Inicio La Pampa Recibió un IFE y lo destinó a un "mini emprendimiento"

Recibió un IFE y lo destinó a un «mini emprendimiento»

La joven que estudia abogacía en la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas en la UNLPam, es una de las miles de personas que en todo el país recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), ayuda con la que comenzó con lo que califica como «un mini emprendimiento». Cielo María Antonella Quilodrán (20) explicó que una vez que le otorgaron el beneficio decidió que no sería lo mejor utilizar ese dinero para los gastos corrientes, porque pronto iban a desaparecer de sus manos: «Así fue que me propuse que tuviera un destino que permitiera que, de alguna manera, el beneficio se extendiera en el tiempo para ayudar a bancarme los estudios», le dijo a un periodista de LA ARENA.

Dinero invertido.
«Seis Cielos Accesorios» -cuenta, mientras muestra el logo que identifica a su emprendimiento- es el nombre de su aún incipiente negocio en el que ofrece «gorros, cuellos, cintos, pañuelos, pashminas, ruanas… primero vendía en mi grupo familiar y amigos, pero desde que empecé a promocionarlo en Instagran y Facebook la verdad es que todo fue muy bien», dijo con satisfacción.
Acompañada en la charla por Nicolás Girard -su novio y compañero de estudios-, Cielo cuenta entusiasmada cómo fue que se decidió «a invertir el dinero que me llegó por el IFE. La idea era no gastarlo en algunas cosas cotidianas, tampoco invertirlo en dólares…», se ríe. «A lo mejor alguien lo hizo y le fue bien, pero desde que me anoté y supe que me iba a tocar el beneficio pensé en hacer una base con ese ingreso e iniciar algo que me permita incluso poder pagar mis gastos, aún dentro de un tiempo, cuando mi carrera de abogacía esté más adelantada», dijo.
Sus estudios y la Justicia.
La estudiante, que a consecuencia de la pandemia y el aislamiento sólo pudo cursar algunas materias, admitió que le fue bien con las ventas: «Es verdad, no me puedo quejar, y tengo la idea de recibirme de abogada… no sé si para ejercer la profesión o para dedicarme a la docencia», dudó.
¿Por qué? «Porque a veces diera la impresión que la justicia no es para todos… que no todos tienen las mismas posibilidades de acceder, y eso no me gusta», definió. «Por allí si me dedicara a la educación podría dar más oportunidades a otras personas para que sientan que verdaderamente hay una justicia igual para todos. Creo que tengo conciencia de clase… y por eso digo lo que digo», completó.

En Neuquén era «moza».
Después señaló que es oriunda de Neuquén -«allá supe trabajar de moza»-, pero la universidad para seguir Derecho está en General Roca, «y por eso preferí venirme a la Universidad Nacional de La Pampa, porque aquí está mi madre; aunque yo vivo en Toay», aclaró. Su mamá se llama Carina Belén Herlein, es empleada y recientemente se recibió de Martillera; en tanto su padre, Walter, también es empleado y trabaja en Neuquén.

Mini emprendedora.
No son muchos los casos que se conocen de personas que con lo que percibieron del IFE pudieran salir de utilizar lo recibido en gastos corrientes para volcarlo a alguna otra actividad que les permitiera que esa suma -que por supuesto dista de ser importante, aunque constituya una ayuda- no se les escape rápidamente de las manos.

«Una re oportunidad».
Hace poco alguna agencia de noticias ofreció como información interesante que en Salta una joven había dispuesto comenzar con un comercio de verdulería, y se la mostraba como un ejemplo de micro emprendedurismo.
Lo de Cielo es algo parecido. «Es verdad que también tuve alguna ayuda de mis familiares que contribuyeron para poder iniciarme… y aquí estoy», dice con una amplia sonrisa. «Lo único que pretendo es que esto me permita ser un poco más independiente y poder completar mis estudios. Con Nicolás estamos ansiosos para poder volver a la Universidad, porque hasta ahora sólo hemos tenido clases por Zoom», destacó.
«Lo del IFE fue una ‘re oportunidad’, y la quise aprovechar… Vamos a ver si con ‘Seis Cielos Accesorios’ puedo conseguir lo que me propuse», dice y casi pasa el aviso… por si alguien quiere saber de qué se trata. «Me pueden buscar con ese nombre en Instagram o Facebook», concluyó la joven.