Inicio La Pampa "Clamor por sistema educativo federal"

«Clamor por sistema educativo federal»

La ministra de Educación de la provincia, María Cristina Garello, participó junto a 200 referentes del campo educativo de un encuentro que apunta a elaborar un documento con propuestas para el área con el objetivo de presentárselo a Alberto Fernández en caso que gane las elecciones del 27 de octubre.
Bajo el lema «Educación, Educación, Educación. Temas de agenda pública», del encuentro participaron los ministros de Educación de las 14 gobernaciones provinciales que manifestaron su apoyo al Frente de Todos, entre ellos La Pampa.
El acto de cierre fue encabezado por Nicolás Trotta (UMET), Luis Scasso (OEI), Adrián Cannellotto (Unipe), Adriana Puiggrós (Unipe), Flavia Terigi (UNGS-UBA) y Sonia Alesso (Ctera). Los expositores se abocaron a aportar diferentes reflexiones respecto de los debates que hay entorno a los núcleos centrales de la agenda educativa.
En el cierre del encuentro se hizo especial hincapié en la necesidad de un proyecto nacional y federal que acompañe e impulse la transformación del sistema educativo. «De todas las recomendaciones a las que llegamos, creo que la más importante ha sido el clamor por un sistema educativo federal. Necesitamos que se entiendan las asimetrías y particularidades de cada lugar porque no queremos más un país unitario», planteó la pedagoga Adriana Puiggrós.
Según destacó el diario Página 12, las principales conclusiones que dejó la jornada fueron: recuperar la responsabilidad del Estado Nacional sobre las políticas educativas, garantizar el cumplimiento de las numerosas normativas vigentes, asegurar condiciones laborales dignas (empezando por reponer la paritaria nacional docente), consensuar un plan integral en el marco del Consejo Federal de Educación que contemple las diferentes realidades provinciales, entre otras.
De acuerdo a la crónica del diario La Nación, lo que se pretende es cumplir «a pleno» la Enseñanza Sexual Integral (ESI), aprobada en 2006 por el Congreso, repensar la jornada escolar y hacer un mapeo para conocer a fondo la situación en las provincias, reglamentar la educación intercultural bilingüe y el capítulo de enseñanza cooperativa y social comprendido en la ley nacional de educación 26.206.
También lograr que el Consejo Federal de Educación funcione como un espacio de discusión y pueda diseñar políticas educativas, desarrollar formas de participación de los estudiantes, evitar la precarización laboral docente.

La ESI.

La presentación de las conclusiones de 10 grupos de trabajo estuvo a cargo de Puiggrós, ex directora general de Escuelas bonaerense en la gobernación de Felipe Sola; Alesso, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Cterea); Flavia Terigi, investigadora y docente de la Universidad Nacional de General Sarmiento; los rectores Adrián Cannelloto (Universidad Nacional Pedagógica) y Nicolás Trotta (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo), y Luis Scasso, director adjunto de la oficina regional Buenos Aires de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
«Se mueren las pibas. No puede haber una cuestión de conciencia. La ESI no puede esperar. Hay que educar para una vida más feliz y más saludable. Lo tenemos que discutir respetuosamente», planteó Alesso.
Entre presentes y adherentes al encuentro, figuraron los responsables de educación de La Pampa, María Cristina Garello; María Cecilia Velázquez (Santa Cruz), Mariela Nassif (Santiago del Estero), Juan Pablo Litchmajer (Tucumán), Marcela Mosqueda (Chaco), Paulina Calderón (San Luis), Alberto Zorrilla (Formosa), Daniel Gutiérrez (Catamarca), Cristina Storioni (Neuquén), Juan Luna (La Rioja), Ivonne Aquino (Misiones), Marta Irazábal de Landó (Entre Ríos), Diego Romero (Tierra del Fuego) y Felipe de los Ríos (San Juan).

Crisis.

Los expositores partieron del reconocimiento de la existencia de un contexto de ajuste, crisis y deuda social que limita las potencialidades del sistema educativo. Frente a este escenario, Terigi planteó la necesidad de armar «un estado de situación»: «El gobierno actual nos deja un Ministerio nacional que perdió gran parte de sus cuadros técnicos, nos deja compromisos con soluciones enlatadas vendidas por consultoras que dan cuenta de un aplanamiento de la responsabilidad del Estado y nos deja un cambio cultural en las escuelas que parte de un descrédito muy grande de lo público».
«No hay proyecto educativo sin proyecto nacional», planteó Alesso. La dirigente sindical destacó la importancia de «construir una institucionalidad que evite que, cada cuatro años, tengamos que pagar 100 años de endeudamiento externo. Hay que construir consensos ciudadanos básicos porque es imposible diseñar políticas educativas sin una mirada de largo alcance».