Inicio La Pampa Clases: Utelpa se adelantó al anuncio

Clases: Utelpa se adelantó al anuncio

"NO A LA PRESENCIALIDAD EN ZONAS DE ALTO RIESGO", HABIA ANUNCIADO EL GREMIO

Anticipándose un par de horas al anuncio oficial, los 17 secretarios y secretarias generales de Utelpa cerraron ayer el Plenario iniciado el sábado con una resolución unánime: «Pasar a la virtualidad a partir del miércoles 12 de mayo» en ocho localidades con alto riesgo epidemiológico, incluidas Santa Rosa y General Pico.
El alto impacto político de esa decisión sería desactivado un rato después por Sergio Ziliotto, con el anuncio de nuevas restricciones que incluyen la suspensión de clases presenciales hasta el 25 de mayo. A propósito de la «rebeldía» de Utelpa, el mandatario provincial advirtió que el gremio docente no tiene facultades para suspender las clases.
«Existen indicadores que hacen necesaria la adopción de medidas urgentes que contribuyan a bajar el nivel de contagio, la cantidad de casos activos y la ocupación de camas», argumentaba Utelpa. Esta discusión no resulta ajena a una agenda nacional que incluye desde hace semanas la controversia entre educación virtual y presencial, una disputa que en la CABA provocó hasta intervención de la Corte Suprema de Justicia para fallar sobre la validez de un decreto que, precisamente, obligaba a la Ciudad a retomar la educación virtual.
El domingo, durante el cuarto intermedio del Plenario, algunos maestros habían promovido una encuesta «para que compañeros y compañeras opinaran si el gremio debía o no adoptar medidas de fuerza» ante una aceleración del ritmo de contagio. Antes de finalizar el Plenario, tres maestras se presentaron en la sede de avenida Belgrano con los resultados registrados entre unos 500 docentes: «la gran mayoría prefiere evitar el riesgo de enfermarse y volver a la virtualidad. Hay cada vez más contagios y personas aisladas en los establecimientos pero no observamos ninguna reacción, ni del gremio ni del Ministerio», contó una maestra que participó del relevamiento.

«Resguardo sanitario».
«Luego de analizar la situación que atraviesa la provincia, su impacto sobre la vida y salud de trabajadores y trabajadoras de la educación, comunidad educativa y sociedad en general» Utelpa resolvió volver a la virtualidad en ocho localidades (Santa Rosa, General Pico, Toay, Ingeniero Luiggi, 25 de Mayo, Santa Isabel, Colonia Barón y Eduardo Castex), cuyos docentes «ejercerán el derecho a retención de tareas y pasarán a cumplir funciones laborales desde la virtualidad, hasta que cese la situación de alto riesgo epidemiológico», explicó el gremio.
En un comunicado difundido dos horas antes de la conferencia convocada por el gobierno, el sindicato argumentó que «la suspensión de presencialidad es una medida de resguardo sanitario y cuidado en favor de toda la comunidad, una acción para defender la salud y vida de las familias y comunidad educativa» y consideró que el gobierno debería «tomar medidas urgentes y efectivas para bajar la circulación de personas en los sitios de alto riesgo».
Un par de horas después, en conferencia de prensa, Sergio Ziliotto anunció una serie de medidas destinadas, precisamente, a «reducir la circulación».