Inicio La Pampa Camuzzi reconectó servicio

Camuzzi reconectó servicio

EMPRESA PRESTO REGULADOR A VECINOS DEL BARRIO RIO ATUEL

Mariana Curti, vecina del barrio Río Atuel, que la semana pasada había denunciado que Camuzzi había dejado sin suministro de gas a 10 departamentos, agradeció ayer «la difusión mediática del caso, porque eso hizo que Camuzzi no se tome todo el tiempo del mundo para solucionar nuestro problema».
«Nos prestaron por ahora un regulador, por ahora, para poder conectarnos los medidores. Incluso el gasista nos dijo que esto no lo suele hacer la empresa, por eso creo que tiene mucho que ver la cobertura mediática que se le dio a nuestro problema», señaló la vecina.
A su vez, dijo que «de esta manera, Camuzzi nos da tiempo para comprar otro regulador, porque tenemos que tener dos por tira en el Río Atuel, y para gestionar, vía web, entre todos los vecinos, el pago de este regulador que nos prestaron ahora. Tenemos que acomodar las casillas de afuera, de medidores y reguladores, que iban a empezar a trabajar esta semana, pero la lluvia no lo ha permitido. Apenas mejore el clima se va a poder solucionar este tema también».
«Lo bueno es que se apuraron mucho los tiempos, y el viernes pasado ya sabíamos cuál era el problema, no se tomaron los 15 días que nos habían dicho los trabajadores, para avisarnos. Y en seis días, volvimos a tener el suministro», afirmó.

«Nos sobraba frío».
Curti le dijo a LA ARENA que «los reguladores salen alrededor de 10.000 presos, nosotros tenemos que pagar dos, entre once departamentos. Hasta el momento el compromiso de pago del que nos prestaron lo tomamos ocho departamentos, que son los que están habitados. De los otros tres, hay uno que el dueño vive en General Acha, y nos dijo que apenas viaje se va a comunicar con nosotros para pagar su parte».
Asimismo, señaló que «todos estos trámites los hicimos entre ocho, que somos los que estamos viviendo en la tira, porque necesitábamos tener gas ya, no teníamos tiempo de averiguar quienes eran los otros dueños, si podían o no pagar ahora. A nadie le sobra la plata, pero a todos nos sobraba el frío».
«La empresa ya nos instaló los medidores a los ocho que estamos habitando, porque era necesario que haya gente en la vivienda, para probar la cocina, que no haya pérdidas, y esté todo bien. Nos habilitaron a todos tal cual como estaban antes, pero nos pidieron que amuremos la cocina a la pared, que obligatoriamente tienen que estar así, y no lo sabíamos. Pero no nos pidieron nada más», concluyó.