Inicio La Pampa Chos Malal: hay puesteros que continúan evacuados

Chos Malal: hay puesteros que continúan evacuados

VIALIDAD PRIMERO DEBE REPARAR LOS SOCAVONES DEL CAMINO

Los puestos que fueron inundados por la tormenta que azotó a Chos Malal en la noche del miércoles, hasta ayer seguían en esas condiciones. Personal de Vialidad Provincial no pudo llegar con una máquina para hacer movimientos de suelos y porque deben recomponer los caminos. De las tres familias inundadas, ocho personas, entre ellas una niña de un año y medio, fueron evacuadas, pero otros se quedaron en cercanías de sus casas y trabajan en la recuperación de sus enseres. Hubo presencia del municipio de La Humada y de la Zona Sanitaria 4.
El jueves, Rosario Peletay, enfermera encargada de la posta sanitaria del lugar de donde es oriunda, confirmó a LA ARENA que la precipitación alcanzó los 85 milímetros en dos horas según el pluviómetro que hay en el lugar, y que fue «en poco tiempo», aproximadamente llovió desde las 20 hasta las 22.
«Mirá, esto es inédito, nunca había ocurrido algo igual acá. Chos Malal quedó lleno de agua pero el mayor problema es en Los Rincones donde hay tres casas inundadas y otras rodeadas de lagunas, es a unos tres kilómetros de lo que es el grupo de puestos de Chos Malal», explicó a este diario.
Vale mencionar que el mismo meteoro afectó horas después el tránsito de la ruta nacional 151. Allí policía, bomberos voluntarios de Algarrobo del Aguila colaboraron con la policía para realizar tareas de prevención en la intersección de dicha ruta y la provincial 14, debió hacer cortes parciales en la tarde hasta las 22.30 del jueves, cuando personal de Vialidad Nacional debió hacer tareas de limpieza de la calzada afectado por las grandes lluvias en la zona.

Evacuados.
Peletay dio aviso a la comuna de La Humada y enseguida se presentó en el lugar el viceintendente, Jorge Lucero, quien está a cargo de la intendencia en forma provisoria, junto a personal del área municipal de Acción Social.
«Decidieron darles albergue a todos en la escuela, pero solo vinieron ocho personas, entre ellos una niña de un año y medio. Los otros ocho componentes de las tres familias decidieron quedarse cerca de las casas en un refugio que armaron. Están tratando de sacar las cosas para no perder todo porque están llenas de agua», dijo la agente sanitaria.
Los afectados en forma directa son 16 personas. «Las familias están bien, las estamos asistiendo desde Salud y Acción Social, por ahora están todos muy bien. Justo estamos esperando al viceintendente a gente de Acción Social y la policía de La Humada», aseguró Peletay ayer al mediodía.

No pudieron llegar.
También está trabajando Vialidad Provincial desde el viernes a la mañana. «Hoy -por ayer- vinieron con un carretón con una retroexcavadora para desagotar las casas, pero se encajaron por el estado del camino. Es que hay zanjas que son imposibles de pasar. Así que tuvieron que ir a Santa Isabel a buscar otra máquina para primero arreglar los caminos y así poder llegar a Los Rincones, donde está inundado», reveló.
«La gente de Vialidad se ha portado muy bien, el jefe está acá desde el viernes a la mañana. Ahora viajaron a Santa Isabel a buscar algunas cosas entre ellas comida. Creo que mañana -por hoy-, una vez que puedan tapar las zanjas del camino y pasar, van a empezar a trabajar para poder sacar el agua», señaló.

Autoridades de Salud.
En tanto, ayer, a las autoridades municipales, policiales y de Vialidad Provincial, además de la encargada de la posta de Chos Malal se sumaron funcionarios del Area Sanitaria IV. En horas de la tarde arribaron al lugar la coordinadora zonal, la médica Teresa Abdala, y el subcoordinador, Silvio Simón, quienes departieron con las personas evacuadas. Más tarde, junto a la enfermera Rosario Peletay visitaron los puestos inundados en el sector conocido como Los Rincones, y, tras recorrer un par de kilómetros a pie, se entrevistaron con los lugareños que permanecen en las cercanías de sus viviendas. Una forma de dar respaldo a estas tres familias que sufrieron algo impensado y que necesitarán mucho apoyo para recomponer la tranquila vida que llevaban hasta ahora.