Carne: en Río Negro piden investigar denuncia de Verna

DIPUTADOS APUNTAN A FUNCIONARIOS QUE HACEN NEGOCIOS CON LA BARRERA SANITARIA

Diputados provinciales del Frente Para la Victoria sospechan que el interés del Gobierno de Río Negro de hacerse cargo de los 14 puestos de la barrera sanitaria sobre el río Colorado tendría relación directa con la posible participación de funcionarios de la actual gestión en pooles de feed lot.
Los legisladores visibilizaron sus dudas en un pedido de informe al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alberto Diomedi, área desde donde se impulsa la mencionada pretensión administrativa. También hicieron públicas sus sospechas acerca de una posible connivencia entre funcionarios, legisladores y parte de la Justicia, quienes no respondieron a otros pedidos de informe sobre el mismo tema.
La novedad fue reflejada en la edición de ayer del diario Río Negro. Allí revelaron que los legisladores Nicolás Rochas y Alejandro Ramos Mejía solicitaron al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca que indique si del conjunto de funcionarios públicos provinciales, cuyo mandato hubiere tenido lugar durante la gestión del gobernador Alberto Weretilneck, alguno tuvo participación económica, en cualquiera de sus formas, ya sea como propietario, socio o socio inversor de empresas de feedlot.

Denuncia de Verna.
El influyente medio rionegrino recordó que la referencia estaría ligada a que dos años atrás, el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, reveló que el entonces ministro Marcelo Martín formaba parte de una sociedad de esa naturaleza, que terminó reconociendo. Esa denuncia surgió ante la creciente discusión por la Barrera Sanitaria que abrió un foco de conflicto político-institucional entre Río Negro y La Pampa para oficializar el ingreso a esa provincia de carne con hueso desde el norte del río Colorado. Martín sigue ligado al gobierno provincial como gestor de áreas bajo riego.

El pedido de informe.
Por su parte, el diario digital ADN Río Negro recordó que hace un tiempo el FPV denunció al ex ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Marcelo Martín, por abuso de autoridad e incompatibilidad de deberes de funcionario público, a partir de las acusaciones del gobernador de La Pampa, Carlos Verna, quien -en tiempos de conflicto por la barrera norte- dijo que la resistencia de Río Negro no era sanitaria sino por “intereses de funcionarios”, apuntando directamente contra el ex funcionario de ser socio de un emprendimiento ganadero.
Los legisladores, a través del pedido de informes, buscan develar cuántas son las empresas de feedlot que se han instalado en la provincia, y que han prosperado “a la sombra de un gobierno que al parecer favorecía a algunos de manera muy especial”.
El diputado Rochas reveló que hay pedidos de informes anteriores insatisfechos. “Hace tiempo se esperaban respuestas. Las mismas que no fueron dadas vergonzosamente por la Justicia cuando denunciamos al entonces ministro Marcelo Martín. Hoy volvemos a indagar porque no nos olvidamos de aquellos temas que quedan pendientes y de las respuestas que adeudan a la ciudadanía”.
Por su parte Ramos Mejía reclamó precisiones para avanzar en la investigación que parece alcanzaría a funcionarios y legisladores. “Es imprescindible saber qué es lo que hizo la autoridad de aplicación; quiénes fueron autoridad y quiénes fueron los ministros de distintas áreas que en el transcurso de los años pudieron estar enriqueciéndose. Ojalá esta vez respondan a este nuevo pedido de informes, para echar luz de una vez por todas a estos temas”, concluyó.

Controles reforzados
El gobierno de la provincia de Río Negro propuso asumir la administración económica y financiera de la “Barrera Sanitaria”, actualmente en manos del Senasa, un organismo del Estado nacional. El objetivo que manifestaron los rionegrinos es el de “mejorar y profesionalizar los controles”.
Los controles en el límite entre La Pampa y la provincia ubicada al sur del río Colorado han sido denunciados desde el gobierno pampeano por considerar que son una “barrera comercial”, cuyo único objetivo es defender la producción de carne de aquella provincia en detrimento de la realizada en nuestra provincia.
Tal como se informó en la edición de ayer de LA ARENA, el diario Río Negro informó que la provincia vecina proyecta un presupuesto de 280 millones anuales, con participación de las provincias y entidades ganaderas, pretendiendo garantizar la disponibilidad de la recaudación y subir los costos del “canon de paso”.