Inicio La Pampa Casado culpó a Mac Allister por la debacle en Cambiemos

Casado culpó a Mac Allister por la debacle en Cambiemos

EL EX DIPUTADO CASADO LE APUNTO AL EX FUTBOLISTA Y DESLIZO DUDAS

Después de la debacle electoral del 2019, en el macrismo comenzaron a manifestarse notorias diferencias. «Colo» Mac Allister aparece alejado, y ahora un ex diputado cuestiona su hegemonía.
«El partido fue copado por el ‘Colo’ Mac Allister», y se transformó en un unicato, opinó el ex diputado provincial Darío Casado. El dirigente -quien también fue intendente de Realicó-, reapareció en la escena política para disparar munición gruesa contra el ex secretario de Deporte de la Nación, y hasta se permitió dudar si hubo intención de «romper la oposición» para ayudar a que siga ganando el peronismo en la provincia. En declaraciones a LA ARENA dijo que el ex futbolista apeló al sistema «del palo y la billetera» que es tan viejo en política; y aseguró que pedirá anular el llamado a elecciones partidarias para el mes próximo.

-¿Estaba lejos de la política?
-Hace bastante que no estoy visible, por ahí ahora quiero focalizar un poco más en las cosas que me interesa comunicar, sin escapar a ningún tema como siempre.

-¿Y en qué anda ahora?
-Me presenté en el partido la semana pasada, y en los próximos días voy a hacerlo en la Justicia Electoral pidiendo la anulación del proceso electoral que está en curso en el PRO.

-¿Por qué haría eso?
-El problema es legal, de papeles… entiendo que el PRO está flojo de papeles. Pero en realidad eso es la punta del iceberg, porque es emergente de un problema que es esencialmente político.

-¿Dónde estriba el problema político?
-El problema es que el partido fue copado por el «Colo» Mac Allister y alguno más… diría principalmente por el «Colo», porque todo lo que se hizo en el partido y todo lo que se decidió lo hizo mayoritariamente él. Y eso llevó… lo ejemplifico en imagen para hacerlo más gráfico: si alguien entraba al partido y había dos colas, una tenía un cartel que decía «acá se reparten palos»: el que está haciendo esta fila es probable que antes o después se coma un palo quería decir… y había otra fila que decía «el que se quede en esta fila antes o después es probable que reciba un premio».

-En política se conoce como el sistema del «garrote y la billetera».
-Tal cual… el sistema del garrote y la billetera que es muy viejo… Bueno, en el PRO, con el tiempo en la fila de los palos no fue quedando nadie, porque a nadie le gusta que le peguen ni lo echen…

-¿Y entonces?
-Así fue que la gente se fue amontonando en la fila de ver qué podía recibir… o en un tercer grupo muy numeroso de gente importante que no quería recibir un palo porque milita por pasión, por convicción, pero tampoco estaba esperando ningún premio, y ese grupo se fue.

-¿Y cómo decantó todo eso?
-El resultado, el emergente es que el partido se vació de dirigentes y no se conseguía quórum para la asamblea… ni para ninguna cosa, porque la gente se fue yendo porque no estaba de acuerdo con el presente que vivía el partido.
El militante del PRO con todos sus errores y defectos es un militante que cree en la libertad de mercado, el mérito personal, en el esfuerzo personal para los logros… ese es el avance de la ideología PRO que es subyacente a todos lo que están ahí mayoritariamente.

-¿Y qué pasa con los que siguieron?
-En ese contexto los que quedaron visibles son esas personas que pueden tener o no esos ideales, pero de paso quieren ver si pueden vivir de la política, donde el tema del premio tiene un valor mucho mayor.

-Para usted Mac Allister es gran responsable.
-Sí, y así estamos, y lamentablemente el partido ha perdido el rumbo… el «Colo» nos sacó del piso, estábamos en un rincón y nos puso en un piso mucho mas alto, pero también nos puso un techo.

-¿Por qué dice eso?
-Con su impronta nos estableció el techo porque había que hacer lo que él quería. No se podía evitar y había que hacer lo que el quería.
Pero además hay un tema que no es menor que es cuál es el rol que tiene que tener el partido. Para mí tiene que ser un ámbito de debate, de discusión, un ámbito de fijación de política.

-Usted dice que funcionaba el dedo…
-Claro, y la verdad es que si saco el dedo del «Colo» Mac Allister y pongo el mío probablemente cometa los mismos errores. O distintos, puede ser mejor o peor mi dedo… el partido lo que tiene que hacer es fijar políticas, porque cuando tenemos un gobierno afín como es el caso del de Mauricio Macri… qué vamos a hacer: ¿vamos a explicar aquellas cosas que no compartimos?, ¿o vamos a callarnos cuando vamos a la reunión nacional? ¿Vamos a elegir los funcionarios por méritos en función de sus antecedentes personales, de su capacidad, o vamos a poner a los amigos?
Son cosas que el partido tiene que definir, en este caso fueron reemplazadas todas estas cuestiones por una decisión unilateral que nos llevó… bueno, ya se sabe.

-¿Y qué lugar debe ocupar el PRO?
-El PRO está llamado, sin dudas, a ser un aliado natural del radicalismo, del MI, del Mofepa…
La Pampa en particular necesita la situación de un bipartidismo. A nadie se le ocurre que el peronismo puede no triunfar, ser vencido si no hay dos grandes grupos… porque sino cuál es el sentido de haber armado una unión de Juntos por el Cambio, Cambiemos, si la primera acción política que se decide es dividir el bloque, y que sean Propuesta Federal. Eso es claramente contrario a lo que le dijimos al votante… y además es no respetar la voluntad popular.

-¿Por qué se llegó a eso?
-Hubo una clara intencionalidad de romper el bloque opositor para favorecer al Peronismo.
¿Y eso es casualidad o causalidad? No será que el «Colo» y que Marita Mac Allister juegan a romper la oposición para que siga ganando el peronismo… ¿No está arreglado eso? Es una pregunta que me puedo permitir con toda libertad, porque es muy evidente: Marita está en el Tribunal de Cuentas por un acuerdo en su momento de (Carlos) Verna. ¿Fue casualidad o hubo algún tipo de entendimiento?

-Usted se mostró siempre muy a favor de lo que hacía Macri. ¿Se arrepiente después de lo que mostró en cuatro años?
-Yo creo que hizo muchas cosas bien. ¿Me van a preguntar cuáles? Y digo que por ejemplo la política agropecuaria es impecable… el desarrollo que ha tenido Argentina en lo agropecuario es impecable y eso impacta mucho en la provincia de La Pampa, que es una provincia agropecuaria. Esa gestión ha sido muy, muy buena… la normalización del Indec, la recuperación de las relaciones internacionales, para mencionar dos o tres fueron elementos muy positivos. También la devolución de la autonomía de las provincias a través del aumento de los índices de coparticipación que habían sido retraídos en la época de Néstor y Cristina, también fue muy positivo.

-Pero la gente votó otra cosa.
-Sí, porque después lamentablemente se quedó a mitad de camino en algunas cuestiones. Y si hay cosas que no comparto de su gestión, seguramente la más importante es la cuestión financiera, no poder dar tranquilidad en ese tipo de gestiones.

-Hubo funcionarios, empezando por quien fue ministro de Economía que se fueron más ricos del gobierno.
-Si hubo negocios como sugieren la verdad es que no tengo acceso a esa información. No lo sé… puede ser. Siempre pegado a los gobiernos hay gente que quiere favorecerse, y puede haber sido este caso… yo no lo conozco y creo en la buena fe de Mauricio, me parece que él tiene buenas intenciones y lo voy a acompañar siempre.