e Yrigoyen-, en estas horas se mantenga inactivo y sin saberse cuál será su destino final.
¿Por qué causas? Al parecer habría problemas de vecindad: esto es que al tratarse de una galería ubicada en una esquina, se habría producido un conflicto entre los propietarios del Café “Posdata”, y el dueño de una bijouterié -negocio ubicado por delante del mencionado bar-, que ha llevado a una serie de enfrentamientos verbales, que incluyen las redes sociales.
Desde la Municipalidad de Santa Rosa la directora de Desarrollo local, Élida Deanna, al ser consultada expresó no conocer si había un problema, y que para el lugar se había requerido el “apto técnico” que debe brindar la Dirección de Obras Públicas y que se resolvería próximamente.

¿Qué irá a pasar?
Lo cierto es que desde hace algunos días el coqueto sitio está cerrado al público, y algunos mensajes -escritos pegados en los vidrios del comercio, y otros que se pudieron leer en las redes sociales- hacen presumir la posibilidad que finalmente no sea reabierto.
El titular el comercio de bijouterié, Gerardo Klimberg, le explicó a LA ARENA que el tema reside en que esa esquina -una galería- tiene como dueño a sucesores de Claudio Pérez Martínez, que poseen el 75% del inmueble, y él por su parte adquirió el 25% restante. Agregó Klimberg que “lo cierto es que hay lugares comunes” en el PH (propiedad horizontal) que entiende deben ser respetados.

Ninguna discriminación.
Señaló que para el café quedaron dos baños que tendrían que poder ser utilizados por “todos” los propietarios, y que como “Posdata” se “adueñó” de esos sanitarios hubo que construir otro dentro del local de bijouterié. Lo mismo sucedería con los pasillos, donde los propietarios del café colocan mesas y sillas en un lugar que debiera ser de utilización común.
El reclamo de Klimberg habría chocado con las intenciones de los dueños de “Posdata”, que originó un ida y vuelta entre las partes. El hombre señaló que cuando les formuló el reclamo se encontró con una respuesta intempestiva, y que incluso se lo tildó de homo fóbico. “¿A mí que soy judío me van a hablar de discriminación?”, cuestionó sin aceptar la acusación.
El comerciante dijo que efectuó una presentación en la Municipalidad de Santa Rosa, y ahora está a la espera de una resolución.

“Nos vamos a encontrar”.
Por su parte desde “Posdata” también dijeron lo suyo, pero a través de carteles pegados en las vidrieras del local. En uno de ellos se puede leer: “Queremos agradecer todos los hermosos mensajes, llamados y la buena onda que todos nos tiran. para nosotros es muy importante el apoyo. También queremos aclarar que esto no es una cuestión de discriminación, como nos han dicho que llegaron ‘WhatsApp’ con esa info. O al menos no radica allí el problema”, aclararon.
El escrito continúa: “Estamos haciéndole batalla a esta situación que con voluntad podría haberse resuelto más rápido. Sea la esquina de la 25 o en otra nos vamos a volver a encontrar… Porque cuando las cosas se hacen bien, y uno esta tranquilo, acá o allá… será lo mismo”.
Finalizan señalando estar “agradecidísimos por toda la gente que se preocupa y nos ofrece su ayuda: desde un escrache, hasta clientes abogados, ,Cámara de Comercio, vecinos de locales y todos los que saben que Posdata es una parte de nosotros, que nos gusta compartir. Esperemos volver pronto. Acá trabajamos familias. Toda cadena que se corta, perjudica al resto, en este momento donde nada es gratis. No se juega con la comida de la gente (aunque haya seres con el ombligo muy grande)”, concluyen.

FOTO: FACEBOOK.