Inicio La Pampa Cayó 80% en La Pampa el consumo de combustibles

Cayó 80% en La Pampa el consumo de combustibles

ESTACIONES DE SERVICIO

El titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa, Miguel Ripa, aseguró que las ventas en esos comercios cayeron un 80 por ciento o más, pero aseguró que no corre peligro la cadena de pagos. Aseguró que el miércoles, finalizado el fin de semana largo, advirtieron algo más de movimiento en las estaciones de servicio, pero muy lejos de la actividad normal.
«Las estaciones de servicio no cierran, siguen trabajando las 24 horas. Tenemos que garantizar la provisión de combustible fundamentalmente a los transportes que hacen la logística para traer los alimentos. Nuestra misión es proveer el combustible a los choferes, además de un baño y algo para comer. Además también está la necesidad de los vehículos de las fuerzas vivas, como bomberos, policía, salud pública…», explicó ayer por la tarde en diálogo con Radio Noticias.
-¿Los proveedores están trabajando?
-La provisión es normal en todas las estaciones de servicio. El consumo es bajo, es del 20% o menos de lo que normalmente vendemos. En las de ciudad la merma es mucho mayor. El consumo de GNC es bajísimo. Le diría que menos de un dígito. Y las naftas, hoy (por ayer) a la mañana, se ve que la gente salió a aprovisionarse de mercadería después de estos cuatro o cinco días y hubo un poco más de movimiento.
-¿Y el personal?
-Se trató de reducir el personal para tener una dotación lo más pequeña posible. Se sacaron a todas las personas de riesgo. De modo que hay guardias mínimas y las tiendas (YPF Full y otras) tienen una atención mínima porque la verdad que no se puede permanecer en esos locales. No se hacen comidas, como ocurría antes, casi funcionan a la altura de un kiosco y algún sandwich, Salvo las de ruta que tienen algo más de actividad.
-¿Se ha resentido la cadena de pagos?
-Va bien, estábamos muy preocupados porque la verdad es que tenemos que seguir trayendo combustible y para eso tenemos que pagarlo y no teníamos dinero en los bancos, porque no se movían los clearing y otras cuestiones. Todo esto lentamente se fue solucionando, hay mucha gente trabajando, que está poniendo la cabeza a funcionar y hace que la cosa vaya fluyendo bien. Todos estamos en pos de que esto salga para adelante. La cadena de pagos no se va a cortar porque se habilitaron algunos depósitos en algunos bancos.
-El precio del petróleo cayó mucho, ¿afectará esto al precio de las naftas?
-Hoy por hoy no son temas que estén en la primera línea para tratarlos, lo que tratamos de hacer es que haya combustible, que se mueva el transporte para traer los alimentos, preservar nuestros empleados, que están en la trinchera y todos los días reciben a personas que no conocen, que vienen de otros lugares incluso algunos y tienen que afrontar situaciones de riesgo. Eso nos preocupa mucho, para nosotros es lo principal, y después la provisión, que haya combustible y que a fin de mes podamos pagarle el sueldo al personal y cumplir con los proveedores.

El gas oil mermó, pero menos
El gerente de Cecla, Sebastián Lastiri, aseguró que las expectativas de la organización están puestas en las exenciones al pago de las cargas sociales y en el apoyo crediticio para afrontar el pago de salarios, más eventualmente los diferimientos impositivos, aunque en todos los casos advirtió el peligro «de dejar sin recursos al Estado para sus propias obligaciones en este marco de crisis».
«Hoy (por ayer) se resolvió un tema administrativo, la posibilidad de depositar efectivo en el Banco Nación para poder pagar a los proveedores. El resto está normal, el combustible está y las ventas han caído abruptamente desde el inicio de la restricción de circulación, como es obvio».
Si bien es prematuro para tener datos oficiales certeros, el dirigente dijo que «las más vinculadas al agro han perdido un poco menos, esa actividad sigue trabajando». Los niveles de venta de gas oil cayeron un poco menos que los de naftas.