Inicio La Pampa Colectivos: no hay interesados en la línea hacia Toay

Colectivos: no hay interesados en la línea hacia Toay

LA LICITACION PARA CONCESIONAR EL SERVICIO DE TRANSPORTE PUBLICO QUEDO DESIERTA

La semana pasada terminó el plazo de la licitación que abrió la Dirección de Transporte de la provincia para convocar a empresas de transporte interesadas en obtener la concesión del servicio de colectivos entre Santa Rosa y Toay y fue declarada desierta ya que ni siquiera se presentó la actual prestataria, Dumas Cat.
La información fue confirmada por el director de Transporte, Mauricio Márquez, quien ante una consulta de LA ARENA sólo se limitó a responder que el motivo por el cual ninguna empresa se presentó al llamado fue el contexto de pandemia. «Es difícil que una empresa se interese en el actual contexto», dijo el funcionario.
Dicha licitación fue convocada en junio pasado ante la finalización del contrato firmado entre el gobierno provincial y el representante de Dumas Cat, la empresa que presta el servicio de transporte urbano de pasajeros entre la capital provincial y la localidad de Toay desde el 2008 cuando concluyó el acuerdo con la empresa El Indio.
De acuerdo a la información que pudo conseguir este diario, fue el 12 de junio pasado cuando el gobierno provincial aprobó la documentación legal y técnica elaborada por Transporte para hacer el llamado a contratación del «servicio de transporte de pasajeros entre las ciudades de Santa Rosa y Toay».

Directa.
Sin embargo, en un contexto regido por medidas restrictivas aún más duras por el coronavirus, en ese entonces la provincia decidió readjudicarle de manera directa la concesión a la actual prestataria Dumas Cat. Esa decisión, a cuyo texto normativo accedió este diario, se sustentó en las «razones de emergencia» generadas por la pandemia.
Esa adjudicación de emergencia para prestar el servicio fue por 180 días «desde la suscripción del contrato», plazo que terminó el 12 de diciembre pasado, «o hasta el plazo que insuma la adjudicación de la licitación».
A su vez, en esa readjudicación la provincia acordó girarle a la empresa un subsidio mensual máximo de 1.8 millones de pesos con el objetivo de «paliar los efectos económicos de la pandemia y por el término de la duración del contrato», algo que la provincia repitió con otras empresas de transporte.

Desierta.
Como se mencionó antes, uno de los puntos de la readjudicación de emergencia a Dumas fue prorrogar el servicio durante el tiempo que sea necesario para que se adjudique a una empresa. Sin embargo, sobre el fin de la semana pasada se conoció que la mencionada licitación, que lleva el número 01/20, fue declarada desierta ya que ninguna empresa se presentó.
Ante la consulta de si los trabajadores que están al frente del servicio recibieron alguna comunicación por parte de la empresa o de la Dirección de Transporte respecto de un eventual peligro del servicio, fuentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) lo descartaron rápidamente. «Lo cierto es que hicieron un pliego licitatorio en pandemia y quién se iba a presentar, ni siquiera Dumas Cat lo hizo. Ahí se acordó una nueva prorroga, y seguramente le darán otra cuando se termine esa», indicaron.

Prórroga.
Si bien las precisiones que surgen de Transporte son escasas, todo indica que el servicio de transporte urbano de pasajeros entre las ciudades de Santa Rosa y Toay no corre peligro, y si bien en la actualidad no hay empresas que estén interesadas formalmente, la intención del gobierno es mantener las prórrogas hasta que la incertidumbre de la pandemia se haga a un lado y alguna empresa decida firmar un nuevo contrato.