Inicio La Pampa Colegio secundario visitó la planta de tratamiento

Colegio secundario visitó la planta de tratamiento

WINIFREDA RECICLA ENTRE 50% Y 70% DE LOS RESIDUOS

Alumnos y alumnas de cuarto año del colegio secundario de Winifreda visitaron la planta municipal de tratamiento de residuos inorgánicos para interiorizarse sobre las tareas que se desarrollan en el lugar. Recorrieron sus instalaciones ataviados con barbijos. La trabajadora Lorena Munch, les explicó los procesos de clasificación, compactado y enfardado que se realizan diariamente para recuperar desechos reciclables que posteriormente se comercializan. Observaron el funcionamiento de una prensa hidráulica manipulada por el operario Gaby Zuñiga, elemento que permite producir mensualmente unos 80 fardos de botellas plásticas de 35 kilogramos cada uno, que se venden a empresas que se dedican al reciclaje. Asimismo tomaron conocimiento que el municipio hace unos días comercializó nuevamente más de diez toneladas de vidrios.
Los estudiantes estuvieron acompañados por las docentes Lorena Blanco, Verónica Tamagnone y Micaela Herlein. Esta última es profesora de geografía, y según explicó «en el aula estamos trabajando problemáticas ambientales mundiales, una de ellas los residuos urbanos que todos generamos. Esta recorrida sirvió para que chicos tomaran real dimensión del trabajo que se está llevando a cabo en la planta como parte del plan de separación de residuos domiciliarios que impulsa la municipalidad en el pueblo, el cual consideramos muy importante para poder reducir los desechos que todos producimos».
«Les permitió, además, desterrar opiniones equivocadas que tenían sobre las tareas que se desarrollan aquí y la idea ahora es que concienticen en sus casas», agregó.
El trabajo áulico continuará «con la búsqueda de las distintas formas de reutilizar residuos que tienen los países en el mundo y cómo se trabaja a escala nacional. Evaluaremos cuáles son las principales problemáticas que nos afectan a todos como sociedad, y qué iniciativas podríamos aportar a nuestro ambiente para poder revertirlas».

Experiencia.
La alumna Agostina Muñoz, confió que fue su primera visita a la planta. «Me impresionó porque hay cosas que no sabía, por ejemplo, que las latas y los plásticos se pueden lavar antes de arrojarlos a la basura». Aseguró que en su casa «separamos los residuos» orgánicos, inorgánicos y sanitarios.
Lorena Munch le pone mucho empeño a su trabajo al igual que sus compañeros. Valoró la visita de los estudiantes. «Ellos son el presente y el futuro, los que pueden cambiar determinados comportamientos de la sociedad», dijo y enseguida anheló «ojalá vengan el resto de los cursos y grados de las dos escuelas (primaria y secundaria), desde el más chiquito hasta el más grande, ellos pueden hacer grandes cambios en sus casas enseñándoles a separar los residuos a su mamá, papá, hermana, tío, abuelo». Dio un dato: De toda la basura inorgánica que ingresa a la planta se recicla «entre el 50 y el 70 por ciento» de plásticos, cartones, aluminio, bronce, cobre, vidrios, latas, chapas. Estos residuos se compactan, enfardan y se venden.
El último cargamento de 10.360 kilos de vidrios fue vendido a una empresa de San Rafael, Mendoza, para la fabricación de botellas de sidra. Ya tienen preparados un total de 150 fardos de papel, cartón, plásticos y demás, que serán comprados por un santarroseño.
«Tratamos de sacar todo lo que podemos del pueblo, hay cosas que el mercado ya no compra como los restos de ropa usada así que no los podemos reciclar y lamentablemente tienen como destino final el basurero a cielo abierto». Allí se queman o se entierran con el resto de los residuos que no se pueden reciclar. Muchos de ellos porque llegan manchados con líquidos. Finalmente manifestó: «Siempre estamos insistiendo con la separación domiciliaria, nos han tratado de pesadas.. y sí, lo somos, y lo vamos a seguir siendo porque queremos que este plan funcione. Sabemos que es un trabajo a largo plazo, pero estoy convencida que vamos a lograr que toda la gente de la localidad se acostumbre a separar correctamente y podamos reciclar toda la basura».