Simbología del reclamo: cuando hacer rafting en el Atuel sea posible

COMPARSA DE CAPORALES BOLIVIANOS SE PRESENTO EN LOS CARNAVALES DE WINIFREDA

Con un marco de público importante, se llevó a cabo el sábado el festejo de carnaval en Winifreda, organizado por la Municipalidad con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la provincia.
Los niños, niñas y preadolescentes de la colonia de vacaciones del Pro Vida, una murga, dos vistosas carrozas- una reclamando por nuestro río Atuel y otra preparada por familias- más una comparsa de caporales bolivianos que se presentaron por primera vez en esta localidad y le imprimieron color y alegría a la noche sabatina, que finalizó a toda cumbia y cuarteto.
Sobre dos cuadras de la calle Primera Junta y ante numerosas familias, las alumnas del taller de ritmos latinos se lucieron con una coreografía preparada por el profesor Wilmer Barrios. Bailaron temas del grupo musical Axé Bahía.
Los “valientes” en iniciar el desfile fueron los más pequeñitos del programa social Ayelén, quienes prepararon su propia interpretación de la película de animación “Coco” inspirada en la festividad mexicana del Día de los Muertos. Después aparecieron los niños de 7 y 8 años vestidos de emojis mientras que los chicos de 11 y 13 años hicieron una representación de la serie televisiva “La Casa de Papel”. Los menores iban acompañados por sus respectivos líderes de la colonia de vacaciones, que había terminado un día antes.
Los varones adultos mayores del Cumelén vestidos de campesinos hicieron su pasada con un “caballo cansado” preparado con papel de diario, engrudo y pintura en el taller de artes de carnaval que coordinó Carlos Carrizo mientras que “chinas” y “gauchos” iban en un carro tirado por una camioneta.

Mejores disfraces.
El sector femenino del Cumelén junto a su coordinadora Susana Besso presentó una carroza denominada “Agarrate Catalina” que llevaba impreso el mensaje “Esto será una realidad cuando recuperemos el Atuel”.
Las mujeres estaban dentro de una pileta de lona con agua simulando que practicaban rafting, una actividad turística que podrían hacer los pampeanos si corriera por nuestro territorio el río apropiado por Mendoza.
Otra atractiva carroza fue la preparada por las familias Romero, Lince y Palacios la cual bautizaron “ATR-Marcianos al ataque”. Los ET eran pacíficos y traían un mensaje ecológico: “cuidemos el planeta, reduzcamos, reciclemos y reutilicemos”.
Hizo su presentación la murga del grupo de percusión a cargo de Brian Lambrecht y el “Rey Momo” construido de forma artesanal en el taller de Carrizo. Como todos los años desfiló la vecina Dora Bravo con un atuendo diseñado por ella.
Finalmente avanzó a paso lento la comparsa de caporales bolivianos “La Nueva Unión” de Santa Rosa. Por los parlantes instalados en la caja de una camioneta salía la música de los Kjarkas, un grupo tradicional del altiplano, y detrás del vehículo venían las bailarinas de distintas edades y los bailarines hombres con su brillante indumentaria traída de Bolivia.
La fiesta tuvo a niños jugando con espuma y culminó en la sede del club social con la actuación musical de “La Kuky Band” de la localidad bonaerense de Pellegrini. La entrada fue libre y gratuita.
El municipio premió a los mejores disfraces. En la categoría individual niño: Valentín Barrabasqui con el disfraz de dinosaurio. Individual adulto: Alba Roldán con el disfraz de Mimo. La carroza ganadora fue “ATR-Marcianos al ataque”.