Inicio La Pampa Cayeron estafadoras que se llevaron más de $1 millón

Cayeron estafadoras que se llevaron más de $1 millón

Efectivos policiales pampeanos arrestaron este miércoles a la mañana a dos mujeres de 37 y 30 años acusadas de estafar a dos adultas mayores a través del llamado «Cuento del tío». A las víctimas le llevaron 100 mil pesos, mil dólares y una suma no determinada de euros.

Fuentes ligadas al expediente informaron a LA ARENA que a raíz de estas estafas, los agentes de la Brigada de Investigaciones de Santa Rosa y General Pico y el personal de los puestos camineros y de la Seccional Primera de Santa Rosa iniciaron una investigación para dar con el paradero de las prófugas.

Tras una serie de datos, y pruebas recolectadas, el personal policial de General Pico arrestó a las mujeres durante la mañana de este miércoles en el estacionamiento del hospital Gobernador Centeno de General Pico.

Los voceros ampliaron que una de las detenidas tenía un pedido de captura por estafas en Santa Fe.

«Las mujeres venían, a La Pampa, desde el conurbano bonaerense», detallaron.

Y agregaron que efectuaron un total de dos estafas y lograron concretar una tercera donde se hicieron de un botín de 1 millón de pesos aunque fueron detenidas por los policías de La Pampa.

Los investigadores sostuvieron además que habría una tercera mujer, que sería menor de edad, involucrada en las estafas.

Durante la mañana de este miércoles efectuarán la apertura del auto donde circulaban las detenidas donde los pesquisas presumen que habrá mucho dinero en efectivo producto de las diversas estafas cometidas.

Trabajan, en la investigación, de manera coordinada los fiscales Cecilia Molinari y Armando Agüero.

EL HECHO.

Las fuentes confirmaron que ambos hechos ocurrieron ayer martes en horas del mediodía, entre las 12 y las 15. Uno de ellos se registró en la calle Hilario Lagos y el segundo en la Doering.

La metodología utilizada por los timadores fue clásica. Llamaron al teléfono fijo de las víctimas y se hicieron pasar por un familiar. Cuando se ganaron la confianza, a través de excusas les dijeron que un empleado del banco iba a pasar a retirar el dinero para resguardarlo.

Fue de esta manera que las víctimas accedieron. Una entregó una suma aproximada de cien mil pesos, mientras que la otra les dio alrededor de mil dólares y otra cantidad -aún no determinada- de euros.