Inicio La Pampa Impidieron que un joven se quitara la vida

Impidieron que un joven se quitara la vida

FUE HOSPITALIZADO Y ESTA FUERA DE PELIGRO

(Eduardo Castex) – Dos agentes de la comisaría departamental de Eduardo Castex impidieron, en horas de la madrugada de ayer domingo, que un joven se quitara la vida en una vivienda ubicada en la zona sur de esta localidad. Ayer domingo el informe médico indicó que se encontraba fuera de peligro, y desde la Policía revelaron que es «la segunda vez» que trata de suicidarse.
Todo comenzó cuando desde el Hospital Pablo F. Lacoste avisaron, a las 3 horas, a la comisaría departamental de Eduardo Castex que en una vivienda ubicada en el cruce de calle Cabildo y Avenida del Trabajo, un joven pretendía quitarse la vida en el patio de la casa.
Cuando arribaron los móviles policiales, el joven estaba pendiendo de un árbol con una soga en el cuello. El cabo Velázquez inmediatamente «solivió el peso del cuerpo el joven», mientras que el oficial Muhs con un cuchillo táctico cortó la soga que sostenía el cuerpo, narraron fuentes uniformadas a este diario.
Los efectivos tras bajar el cuerpo al suelo, le practicaron los primeros auxilios y una ambulancia lo trasladó rápidamente al centro asistencial de la localidad, donde ayer confirmaron que se encontraba fuera de peligro.
El joven estaba en la vivienda con su pareja, y esta sería la segunda vez que alcanza a ser auxiliado por la policía para impedir que termine con su vida.

Juntada ilegal.
Por su parte, la policía local constató, a la 1.55 de ayer, que en una vivienda ubicada sobre la calle Malvinas Argentinas al 300, se desarrollaba una reunión ilegal, donde se identificó al propietario del inmueble y cinco amigos.
Los uniformados constataron que se encontraban «realizando una actividad prohibida y no exceptuada», por lo cual quedaron imputados en una causa judicial por infracción al artículo 205 del Código Penal.
Además, a las 22 horas del sábado, fueron identificadas dos personas en el cruce de Avenida Perón y ruta provincial 102, quienes no justificaron los motivos de su circulación. Y a las 22.30 horas, en Avenida Independencia, también se identificaron dos individuos que tampoco justificaron los motivos para circular fuera del horario permitido. En ambos casos, fueron imputados en una causa por infracción al artículo 205 del CP.

Denuncias.
Seis vecinos castenses denunciaron en la comisaría de Eduardo Castex que fueron estafados en la compra de celulares a través de la red social Facebook. Los denunciantes cayeron en una maniobra que consistía en ofrecer teléfonos celulares «a muy bajo precio», donde los interesados tenían que hacer el deposito «de una seña» en una cuenta UALA, y el resto lo debían abonar cuando recepcionaran el aparato.
Las víctimas relataron que después de realizar el depósito, constataron que el perfil en la red social «ya no se encontraba activo».
El modus operandis de las estafas padecidas por los vecinos castenses es idéntico a la que investigan en el norte de La Pampa, donde habría «una enorme cantidad» de damnificados por una cifra millonaria. Trascendió que hay engañados en Rancul, Parera, Ingeniero Luiggi, Embajador Martini, Intendente Alvear, General Pico y especulan que pueden haber «muchísimos más» en otras localidades.

Un hombre amenazó a la policía.

La pandemia provoca algunas situaciones extrañas producto del nerviosismo que padece algunas personas que no pueden trabajar por las restricciones sanitarias dispuestas para evitar la propagación de Covid-19.
El sábado un poblador castense concurrió a la comisaría departamental de Eduardo Castex, donde insultó e invitó a pelear a los agentes policiales que se encontraban en la guardia, porque «no puede trabajar y en lavadero se juntaba gente».
El nervioso vecino fue demorado y la policía explicó la situación que se atraviesa por la pandemia de coronavirus, y finalmente fue notificado en libertad.
El protagonista del episodio quedó imputado en una causa judicial por resistencia y atentado a la autoridad, con intervención de la Fiscalía Adjunta de Eduardo Castex.
Además, la policía labró una infracción en un lavadero ubicado sobre la calle Illia, donde supuestamente había «varias personas reunidas».
La policía pudo constatar que allí se encontraban trabajando, pero como el comercio no se encuentra entre los denominados «esenciales», se labró una infracción al artículo 205 del Código Penal, con intervención de la Fiscalía Adjunta de esta localidad.