Inicio La Pampa Las calles como ríos

Las calles como ríos

La lluvia no le da tregua a la capital pampeana. El fuerte aguacero que azotó ayer a última hora en Santa Rosa volvió a causar inconvenientes y generó un caos vehicular. Según los datos obtenidos desde la central meteorológica de la Cooperativa Popular de Electricidad, se registró la caída de 43 milímetros en dos horas. Además del agua, se registró caída de granizo, vientos fuertes e importantes descargas eléctricas.
En esta oportunidad, las calles de la ciudad se tornaron intransitables. En la esquina de Salta y Duval, dos autos se quedaron encajados y no pudieron avanzar. Por otra parte, los vecinos de esa zona se vieron obligados a quedarse en sus casas debido a que, para cruzar la calle, debían atravesar literalmente un río que les llegaba hasta las rodillas. Incluso, en ese momento el director de Defensa Civil de la provincia de La Pampa, Luis Clara, se vio forzado a retroceder en su vehículo y modificar su recorrido ante la imposibilidad de avanzar.
Por otra parte, producto de la lluvia en la esquina de Tomás Mason y Mendoza se inundaron varias viviendas. Personal policial cortó totalmente el tránsito en esta última arteria. De esta manera, la zona norte de la ciudad quedó aislada por el corte y se provocó un importante caos vehicular.
La cantidad de lluvia en tan poco tiempo también generó problemas en otras zonas de la ciudad. En algunos de los barrios de la capital, entre ellos el Butaló, se registró un corte de escasa duración en el suministro eléctrico dejando a los vecinos y vecinas sin luz.
Fuentes municipales informaron que los cuencos no se desbordaron. Sin embargo, alentaron a la población a no circular hasta que escurra el agua en las calles que no poseen desagües pluviales.

Fuertes vientos.
Además de la lluvia, con el temporal el viento alcanzó ráfagas de 61 Km. por hora. En la calle Santa Cruz al 1700, a una vecina se le voló el techo de su vivienda. Además, en distintas zonas de la capital se volvieron a registrar ramas caídas.
Cerca de las 22, las fuertes ráfagas derribaron una planta que cayó sobre el alumbrado público. De esta manera, una gran porción del Parque Recreativo Don Tomás quedó sin iluminación.
Por otra parte, la Ruta Nacional Nº 5 fue cortada al tránsito por personal policial debido a que otra vez cayeron árboles sobre la calzada producto de los fuertes vientos. Si bien no fue tan grave como sucedió hace diez días atrás, nuevamente interrumpió el paso de los automovilistas.
Al cierre de esta edición la ruta continuaba cortada desde el frigorífico Carnes Pampeanas hasta el kilómetro 587, en cercanías de Anguil. No se habían registrado hasta el momento accidentes viales.

Alerta meteorológico.
Ayer, el Servicio Meteorológico Nacional había emitido un alerta por tormentas intensas con ocasional caída de granizo, abundantes precipitaciones y fuertes vientos para el Norte de La Pampa.