“Carente de toda legalidad”

TENSION EN EL CONCEJO DELIBERANTE DE CASTEX

La decisión de la presidenta del Concejo Deliberante de Eduardo Castex (CD), Marina Baigorria, de cesantear a la secretaria administrativa, Romina Sala, y designar en el cargo a Ulises Gaccio, anoche sumó otro episodio escandaloso.
Baigorria comunicó a los demás concejales la decisión anticipada por LA ARENA, y aseguró que la remoción “se ajusta a la normativa vigente”. Los concejales del Frepam repudiaron la decisión de Baigorria, y el concejal Marcelo Del Moral -que debería defender los intereses municipales y vecinales- instó a la funcionaria despedida a que inicie acciones judiciales, y acusó a Baigorria de “impericia” para “revolver la situación”.
La funcionaria despedida presentó una nota donde acusó a Baigorria de sufrir “desórdenes de conducta que no son propios de la responsabilidad que se le ha conferido con su cargo”.
El despido de la secretaria administrativa, Romina Sala, se consumó en el inicio de esta semana, y anticipado por LA ARENA en la edición de la víspera. Anoche en la sesión legislativa se oficializó la decisión de la presidenta del CD.
Baigorria transmitió la decisión a los demás integrantes del cuerpo legislativo. “La remoción se ajusta a la normativa vigente, que fue oportunamente notificada”, destacó la legisladora del bloque unipersonal del Frente Castense (FC). E indicó que la despedida “esta en libertad de acción para plantear lo que considere oportuno en el ámbito que corresponda”, porque “la ley me faculta para designar y remover el secretario administrativo cuando lo considere oportuno”, porque indicó que la legislación “establece que este cargo no reviste rango laboral, ni esta sujeto a las normas laborales”.

Demanda.
El concejal del Frepam, Marcelo Del Moral, destacó que esta bancada “no tuvo ingerencia en el nombramiento de la secretaria (administrativa), porque es pura y exclusiva facultad de la presidenta (del CD)”. La presidenta del bloque del PJ, Claudia Tamagnone, coincidió que desde esa bancada tampoco tuvieron injerencia “en la designación de los secretarios administrativos desde 2016 a la fecha, ni siquiera en el modo de opinión, ni en la designación y tampoco en la remoción”.
Del Moral reconoció -como advirtió LA ARENA- que existe una contraposición entre el reglamento interno del CD local y la Ley Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento, por lo cual esta situación “tendrá que dilucidarse en el ámbito judicial adecuada”. Y
seguidamente Del Moral instó a Sala para que “defienda sus derechos, que vaya al ámbito judicial que tenga que ir y haga los cuestionamientos que correspondan”.
Finalmente el legislador radical cuestionó a Baigorria. “Realmente el manejo de la presidenta (Marina Baigorria) fue de impericia para resolver la situación, actuó con destrato hacia una persona una persona que nombrada hace dos o tres meses y ahora fue removida”, expresó.

Conducta.
La despedida Romina Sala presentó una nota donde acusó a Baigorria de “actos de destrato, maltrato y mobbing laboral”, y consideró que su despido se concretó con una resolución “carente de toda legalidad” donde “estaría haciendo abuso de sus propias atribuciones”.
Acusó a la presidenta del CD local de sufrir “desórdenes de conducta que no son propios de la responsabilidad que se le ha conferido con su cargo”. E indicó que está situación “está provocando un daño importante hacia mi buen nombre y honor, afectan mi salud y crean un desprestigio hacia todo el cuerpo deliberativo”.