viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa Clara pide "apertura urgente"

Clara pide «apertura urgente»

La diputada provincial del radicalismo Lorena Clara se mostró en contra del cierre de los comercios en distintas ciudades pampeanas en el marco del regreso a la Fase Uno del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y en el marco del brote de coronavirus que se dio en diferentes puntos de la provincia.
«Las localidades pampeanas afectadas necesitan una apertura urgente y responsable de la actividad de los comerciantes (supuestamente no esenciales), de emprendedores, de industriales y de profesiones y profesionales independientes, aplicando por supuestolos más estrictos protocolos de salud», señaló Clara en un comunicado.
Y añadió: «No es adecuado hablar de los anti cuarentena o que se prefiere la economía antes que la salud cuando se propone la reactivación. Por mi parte, siempre he venido acompañando las medidas sanitarias dispuestas, instando constantemente a la población a acatarlas y he presentado iniciativas en materia sanitaria acordes a las circunstancias».
Clara destaca que «son miles y miles de pampeanos afectados por esta medida, y el gobierno les cierra la posibilidad de salir a ganar su sustento y muchos se funden».

«Débil economía».
La legisladora destaca que «lo que hace el gobernador Sergio Ziliotto en términos de salud y cuidado de vida de los pampeanos es muy bueno en términos generales». Pero «así como hay que tratar de proteger la vida, también hay que ser muy cuidadosos de que en ese proceso no destruyamos más nuestra débil economía».
Clara afirma que en La Pampa los casos positivos «no se originaron por estas actividades. Es más, se trata de sectores que han demostrado ser muy responsables en la aplicación de protocolos de sanidad y muestran un gran compromiso de seguir haciéndolo».
Y se preguntó: «¿Por qué no puede abrir una mercería, por ejemplo, si cumple las mismas restricciones y las mismas garantías de salud que cumple una ferretería? No podemos paralizar la actividad económica, el Estado provincial debe velar por la garantía sanitaria y la salud de los pampeanos pero sin establecer restricciones excesivas a esas actividades. No se puede hablar de reactivación mientras siga esta medida. Los comerciantes sienten mucha impotencia cuando alguien decide quien trabaja y quien no, y no tienen bien en claro ciertos criterios, y se preguntan hasta cuándo lo deben resistir porque ya no aguantan más, no se les puede pedir mayor esfuerzo del que pueden soportar. Debemos ir por la ruta del diálogo».