Inicio La Pampa Coirco frenó Portezuelo. Ordenó estudio integral

Coirco frenó Portezuelo. Ordenó estudio integral

LA MOCION QUE PRESENTO EL GOBERNADOR ZILIOTTO FUE APOYADA POR KICILLOF, CARRERAS Y GUTIERREZ

El Consejo de Gobierno del Coirco rechazó ayer todas las propuestas que llevó la provincia de Mendoza para seguir adelante con la construcción de la represa Portezuelo del Viento y en votación mayoritaria ordenó realizar una nueva estudio de impacto ambiental, estaba vez abarcativo y desarrollado de acuerdo a procedimientos aceptados, para determinar si la obra es viable y por ende, si corresponde realizarla. La decisión impone un freno al avance unilateral de Mendoza y la obliga a desarmar el proceso de licitación en marcha en Mendoza. Hay euforia en La Pampa y en las otras tres provincias, que unificaron posturas detrás del reclamo pampeano. «Un enorme paso en defensa de nuestros ríos», sostuvo el gobernador pampeano Sergio Ziliotto, que viajó a Buenos Aires para participar en forma presencial de la reunión. El gobernador Suárez ya anticipó que pedirá un laudo presidencial.

Con el voto a favor de los gobernadores de La Pampa, Sergio Ziliotto -que fue quien formuló la moción-, Buenos Aires, Axel Kicillof; Río Negro, Arabela Carreras, y Neuquén, y Omar Gutiérrez (Neuquén), el Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) ayer ordenó realizar un nuevo estudio de impacto ambiental que determine con seriedad los impactos que la construcción y operación de la represa Portezuelo del Viento tendrá en toda la región de influencia del río norpatagónico. La moción pampeano fue rechazada, como era de esperar, por el gobernador mendocino Rodolfo Suárez, que pretendía seguir adelante sin escuchar las quejas de sus pares.

La decisión tomada por el Consejo de Gobierno implica retrotraer Portezuelo del Viento a la instancia previa a la realización del Estudio de Impacto Ambiental, un paso ineludible y necesario para determinar si la obra se hace o no.

Esto representa un fuerte freno a Portezuelo del Viento y a la pretensión de la provincia de Mendoza de hacerla y manejarla a su antojo, una actitud que, favorecida por su alianza política con el gobierno de Mauricio Macri en la gestión anterior, terminó por convencer a las otras tres provincias de la cuenca del riesgo que este escenario político representaba para la cuenca y su futuro.

Ahora, tal como ayer pusieron énfasis los diarios mendocinos, habrá que esperar como mínimo dos años a que se ordene este nuevo estudio, se lo desarrolle y que sus conclusiones sean analizadas por los responsables de tomar las decisiones finales.

Laudo

La reunión del Consejo de Gobierno del Coirco fue presidida, como ordena el Estatuto, por el ministro del Interior de la Nación, Eduardo «Wado» de Pedro, y contó con la presencia de los dos gobernadores que embanderan las posiciones extremas en este conflicto: el pampeano Sergio Ziliotto y el mendocino Rodolfo Suárez, quienes viajaron a Buenos Aires para estar en persona en el cónclave. Los otros tres gobernadores y los equipos técnicos participaron a través de plataformas virtuales.

La reunión tuvo como sede el Salón de los Escudos del Ministerio del Interior y en su transcurso «las provincias de Río Negro, Neuquén, Buenos Aires y La Pampa solicitaron la realización del estudio de impacto ambiental sobre toda la cuenca del río Colorado y la realización de las audiencias públicas, como condición para su aprobación», según informó el área de prensa de ese Ministerio.

«La moción avalada por cuatro de las provincias no contó con el apoyo de Mendoza que, a través de su gobernador, solicitó un laudo presidencial al considerar que existe un estudio realizado previamente», detalló.

El ministro de Pedro resaltó que «si bien hoy no hubo un acuerdo total, los propios gobernadores tuvieron el espacio para dialogar con el acompañamiento de Nación, lo que sin dudas es un primer gran paso para alcanzar una solución conjunta».
Esa fue la línea de trabajo que marcó el presidente Alberto Fernández cuando pidió a sus funcionarios «que trabajemos para propiciar el acercamiento de las provincias, y hoy empezamos», recordó.

Ziliotto

La postura que llevó La Pampa, según detalló la Agencia Provincial de Noticias de La Pampa, fue «que se realice una Evaluación de Impacto Ambiental Integral en la cuenca del Río Colorado referente a la obra «Aprovechamiento Multipropósito Portezuelo del Viento» en los términos de la Ley 23879 «Ley Nacional de Obras Hidráulicas», que deberá incluir la realización de la Audiencia Pública Nacional. La realización de este estudio ha sido obviado hasta el momento pese a la plena vigencia de ese mandato legal.

Mendoza concurrió con la intención de «hacer prevalecer su postura de avanzar sin la evaluación ambiental y otorgando a Coirco un rol meramente fiscalizador, postura que fue categóricamente rechazada por el gobernador Ziliotto», aseguró APN.

Terminado el encuentro y con la satisfacción de haber logrado un paso fundamental para el futuro del recurso y por ende de una importante zona de la provincia, el gobernador pampeano reflexionó que «el río Colorado es de cinco provincias», una definición que refleja el duro golpe sufrido por Mendoza ayer, que siempre consideró a este y otros recursos hídricos como de su exclusiva propiedad.

Lo que viene

Las consecuencias inmediatas de lo resuelto ayer son dos: 1) que Mendoza debe congelar totalmente el proceso de licitación que ha desarrollado hasta ahora y que iba a tener el 3 de julio una fecha clave por cuanto ese día se conocerían las propuestas económicas presentadas por los oferentes; 2) la redacción y elaboración por parte de Mendoza del pedido de laudo arbitral presidencial que ayer anticipó el gobernador Suárez por entender, según expresó, que el componente de impacto ambiental del proyecto hidroeléctrico ya estaba cumplido.

Las dos acciones implican un freno casi total para la obra que en Mendoza califican como «la obra del siglo» y al que la clase política apostó todas sus fichas.
La realización del nuevo estudio de impacto ambiental seguramente estará atada al resultado del laudo arbitral que presentará Mendoza, un trámite que demandará varios meses y que tiene un único antecedente: el laudo que pidió La Pampa también por Portezuelo del Viento y que en aquel momento fue favorable a la posición mendocina.

Recién cuando se conozca la definición de ese laudo, y en tanto avale la postura expresada ayer por cuatro gobernadores, se pondrá el marcha el mecanismo para ordenar un nuevo estudio de impacto ambiental, trabajo de rigurosidad científica que implica como mínimo un año de tomas de muestras a campo.

Las primeras observaciones, y de carácter más optimistas, que se conocieron ayer tanto desde Mendoza como en La Pampa es que la obra se demorará como mínimo dos años. Ello siempre y cuando los gobernadores entiendan, con nuevos elementos de análisis, que su construcción es viable.

Una «bandera irrenunciable»

El gobernador Sergio Ziliotto fue prácticamente el primero en brindar públicamente alguna información sobre el resultado de la cumbre de gobernadores. Lo hizo a través de un tuit en su cuenta en esa red social. «El Consejo de Gobierno del Coirco aprobó realizar un Estudio de Impacto Ambiental en todo el Río Colorado. Un enorme paso en la defensa de nuestros ríos, bandera irrenunciable de toda La Pampa. Y un gran reconocimiento a la solitaria lucha de Carlos Verna años atrás», destacó.

Fuerte impacto en portales

Los principales portales de noticia de Mendoza se hicieron eco de la reunión del Consejo de Gobierno del Coirco y que implica frenar el avance unilateral de esa provincia con una obra que preocupaba a toda la cuenca.

El Diario Uno no escatimó palabras y en su título calificó el resultado del encuentro como un «duro golpe para Mendoza» ya que «harán un nuevo estudio de impacto sobre Portezuelo», el cual podría ser un «duro revés» para el avance de la denominada «obra del siglo».

El sitio MDZonline protagonizó un curioso hecho. Mientras que los medios pampeanos ya daban a conocer el resultado de la votación, el sitio mendocino puso en tela de juicio la información que llegaba desde Buenos Aires: «La Pampa dice que harán nuevo estudio de impacto ambiental». Confirmada la noticia, modificó el tituló: «Se impuso la postura de La Pampa y Suárez pide arbitraje». Más tarde tituló «Freno a Portezuelo: una decisión política que jaquea la economía local».

Tanto el diario El Sol como el de San Rafael abordaron la noticia desde una misma mirada: «El Coirco rechazó la propuesta de Mendoza». Dentro de la nota, dieron cuenta que en las próximas semanas se buscará «acordar las condiciones en caso de que se realizarse el nuevo estudio» de impacto ambiental «con las que se permita construir la represa sin que la afecte la ley que actualmente rige estas obras a nivel nacional». Y expresaron: «Si no se logra consenso, Suárez reafirmó que acudirá al laudo».

Finalmente, Los Andes tituló que «el Coirco rechazó la propuesta de Mendoza y aprobó hacer un nuevo estudio ambiental» y precisó cuál fue la votación que puso freno a los intereses de esa provincia en el avance de la polémica obra: «El comité de gobernadores votó 4 a 1 la moción de La Pampa y no hizo lugar a la oferta que llevó Suárez. Ahora, a Mendoza solo le queda pedir un laudo presidencial». Finalmente, dejó abierta una incógnita: «¿Se frena la obra?».