Caso García: citaron a las partes para que se cumpla el pago

El caso del mecánico Sergio García parece entrar en la tan demorada como urgente definición: mientras mantiene su huelga de hambre en la precaria carpa donde vive, la Justicia provincial buscó acelerar los plazos para que las partes responsables depositen el dinero que determinó la sentencia del expediente.
Es que ayer se conoció que la Justicia pampeana, basándose en las Reglas de Brasilia, buscó agilizar los plazos procesales para que la Provincia, la Municipalidad de Santa Rosa y la empresa Ilka Construcciones -sin conculcar ningún derecho que pueda corresponderles- cumplan con la sentencia dictada en la demanda por daños y perjuicios promovida por García.
En ese sentido, la jueza de primera instancia, María del Carmen García, titular del Juzgado en lo Civil, Comercial y de Minería Nº 2 de Santa Rosa, citó a una audiencia a los abogados de las partes para solicitarles que tengan a bien contribuir a la agilización de dichos plazos. Para ello se basó en lo que establecen las Reglas de Brasilia sobre acceso a la Justicia de las personas en condición de vulnerabilidad, un texto que en el país tiene rango constitucional.
Específicamente, según informó prensa del STJ en un comunicado, hizo hincapié en los artículos 3 y 38 y en el acuerdo 3117, por el cual el Superior Tribunal de Justicia adhirió a ese documento. Esos artículos describen quiénes son esas personas y prevén, entre otras cosas, que cuando las circunstancias de vulnerabilidad lo aconsejen, se otorgará prioridad en la atención, resolución y ejecución de esas causas por parte de los órganos del sistema de Justicia.
En los hechos, la jueza García ya las había aplicado al practicar rápidamente la planilla de liquidación final de capital e intereses en concepto de indemnización a favor de García -fijando un pago total a la fecha de 12.927.922 pesos- y resolver una serie de impugnaciones, sin necesidad de esperar que se cumplieran los plazos máximos.

Plazos.
En la reunión de ayer, tanto la Provincia como la Municipalidad de Santa Rosa anticiparon que no apelarán esa resolución; mientras que los abogados de Sergio García y de Ilka Construcciones sí lo harán. No obstante, el tribunal y los abogados convinieron -de común acuerdo- acortar ostensiblemente los tiempos procesales para la interposición de esos recursos, e incluso la magistrada ya anticipó que se los concedió para que esa liquidación pueda ser revisada por la Cámara de Apelaciones.
El fallo condenatorio, dictado por la jueza García y ratificado por la Cámara de Apelaciones con una mejora en los montos, está firme porque los demandados no presentaron recursos extraordinarios. El resarcimiento por capital es de 3.590.000 pesos y el resto corresponde a intereses.
Esa suma por el capital ya es inmodificable y si las partes no lo han abonado hasta ahora, la responsabilidad de promover su cobro le corresponde al propio actor (Sergio García) y no al Juzgado, según lo establece el Código Procesal Civil. No obstante, las partes siguen cuestionando -y están dentro de los plazos legales- conceptos relacionados al período o forma de cálculo de los intereses.

Huelga de hambre.
Cuando García dictó el fallo de primera instancia dio por probado que el 1 de abril de 2011, entre las 21.30 y las 22, Sergio García se conducía en su moto Corven por la calle Arriaga y al llegar a Ferreira “se encontró con un montículo de tierra y un pozo abierto que agarró de lleno, impactando contra el mismo cuando trató de saltarlo, produciéndose el accidente de tránsito” que le ocasionó “lesiones gravísimas”. A raíz de ello el hombre sufrió una incapacidad física-neurológica permanente de un 90 por ciento y quedó parapléjico.
En tanto, García cumplió ayer su segundo día de huelga de hambre, una medida que comenzó a la hora cero del martes justamente para reclamar por el pago.
“Buenos días amigos, continúo con mi huelga de hambre. Ya llevo 48 horas y todavía nadie de los deudores pagó la condena debido a que el juzgado todavía no los intima a pagar o cumplir con la sentencia que les pesa por haberme dejado parapléjico. Seguiré con mi medida de fuerza hasta obtener justicia. Por favor oren por mí, que Dios los bendiga. Gracias por el apoyo en mi lucha por justicia y mis derechos”, posteó ayer en su perfil de Facebook.