Inicio La Pampa "Carrera de lucha por la dignidad"

«Carrera de lucha por la dignidad»

RECONOCIMIENTO DE LA UNLPAM A EVO MORALES COMO "PROFESOR HONORARIO"

El nombramiento como «profesor honorario» de la Universidad Nacional de La Pampa obedece a su «carrera de lucha y trabajo por la dignidad y la equidad de los sectores más postergados de su país». Así lo establece el proyecto aprobado el miércoles por el Consejo Superior de la casa de estudios en votación mayoritaria.
El pedido de distinguir al ex presidente boliviano fue solicitado por el Movimiento Popular Pampeano de Derechos Humanos y fue presentado al Consejo Superior por un proyecto del Rectorado de la casa de estudios. Tras obtener el despacho favorable de la comisión de Legislación y Reglamentos, el proyecto fue analizado sobre tablas y aprobado por mayoría, con un par de abstenciones.
Los profesores honorarios son personalidades eminentes en el campo intelectual o artístico, ya sea del país o del extranjero, a quienes la Universidad Nacional de La Pampa honra especialmente con esa designación.

Crecimiento.
Juan Evo Morales Ayma es «un activista y líder político boliviano de ascendencia aymara, sexagésimo quinto presidente del Estado Plurinacional de Bolivia desde el 22 de enero de 2006 hasta el 10 de noviembre de 2019», fundamenta el proyecto.
Morales Ayma inició su actividad pública en el movimiento sindical en la década de 1980, en la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y en 2002 se presentó por primera vez a las elecciones presidenciales, quedando en segundo lugar por detrás de Gonzalo Sánchez de Lozada. En las elecciones de 2005 obtuvo casi el 54 por ciento de los votos, por lo que se convirtió en el primer presidente de origen indígena, asumiendo el poder el 22 de enero de 2006, siendo reelegido en 2009 con el 64,22 por ciento de los votos y en 2014 con el 63,36 por ciento.
«Durante su gestión, Bolivia fue uno de los países con mayor crecimiento económico en Sudamérica, con un crecimiento promedio del PIB del 5 por ciento anual; la pobreza extrema en Bolivia disminuyó de 36,7 por ciento a 16,8 por ciento entre 2005 y 2015, y también se presentó una mejora de la distribución del ingreso», destaca el proyecto.
Respecto a la educación, a poco de llegar a la Presidencia lanzó el plan de alfabetización ‘Yo, sí puedo’ que permitió pasar del 13,3 por ciento de analfabetismo que indicaba el censo de 2001 al 3,7%, cifra que valió a Bolivia la declaración de «libre de analfabetismo» según la UNESCO en 2008. En 2010 se aprobó la Ley Educativa «Avelino Siñani-Elizardo Pérez» que establece la educación gratuita e intercultural; y por su parte en materia de salud se estableció el Sistema Único de Salud para brindar salud universal y gratuita.
En cuanto a Derechos Humanos, destaca la reforma de la Constitución de 2009, siendo uno de los avances más importantes el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos colectivos, incorporando sus estructuras comunitarias en la organización del Estado, considerando sus derechos a la salud y la educación y respetando sus propias culturas, y la Ley de Identidad de Género aprobada en 2016.?

Golpe de Estado.
El 10 de noviembre del 2019, Evo Morales renunció a su cargo de presidente después de recibir amenazas contra su persona, sus colaboradores y su patrimonio, y con la intervención del ejército y la policía. Este hecho fue calificado por gran parte de la comunidad internacional como un golpe de estado, y entre las innumerables reacciones de repudio que generó se cuenta la Declaración del Consejo Interuniversitario Nacional del 10 de noviembre de 2019, que acompañó la Universidad Nacional de La Pampa.
El 11 de noviembre Evo aceptó el asilo político ofrecido por Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, arribando al día siguiente al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y el 12 de diciembre se trasladó a Argentina en calidad de refugiado, acompañado del ex vicepresidente Álvaro García Linera y otros ex ministros.

Por la dignidad.
«En suma -dice el proyecto en sus párrafos finales-, Juan Evo Morales Ayma ha ejercido una carrera de lucha y trabajo por la dignidad y la equidad de los sectores más postergados de su país, la clase trabajadora, campesina, las mujeres y particularmente los pueblos originarios, quienes representan la mayoría de la población de su país».
Como luchador social, sindical y como presidente «otorgó derechos de salud, asistencia social a la niñez y a adultos mayores, erradicó el analfabetismo, y consolidó demás beneficios al pueblo que hicieron del país más pobre de Sudamérica el de mayor crecimiento económico y social en los últimos 15 años», méritos que señaló el Movimiento Popular Pampeano de Derechos Humanos para solicitar a la UNLPam que le otorgue la condición de Profesor Honorario.
A ello se suma que el ex presidente ha recibido más de 45 distinciones de «Doctor Honoris Causa» o «Profesor Honorario» por diferentes Universidades Nacionales e internacionales, convirtiéndose en una de las personas a quien más se le ha distinguido con este reconocimiento.
Por todo ello, el Consejo Superior aprobó el nombramiento y ordenó elaborar una placa que se le entregará en una visita que Morales planea a realizar a la ciudad en breve.

Una visita con fecha a confirmar
Darío Giavedoni, miembro del Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos contó que la invitación para realizar una visita protocolar y de trabajo a Santa Rosa, se le hizo llegar al tercer día que Morales estaba en el país -luego de la asonada cívico militar que provocó su alejamiento del poder- y que fue aceptada de inmediato por su equipo de trabajo.
En ese momento se acordó una agenda de trabajo que se extendía a lo largo de dos días y que el equipo de Morales convalidó en todos sus términos. Incluía visitas y reuniones con la comunidad boliviana radicada en nuestra provincia, audiencias con autoridades provinciales, legislativas, municipales y organizaciones de la sociedad civil. Un punto central de la agenda sería la designación de Profesor Honorario por parte de la UNLPam.
El encuentro tenía fecha confirmada para fines de marzo, pero las medidas restrictivas tomadas a nivel nacional y provincial en razón de la pandemia de coronavirus obligaron a reprogramarlo. «Vamos a tener que esperar para tener una nueva fecha, pero desde el equipo de Morales nos confirmaron que se va a concretar», sostuvo Giavedoni.

Abstenciones estudiantiles.
La declaración de «profesor honorario» por parte de la Universidad Nacional de La Pampa no se aprobó por unanimidad sino por mayoría. No hubo votos en contra pero si varias abstenciones. Fueron algunos consejeros estudiantiles, uno de Franja Morada y otro de la Agrupación Sumate, los que no levantaron la mano a favor del ex presidente boliviano.