Cinter será la empresa que colocará el techo del megaestadio

La empresa Cinter SRL, la única oferente de la licitación realizada en junio para la colocación del techo del Megaestadio, se adjudicó la obra. Desde el gobierno provincial informaron que el gobernador Carlos Verna ya firmó el decreto respectivo. Además destacaron que el Tribunal de Cuentas de la provincia, que actualmente está presidido por una profesional ligada a la oposición política, Marita Mac Allister, aprobó el pliego en la primera presentación, sin realizar objeciones.
Tal como se informó hace dos meses, cuando se realizó el acto licitatorio, en el Consejo de Obras Públicas, el presupuesto oficial es de 196.409.807,98 pesos, con un plazo de ejecución de 365 días. Por estas horas, Obras Públicas está ultimando los detalles para la firma del contrato con la empresa adjudicataria.
Cabe recordar que el gobierno actual decidió subdividir los contratos y el de la construcción y montaje del techo es el primero. Luego habrá nuevos contratos para contratar los trabajos en la parte interna y externa del edificio. En el caso del exterior, se contempla la realización de un estacionamiento entre otras obras.
Si bien en el mes de junio ya la corrida al dólar llevaba prácticamente dos meses, en agosto se profundizó y llevó el precio del dólar a casi 40 pesos. “Los valores se irán actualizando por índice, al igual que el resto de las obras”, se había informado en su momento desde el Centro Cívico.
El techo va a ser parabólico, distinto al original. En cuanto al resto de la estructura, desde el Ministerio de Obras Públicas aseguran que está en condiciones, de acuerdo a los resultados que dieron las revisiones realizadas y los ensayos con hormigón y partes estructurales.
El Megaestadio es una de las obras preferidas por la oposición política en La Pampa para cuestionar la gestión del actual gobernador. Cabe recordar que él mismo inició la construcción del estadio cubierto de Santa Rosa con la intención de inaugurarlo para la edición del los Juegos de la Araucanía que se celebraron en La Pampa sobre fines del año 2007.
Un error atribuido al calculista que había contratado la empresa adjudicataria de la obra, la piquense Inarco, derivó en la imposibilidad de techar el gimnasio, situación que ya lleva más de diez años, entre los cuales pasaron los dos gobiernos de Oscar Mario Jorge hasta llegar al segundo y actual mandato de Verna. El otro protagonista de aquel fracaso fue el ministro Julio Bargero, quien volvió a la cartera de Obras Públicas de la mano del vernismo y se encargó de encarar la nueva licitación, con el objeto de concluir la obra.