Cambiemos se armó solo para la elección provincial del 19 de mayo

KRONEBERGER

El Frente Cambiemos La Pampa fue el último en presentarse ante la Secretaría Electoral Provincial. Cuando solo faltaban 30 minutos para que expirara el plazo legal, sus apoderados, Javier Torroba y Patricia Matalón, arribaron a la dependencia judicial para entregar la documentación. Sin embargo, Daniel Kroneberger aseguró que nunca tuvo dudas de que la coalición se iba a concretar.
“Nunca estuvo en tela de juicio el armado de este frente. Lo sabíamos con anterioridad, porque fue un proceso que llevó bastante tiempo. Lo que alargó el anuncio fueron las cuestiones técnicas”, dijo en diálogo con La Parte y el Todo. La entrevista se verá esta noche, desde las 22, en el Canal 2 de CPEtv, el cable cooperativo.
-Desde afuera se percibe una desconfianza entre el radicalismo y el macrismo. ¿La hay?
-En estas cuestiones de la política tienen que ver mucho las relaciones humanas. Si estamos distanciados por equis motivo, por discusiones que por ahí son ajenas a nosotros, por ahí lo podemos arreglar tomando algunas pavas de mate.
-Pero nunca se pudo conformar la Mesa de Cambiemos, más allá de los esfuerzos que hubo.
-Creo que prevaleció una estrategia sectorial, a veces hasta personal, por sobre el interés del conjunto. Convengamos que en este frente, dentro de los partidos hay líneas internas, como las que tenemos nosotros, y en eso también juegan las estrategias personales, de posicionamientos y demás. Pero uno siempre tenía diálogos personales con los distintos actores y acá, en realidad, hay un hilo conductor: el diagnóstico que tenemos de la provincia, que es muy similar.
-En el acuerdo que se llegó en los pueblos pareciera que la UCR entrega la territorialidad a un socio, el PRO, con el que van a competir. ¿No debilita al radicalismo?
-El espíritu de esto fue un acuerdo político donde se privilegia a los intendentes actuales.
-¿Insistió mucho Hipólito Altolaguirre en esto?
-Sí, fue un protagonista sustancial. Tiene a su hermano gobernando en Santa Rosa. Pero el objetivo era privilegiar a los intendentes que van por la reelección, allanándoles el camino. Esto tampoco quiere decir que a último momento no aparezca alguien y se prenda en una interna.
-¿Quién va a ser el vicegobernador?
-Todavía no está definido. He pedido que todos participemos en la cuestión de la definición del vice ante una hipotética interna. Por ahora tenemos diez días para evitarla, pero si no podemos, el radicalismo tendrá que llevar su fórmula. En ese caso tendremos que buscar los consensos hacia adentro para lograr una fórmula competitiva.
-¿Habló con Juan Carlos Marino después de su decisión de declinar su precandidatura?
-Hemos hablado dos o tres veces por teléfono. Quedamos en juntarnos personalmente.
-¿Este fue un mal trago para él?
-La mejor forma no era compulsiva, tenía que haber un gesto, alguien debía decidir no participar y cederle el lugar a otro.
-El dijo que pareciera que no quieren ganar la provincia.
-No sé si se refería a este desenlace o a otros actores nacionales. Respecto a mí, me llamó y me dijo que no tenía ningún problema conmigo.
-¿Qué incidencia tuvo en La Pampa la reunión mantenida en Buenos Aires con Marcos Peña y el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo?
-Puedo asegurar que no hubo ninguna imposición desde arriba.
-Hasta que se definió su nombre parecía que todas las expectativas estaban puestas en esa reunión en Buenos Aires.
-A lo mejor, lo que ocurrió es que no hubo un acuerdo para unificar un candidato desde allá.
-La encuesta ponía a Marino y Torroba por encima y cuando Marino se bajó, parecía allanarle el camino a Torroba, pero se bajó. ¿Estaba para bloquear a Marino y habilitar a Kroneberger?
-La encuesta oficial dio una paridad bastante importante, en la cual estaban Marino, Torroba, Kroneberger y no había más de tres puntos de diferencia.
-¿Pero por qué no muestran la encuesta?
-Yo en algún momento pedí el muestreo para conocer, en lo personal, si era tenido en cuenta por la sociedad, porque, si veía que no estaba para nada en la consideración de la gente, me iba al comité a esperar un candidato para militar. La encuesta arrojó distintas potencialidades, esto es así, se veía que uno tenía más potencia en un sector y otro en otro, pero había paridad y los tres éramos competitivos, ya sea para una eventual interna con Mac Allister, con mucha diferencia, o en la general. Y lo de Torroba, me lo comunicó a las 15. El radicalismo es una fuerza muy particular, porque no funciona el dedo. Cuando Marino se bajó se produjo un debate y ahí también jugó esa situación. Se pensó que al interior del partido, la figura de Kroneberger podía pesar más.
-Pasadas las elecciones provinciales quedará por resolver la de diputado nacional, que se realizará junto a la presidencial. ¿Forma parte del acuerdo de Cambiemos?
-El acuerdo es solamente para mayo. Estamos privilegiando lo provincial. La elección nacional no se cierra ni se circunscribe a nada. Habrá competidores de los dos partidos y tendrán que dirimirlo en la interna.
-¿Puede ocurrir que en la elección de diputado nacional el radicalismo vaya solo, sin alianza con el PRO?
-Ese debate no se ha dado todavía. Aparte, eso dependerá un poco de cómo evoluciona orgánicamente en lo nacional.

Profundizar la descentralización
En otro tramo de la entrevista televisiva, Kroneberger dijo que haber sido intendente de Colonia Barón durante diez años le otorga un plus, puesto que conoce cómo es el trabajo diario de solucionar los problemas de la población. Además, destacó la experiencia que le aportó su extensa trayectoria como diputado nacional. Sobre esto último mencionó que su gran frustración fue el veto a la Ley de Trombofilia, por cuya sanción trabajó extensamente.
Destacó además la defensa que realizó de los intereses de los habitantes de la provincia, aun oponiéndose a proyectos de ley enviados por el presidente Mauricio Macri (Cambiemos), como el que quitaba los beneficios por plus patagónicos en jubilaciones y asignaciones familiares.
Dijo que en caso de resultar electo gobernador, profundizará la política de descentralización que viene realizando el gobierno provincial actual. En cuanto al manejo de las cuentas provinciales, aseguró que su partido cuenta con cuadros formados para ocupar el Ministerio de Hacienda, entre los que citó a Juan Pablo Vieta, Francisco Torroba y Carlos Pessi. Añadió luego a Luis Evangelista, ante la consulta puntual de su interlocutor.
Igualmente, dejó en claro que el armado del posible gabinete formará parte de una negociación con el resto de las fuerzas que integran el Frente Cambiemos, algo en lo que se diferenció de lo que ocurre en el ámbito nacional, donde el PRO prácticamente no le dio cabida al radicalismo en los cargos de mayor relevancia. “Vamos a coparticipar al resto de las fuerzas aliadas, no hay dudas. Esto tiene que ser así para que la coalición tenga más fuerza”, dijo.
Sobre los recursos hídricos dejó en claro que a La Pampa le robaron el agua del río Atuel, pero que más allá de la bandera por la recuperación del recurso, su gobierno trabajará en darle fundamento a la lucha a través de la definición de una política clara respecto a qué hacer con el agua.