miércoles, 28 octubre 2020
Inicio La Pampa Coirco advirtió a Abeldaño

Coirco advirtió a Abeldaño

RECURSOS HIDRICOS TEME DESBORDES DEL RIO COLORADO

(25 de Mayo) – La secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia de La Pampa, advirtió al intendente de esta localidad, Abel Abeldaño, de que podría haber inundaciones en zonas ribereñas del río Colorado en la zona entre Buta Ranquil y Casa de Piedra, donde el río Colorado tiene su cauce desdibujado. El anuncio es a los efectos de tomar prevenciones para evitar problemáticas, en especial posibles anegamientos. En los últimos días el caudal creció casi el triple.

El área estatal cursó notas al intendente de 25 de Mayo, Abel Abeldaño, y al delegado de Casa de Piedra, Martín Borthiry. También al Ente Provincial del Río Colorado, y a otros estamentos provinciales como la secretaría de Energía y Minería, y las subsecretaría de Hidrocarburos y de Ambiente. La idea es que con esa información hagan las previsiones a productores y empresas que gestionan en el área petrolera.

«Abrupto crecimiento»

El aviso llegó a la comuna veinticinqueña firmada por el responsable de la cartera, ingeniero Néstor Lastiri, y el representante pampeano en el Coirco, ingeniero Juan Greco. En la misma les trasladaron el contenido de un comunicado emitido por el presidente del Coirco sobre «el crecimiento abrupto del caudal del río Colorado».

Desde el área provincial dieron algunos datos preocupantes. Revelaron que en los últimos días, en el puesto de medición de Buta Ranquil hubo un gran crecimiento del volumen de escurrimiento. Puntualmente informaron que el 6 de octubre midieron un caudal de 67 metros cúbicos por segundo, y que el 15 de octubre aumentó a 143 metros cúbicos por segundo.

Pero estos datos quedaron atrás, porque ayer el puesto de aforo en Buta Ranquil seguía marcando un constante incremento del volumen del caudal: marcó el escurrimiento de 169 metros cúbicos por segundo.

Cuenca borrada

Lastiri y Greco entendieron que la problemática de la llegada de esta inusual masa líquida, que escurre hacia el Lago Casa de Piedra, seguramente se encontrará con el antiguo cauce prácticamente borrado. «Teniendo en cuenta que en los últimos diez años se atravesó un período de escasez hídrica, esto puede haber impactado en una disminución en la capacidad de conducción del río, además de incremento de la vegetación de las márgenes», lo que puede producir desbordes no deseados.

Recursos Hídricos pidió a Abeldaño a poner en conocimiento a los ribereños. «Solicitamos realizar comunicaciones a los responsables de las áreas de riego y municipios ribereños, comprendidos en el tramo no regulado entre Buta Ranquil y Casa de Piedra, hasta tanto se disponga del Pronóstico de Derrame Anual, el cual será publicado en el sitio web como se hace todos los años», explicaron.

Y sobre este documento blanquearon que «la emisión del Pronóstico de Derrame Anual se encuentro demorada, como consecuencia que la semana pasada no se pudo realizar el vuelo a la estación Paso Pehuenches. El objeto del comunicado es informar la situación futura probable de evolución de los caudales del Río Colorado y sus consecuencias en la ribera del mismo, ante un abrupto crecimiento de dicho caudal y la toma de decisiones acordes, para minimizar efectos no deseados», concluyó la nota.

El río sigue subiendo

El río Colorado volvió a tener ayer otro importante incremento en su caudal según los registros de la estación automática instalada en el paraje Buta Ranquil, en provincia de Neuquén. Mientras que el jueves la medición fue de 146 metros cúbicos por segundo, ayer a la mañana fue de 169 y para la tarde ya estaba en 171 m3/s. El lago de Casa de Piedra dejó de perder nivel –venía descendiendo entre 1 y 2 centímetros por día– y ayer logró recuperar 1 centímetro, ubicándose en 269,37 metros sobre el nivel del mar.