Inicio La Pampa Caleufú: intendente paralizó obra y pidió asesoramiento

Caleufú: intendente paralizó obra y pidió asesoramiento

CUESTIONAMIENTOS "POLITICOS" A AMPLIACION DE MUSEO MUNICIPAL

El intendente de Caleufú, Oscar Baras, suspendió momentáneamente las obras de ampliación del Museo Histórico Municipal «Luis Fiandrino», luego de los cuestionamientos públicos que recibió el emprendimiento, acusando al municipio de no respetar el edificio de la vieja estación del ferrocarril.
El proyecto de ampliación incluye un cerramiento del andén, sin tocar la estructura original y montar una gran vidriera para la exhibición, entre otras cosas, de una gran cantidad de vehículos antiguos y de competición hoy en poder de sus propietarios.
Baras le dijo ayer a LA ARENA que no hay motivos reales para detener la obra, pero ante los cuestionamientos que definió como «políticos», decidió convocar a autoridades de la Secretaría de Cultura para la consulta pertinente. «Siempre he sido respetuoso de las leyes y disposiciones y ahora hago lo mismo, aunque estamos seguros de lo que estamos haciendo», afirmó.
El proyecto fue elaborado por profesionales de la arquitectura, «y como ha pasado con el resto del predio nunca nos pasamos un centímetro de lo que Ferro Expreso nos permitió», sostuvo haciendo referencia al amplio espacio que corta en dos la localidad y que Baras ha transformado en un atractivo parque que incluye un lago artificial y un anfiteatro, entre otras atracciones.

Autos en marcha.
El jefe comunal informó que tras un encuentro de autos antiguos celebrado tiempo atrás, surgió la iniciativa de encontrar un lugar para un parque «de históricos autos, casi todos en marcha y en perfectas condiciones y dignos de ser vistos por todos porque son un patrimonio deportivo y cultural de la localidad y la zona», argumentó.
Entre ellos mencionó a Ricardo Lencioni, ampliamente conocido por su actuación deportiva en el automovilismo, en varias categorías.
El proyecto arquitectónico iniciado y ahora detenido, «en nada altera la fachada del edificio de la Estación», enfatizó y agregó que «lo que se hará es una galería vidriada que no compromete el techo, las columnas y las molduras originales. Incluso mantiene el mismo estilo» que la emblemática construcción.
En los primeros pasos, la obra muestra el levantamiento de dos paredes laterales sobre las que se basará el vidriado. Estos primeros movimientos provocaron la reacción, desde redes sociales, de algunos lugareños que embatieron contra el intendente acusándolo de no respetar el patrimonio histórico y arquitectónico que representa la estación.
De inmediato el jefe comunal decidió paralizar los trabajos y convocar a Cultura. Ese encuentro se podría dar de inmediato, más allá de que el intendente tiene claro que el embate viene de los concejales de la oposición, con los que nunca tuvo una relación fluida (ver aparte).

Un ataque constante de la oposición
Hurgando un poco en la actualidad y con la ayuda de los archivos, más o menos rápido puede llegarse a la conclusión de que lo que dice Oscar Baras, intendente peronista de Caleufú, lleva algo de razón. «Es político», resume sobre el ataque a la ampliación del Museo Histórico.
Luego de varios períodos de gestión radical (por entonces así, radical a secas), Baras dio un supuesto batacazo y arrebató el sillón municipal a lo que era una hegemonía. Fue en 2011, en sintonía con los festejos por los 100 años de la localidad.
A poco de asumir, Baras denunció en la Justicia a su antecesor, Carlos Irrazábal, a su tesorero y a la viceintendenta Susana Martín, por gastar en una fiesta un dinero con destino específico que llegó en noviembre de ese año.
Los casi 400 mil pesos de entonces, la Justicia comprobó que se gastaron para hacer el almuerzo por el Centenario del 29 de octubre de ese año, 2011. Irrazábal y el tesorero se declararon insolventes y recibieron como pena un año de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Susana Martín, viceintendenta y antecesora de Irrazábal en el municipio, fue absuelta.
Martín regresó al municipio en 2015, esta vez como concejala. Desde entonces y hasta ahora, afirman en la localidad desde el oficialismo, nunca visitó el despacho de Baras y sistemáticamente votó en contra los balances mensuales que presentó el intendente. Lo hizo en los cuatro años anterior y repite en esta gestión, acompañada ahora por Sergio Rosales, ambos en minoría.
En esta década, la gestión de Baras transformó Caleufú. Se ve y el pueblo lo ha ratificado ampliamente en las urnas. La actual oposición no parece estar muy de acuerdo.