Inicio La Pampa Cámara le ordenó al juez que levante la quiebra de frigorífico

Cámara le ordenó al juez que levante la quiebra de frigorífico

LA PLANTA PODRIA ESTAR EN CONDICIONES DE VOLVER A OPERAR EN POCOS DIAS

(General Acha) – Los integrantes de la Sala 3 de la Cámara de Apelaciones hicieron lugar ayer al recurso de queja para que el juez en lo Civil, Gerardo Bonino, levante la quiebra del Frigorífico General Acha y la planta pueda comenzar a producir. El viernes pasado se cumplió la fecha límite que Bonino estableció para decretar si era válido el levantamiento de la quiebra del frigorífico por avenimiento requerido por los nuevos dueños.
La firma propietaria de la planta había acusado al juez en lo Civil de violar todos los procedimientos legales y negarse a dictar la conclusión de la quiebra de la empresa.
Ante la falta de respuestas por parte de Bonino, la Cámara de Apelaciones -a cargo de la jueza Laura Cagliolo y el juez Guillermo Salas- recogió el guante y dictaminó a favor de los nuevos propietarios para que el trámite concursal sea más rápido y envió una nota al juez en lo Civil para que «conceda en la forma que corresponde el recurso de apelación denegado y se tramite».
En una entrevista concedida a este diario, Bonino había explicado que la ley «pide que el avenimiento sea entre todos los acreedores del concurso y de la quiebra, que hayan verificado en los dos. Hasta tanto no se produzca procesalmente ese tiempo que está establecido por el artículo 25 inciso 2 de la Ley de Concursos y Quiebras, no se puede presentar ningún levantamiento de quiebra por avenimiento».
El juez dictaminó en abril que el pedido de levantamiento de quiebra del Frigorífico de General Acha no era posible por avenimiento ya que, en el proceso de quiebra, después de haber fracasado el acuerdo, es necesario que se verifiquen nuevamente aquellos que no lo habían hecho antes o a los cuales se les generó una deuda en ese tiempo. Por lo tanto, hasta tanto ellos no verifiquen, no hay posibilidad de presentar un avenimiento.
En su explicación, Bonino aseguró que «la ley claramente establece que un avenimiento puede ser presentado desde el momento en que finaliza la verificación de crédito hasta la liquidación de los bienes. Falta la verificación de aquellos que se consideren con derechos, ya sea uno, diez o ninguno. Necesitamos que el plazo establecido procesalmente se cumpla».
El plazo establecido del cual hablaba el juez Bonino se cumplió el pasado 7 de mayo. «Transcurrida la fecha establecida y después que se analice que se cumplan todos los requerimientos necesarios, el proceso se puede dar por terminado por avenimiento», con esas palabras dio por terminado el reclamo iniciado por los nuevos propietarios de la planta.
Hasta el momento, Bonino no accedió al pedido de información del diario sobre cuál será el veredicto final, aunque se espera que en los próximos días se conozca si da lugar al levantamiento de quiebra por avenimiento y el frigorífico, de esta manera, pueda comenzar a producir después de varios años.

Trabajos en la planta.
Más allá de no contar con la habilitación judicial para comenzar a trabajar, los nuevos dueños del frigorífico vienen realizando refacciones en la planta ubicada sobre ruta nacional 152.
Tal cual informó LA ARENA hace unos meses, la empresa de Buenos Aires que compró la planta llegó a un acuerdo económico con instituciones de la localidad como la Cosega y la municipalidad y también con una parte de los ex empleados que esperan el pago del 50 por ciento del dinero que se les adeuda por liquidación.
Una vez concretado esos acuerdos, comenzaron con la reconstrucción de la planta que se encontraba totalmente deteriorada luego de varios años de abandono. Se contrató a 20 personas que, realizaron distintos tipos de trabajos dentro de la fábrica. Además, se reacondicionaron sectores que presentaban roturas importantes, se pintaron los pisos y paredes con pintura especial, se hizo un relevamiento de los elementos necesarios para los trabajos diarios y se verificaron las máquinas que todavía se encuentran dentro del establecimiento.
La planta cuenta con energía eléctrica y en el último tiempo se pudo observar como la cooperativa eléctrica de Victorica llegó a la ciudad para colocar un novedoso sistema de automatización.
A la espera que el juez Bonino decrete el levantamiento de la quiebra del frigorífico, la empresa continúa con los trabajos dentro de la planta para una vez habilitados, comenzar a inmediatamente a trabajar en la faena y venta de carne a nivel nacional.