Inicio La Pampa Cazador violó la cuarentena

Cazador violó la cuarentena

IMPUTAN A MUJER POR VIRALIZAR UNA "FAKE NEW"

Un hombre de Santa Fe permanecerá aislado por 14 días en un campo de la zona de Quehué, donde fue sorprendido mientras efectuaba la caza a pesar que está prohibida por la cuarentena. 

Un hombre deberá cumplir la cuarentena en un campo de la zona rural de Quehué, debido a que se comprobó que estaba practicando la caza cuando se trata de una actividad que está prohibida realizar en el marco de las medidas dispuestas por la emergencia sanitaria nacional por el coronavirus (Covid-19).

El cazador llegó proveniente de la provincia de Santa Fe, y a pesar de la prohibición de la actividad cinegética, habría pagado para poder desarrollarla en un establecimiento ubicado en la jurisdicción de esa localidad. Ahora, tanto el cazador, como la persona que alquila el inmueble rural, afrontan una investigación judicial en su contra por haber cometido la conducta prevista por el artículo 205 del Código Penal.

El santafecino fue notificado en el marco de la causa que se tramita por ante la oficina única del ministerio público fiscal de General Acha, y posteriormente fue trasladado hacia la casa del campo, donde deberá permanecer aislado por el lapso de 14 días. Previo a ello, fue examinado por la médica que se desempeña en el centro de salud de Quehué.

Fuentes oficiales también informaron a LA ARENA que los uniformados realizaron un allanamiento en el predio rural, donde se procedió al secuestro de armas de fuego, cortes de carne, municiones y demás elementos relacionados con la práctica de la caza. Lo propio se llevó a cabo con la camioneta en la que se movilizaba el imputado proveniente de Santa Fe.

Intimidación

Por otra parte se puso en conocimiento que la fiscalía inició una investigación contra una mujer, debido a que realizó una publicación a través de la red social Facebook, por medio del cual compartió una información errónea que daba cuentas sobre un grupo de gendarmes que había regresado de otra provincia, donde sus integrantes habían mantenido contacto con personas que contrajeron coronavirus, y ahora se encontraban en contacto con vecinos de esta localidad.

Frente a esta situación, desde el Destacamento Móvil 4 de Gendarmería Nacional se formuló una denuncia penal, al mismo tiempo que informó que en realidad los efectivos habían vuelto de uno de los yacimientos de YPF, donde habían estado en contacto con una ingeniera que había tenido un cuadro febril, a quien se le hizo el test y dio negativo.

De todas formas desde la fuerza de seguridad nacional se aseguró que los miembros del grupo que llegó de esa provincia fueron aislados por 14 días en sus respectivos domicilios particulares. Medida que se cumplió por cuestiones de prevención, y en cumplimiento con el protocolo establecido para este tipo de situaciones.

Declaración

La mujer debió prestar declaración en calidad de imputada, en un principio por haber cometido el delito de intimidación pública (artículo 211 del código penal), que prevé una pena de prisión de dos a seis años, el que: «para infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos».

La vecina cumplió con ese diligenciamiento judicial después de haber recibido la asistencia técnica legal de su defensa. La publicación de la mujer generó numerosos comentarios de otros vecinos, lo que pudo haber alarmado a la comunidad.