Celebración de los descendientes alemanes en Toay

La Asociación Descendientes de Alemanes La Pampa realizó el pasado domingo, en el salón de eventos del Club de Caza, en la localidad de Toay, su tradicional “Deutsches Mittagessen” (almuerzo alemán).

La actividad contó con un centenar de comensales que llegaron desde Colonia Santa María, Colonia Santa Teresa, Alpachiri, Winifreda, Lonquimay, Quemú Quemú, Santa Rosa y Toay, entre otras localidades de nuestra provincia.

El encuentro se llevó a cabo en el marco de los festejos por el 140º aniversario de la inmigración de los alemanes del Volga a la Argentina.

Con su habitual “Willkomenn” (bienvenidos) los anfitriones fueron recibiendo a cada uno de los asistentes. Se presentaron en sociedad y contaron con “orgullo y emoción” algunas de sus costumbres.

Fue una tarde familiar donde se pudo compartir la cultura alemana desde los clásicos platos de comida y la historia del origen de cada uno de ellos, “cerveza tirada” elaborada por artesanos pampeanos, baile con música en vivo, sorteos, bingo y mate, café y/o te con tortas típicas.

La fiesta fue amenizada por Hilario “Lalo” Guinder y su banda que hicieron bailar a los presentes con las populares canciones de Alemania, como “Barrilito de cerveza”. Pasando por clásicos de folclore hasta versiones de cumbia en alemán de “Cachete, pechito y ombligo”, de la Sonora Colorada; y “La Chola”, de Los Palmeras”.

Un cronista de este diario asistió al evento y pudo comprobar la alegría y la humildad de los miembros de la entidad ya mencionada que en todo momento estuvieron atentos ante cada pedido o solicitud de los comensales.

Raíces.

En cuanto al menú, la entrada costó de dos kraut pirok (una comida típica de los alemanes del Volga que fue introducida en Argentina por esta corriente inmigratoria. Se compone de una masa elaborada con levadura en forma de bolsillo. Suele estar rellena de carne picada, col o sauerkraut –repollo agrio o chucrut–, cebollas y diversas salsas).

En tanto, el plato principal fue solomillo con salsa de ciruela, ensalada de papa y chorizo alemán con chucrut.

Por su parte, el postre fue un filsen o fülsen con helado de crema y dulce de leche. Es un plato tradicional que nunca puede faltar en los grandes eventos familiares o sociales, que se llevan a cabo en los pueblos alemanes.

Para la hora de los sorteos del bingo, los invitados disfrutaron de la torta rusa o riwwel kuchen. Siempre acompañada de mate, café o té.

En la despedida, cada uno de los integrantes de la Asociación Descendentes de Alemanes La Pampa, agradecieron a los presentes por compartir la cultura de esa corriente inmigrante. Y a su vez, adelantaron los próximos eventos que se llevarán a cabo en el corriente año, entre ellos la decimosexta edición de la Fiesta Pampeana de la Cerveza que, al igual que el año pasado, se realizará el próximo sábado 3 de noviembre en la localidad de Quemú Quemú.