Coirco le puso freno a Portezuelo por el trasvase del Atuel

LE PIDIO A MENDOZA QUE PONGA POR ESCRITO QUE NO SACARAN CAUDAL DEL COLORADO

El Comité Interjurisdiccional del Río Colorado volvió a reunirse ayer en Buenos Aires, oportunidad en que todas las provincias, no solo La Pampa, le reclamaron a Mendoza que deje por escrito que el proyecto de represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento no esconde “bajo el poncho” el trasvase de caudales desde el río Grande al río Atuel. Las provincias quieren algo más que las palabras de un representante alterno en el comité de cuenca. Porque mientras en Coirco, Mendoza niega esa relación, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo sigue haciendo campaña con el trasvase y ante la Corte Suprema de Justicia presentaron documentación que dice que la solución al conflicto con La Pampa por el río Atuel es la concreción de esta obra.
La reunión ordinaria de ayer del comité técnico del Coirco tuvo lugar en la sede porteña del Consejo Hídrico Federal y tuvo un trámite extenso. Comenzó a las 10 y terminó cerca de las 16. Portezuelo del Viento fue el tema sobresaliente de la reunión. La representación pampeana estuvo encabezada por el procurador Hernán Pérez Araujo y el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, a quienes acompañaron entre otros el ingeniero Santiago Reyna, un especialista en temas de generación hidroeléctrica de la Universidad Nacional de Córdoba, quien expuso su análisis sobre la producción energética que tendrá la represa de acuerdo al estado actual del proyecto.
En declaraciones a Radio Noticias, Pérez Araujo comentó que la exposición de Reyna “generó cierto resquemor al principio”, sobre todo en la delegación mendocina, cuando expuso, “en una crítica muy objetiva, exhaustiva y concreta”, aseguró, que mostró que la producción energética de Portezuelo del Viento estará, en su mejor condición, en 70 megavatios, apenas una tercera parte de los 210 megavatios que se dice.
“Ellos hablan de unos costos grandiosos -el presupuesto actual de la represa y sus obras complementarias es de 1.000 millones de dólares- y unos beneficios escasos; entonces ¿dónde está el beneficio de una obra fastuosa que vamos a pagar todos los argentinos?”, planteó el procurador.
En ese escenario volvió a aparecer el fantasma del trasvase de caudales desde el río Grande, cauce sobre el cual se quiere construir Portezuelo, hasta el río Atuel, una posibilidad que Mendoza dice que no está en los planes inmediatos.
“El tema del trasvase es circular: siempre vuelve”, graficó Pérez Araujo. “Desde la reunión (del Coirco) del mes de junio, los representantes de Mendoza insisten en que la obra no está asociada al trasvase, que el proyecto ejecutivo presentado al gobierno nacional para la licitación no trae consigo el trasvase, y lo ratifican aún cuando no han enviado una nota de un funcionario de jerarquía, que nosotros pretenderíamos que fuera el propio gobernador, que ratifique aquel pronunciamiento del gobernador (Celso) Jaque del año 2011 que decía precisamente eso: que la obra no está asociada a la toma y conducción de caudales para trasvasarlos al río Atuel”.
Este posicionamiento hasta ahora unilateral de la provincia de La Pampa, “ahora incluso es compartido por la delegación de Buenos Aires y Río Negro”, reveló el procurador. “En la reunión de hoy (por ayer) también expresó, conforme a lo manifestado por La Pampa, la necesidad de que Mendoza lo ratifique mediante otra nota”.
“Los delegados de Río Negro y Buenos Aires aprobaron el trasvase a regañadientes; ahora han manifestado que no estarán tan de acuerdo, y por eso se han plegado a la posición de pedir que Mendoza ratifique la postura de que la obra no implica el trasvase”.

Contradictorio.
La posición de Mendoza en el Coirco contrasta con su postura en la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior, donde ha expresado, incluso a la propia Corte Suprema de Justicia, que quiere hacer el trasvase del Grande al Atuel porque esa es la real y única solución a los problemas de este segundo río y el cierre definitivo del conflicto con La Pampa.
“No solo es una postura contradictoria, que uno podría entender si quienes pretenden disfrazar la situación son personas distintas, sino que es peor es que son las mismas personas las que están sentadas en la CIAI y en Coirco”, se enojó Pérez Araujo. “”En la CIAI dicen que el trasvase es la panacea y la solución, y en Coirco dicen que no está prevista en la obra y que en su momento se verá. Insisten en eso, y es lo que ha costado en el acta.”
“Nos estamos acostumbrando a que en un lugar nos digan una cosa, y en el otro nos digan otra, sobre todo cuando hablamos con los mismos interlocutores. Como dijo nuestro gobernador (Carlos Verna), a la Corte también le han mentido”.

Reclamo por presidencia
En el último tramo de la reunión de ayer, el representante pampeano Hernán Pérez Araujo solicitó que el Ministerio del Interior designe a la brevedad a su representante en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado, para que ejerza, como establece el estatuto del organismo, la presidencia ejecutiva.
Desde la renuncia del ingeniero Horacio Collado, la presidencia del cuerpo es ejercida en forma rotativa por alguno de los representantes provinciales. Hasta el 1 de julio lo hizo el delegado de la provincia de Río Negro, y desde entonces lo hace el de provincia de Buenos Aires.
Esta situación no es la más conveniente para el funcionamiento de este comité de cuenca, máxime con la intensidad en su actividad que tiene en este tiempo. Además, y tal como ayer por la tarde sopesó Pérez Araujo en la entrevista con Radio Noticias, deja una mala imagen del interés que Nación le presta a este organismo de cuenca. “Lo que llama la atención es que no hay candidatos para el cargo, ni siquiera se menciona algún nombre en los pasillos”, confió el procurador. “Escuchamos muchas veces que hablan de respetar la institucionalidad, pero en este caso vemos que no están cumpliendo con su palabra”, analizó el funcionario en tono de lectura política.
“Nos encontramos ante un supuesto de vacancia no contemplado para otorgar funciones al vicepresidente, atento a que la ausencia o impedimento referida se viene manteniendo por un lapso que excede la previsión estatutaria, lo que podría viciar de nulidad los actos que se realicen hasta la designación de un nuevo Presidente”, dice la moción pampeana.