Inicio La Pampa Cerró una heladería del centro

Cerró una heladería del centro

La cadena de helados Arlequín, que desembarcó con sus sistema de franquicias en Santa Rosa tan solo hace dos años, cerró su segundo local que tenía en el centro de la ciudad, ubicada sobre la calle Mitre. Meses atrás, producto de la crisis económica, la firma había bajado las persianas del local que tenía sobre plena avenida San Martín.

La inestabilidad económica que atraviesa el país, la cual se agravó producto de los resultados de las PASO en agosto pasado, sigue impactando duro en el sector comercial: la crisis parece no encontrar piso y son cada vez los comercios que cierran sus puertas, dejando así en la calle a trabajadores y trabajadoras. No hay rubro que escape a esta realidad y las heladerías son una de ellas.

A pesar que en los próximos meses iniciará una nueva temporada de verano, donde el consumo de este tipo de producto suele tener un fuerte reapunte, una de las franquicias de la cadena Arlequín optó por no continuar con el negocio y cerrar sus puertas. Este no se la primera heladería de la firma que deja de funcionar en el centro santarroseño ya que hace unos meses atrás el local que estaba instalado sobre la avenida San Martín corrió con la misma suerte.

De esta manera, el local –que estaba ubicado sobre calle Mitre, a unos metros de la sucursal del Banco Nación– se encuentra totalmente vacío y sobre el frente del mismo posa un cartel con el mensaje de se “Alquila”. Un mensaje que se repite en varios puntos del centro de la capital pampeana.

Bajo la noche.

La intempestiva decisión de desalojar el local llevó a que parte de la mudanza se realizará bajo el manto de la noche, lo cual tomó por sorpresa a varios clientes que eran habitué de esta heladería.

Únicamente quedaron sobre el suelo escombros y desechos. Es más, según pudo saber este diario, el representante de esta franquicia habría dejado detrás del cierre una cuantiosa deuda tanto en alquiler como en el servicio de energía eléctrica.