Inicio La Pampa Choque y dos heridos

Choque y dos heridos

Un «roce» entre dos vehículos provocó un espectacular siniestro vial ayer por la tarde: uno de los autos se estrelló contra un portón y una casilla de gas. Dos personas hospitalizadas y una familia sin gas fue el saldo del choque.
Minutos antes de las 16, un Ford Fiesta y un Volkswagen Gol se «rozaron» en la esquina de Telén y San Luis. Si bien las autoridades están investigando para determinar fehacientemente cuáles fueron las causas y las responsabilidades de ambos conductores, testigos explicaron a LA ARENA que todo ocurrió cuando el Gol circulaba por la Telén en dirección noreste-suroeste con dos personas a bordo, y un hombre transitaba en el Fiesta por San Luis.
Ambos vehículos se encontraron en la intersección y el conductor del Volkswagen, para evitar el choque, maniobró para esquivarlo pero no lo logró. De esta manera, el Fiesta «rozó» con el frente el lateral derecho del Gol, que perdió el control tras volantear para recuperar su marcha, subió a la vereda e impactó contra un portón y una casilla de gas.
Tras chocar contra la casa, descendieron dos personas del Gol, una de ellas que estaba visiblemente golpeada y fue asistida en un primer momento por testigos. Luego fueron atendidas por personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y trasladadas a un establecimiento sanitario para continuar con las curaciones. Por su parte, el conductor del Fiesta no sufrió lesión alguna aunque sí un daño en el frente de su vehículo.

Familia sin gas.
Tras el siniestro, en el lugar se desplegó un fuerte operativo de la División de Accidentología que incluyó el corte total de la calle Telén y las arterias aledañas, con el objetivo de cerrar el paso a otros vehículos. Todo esto se desarrolló ante la atónita mirada de vecinos y vecinas, quienes no podían creer lo que había ocurrido.
A su vez, al chocar el auto contra la casilla de gas ocasionó una pérdida y fue necesaria la intervención de personal del Cuerpo de Bomberos para retirar la batería del auto. Por otro lado, se requirió en el lugar la presencia de un empleado de Camuzzi para que selle la pérdida y evite que la situación empeore. Esta situación dejó sin gas en un contexto de bajas temperaturas a una familia que alquila la vivienda, ubicada en Telén al 1300, debido a que tuvo que retirar el medidor.