Inicio La Pampa "Colores" Fascio cumplió los 75

«Colores» Fascio cumplió los 75

El lunes último Juan Carlos Fascio cumplió 75 años. Hay quienes se preguntaban dónde está y qué es de la vida de «Colores», porque hace tiempo que no lo ven.
Algunos que quieren saber son ex compañeros o rivales futboleros, y muchos que se deleitaron con su fútbol desde una tribuna en una cancha lugareña. «Colores» Fascio acaba de cumplir 75, y lo celebró en la intimidad de su hogar en Eduardo Castex, donde reside desde hace varias décadas.
¿Habrá algún desprevenido que no sepa de quién se trata? Si así fuera tiene que ser alguna persona que jamás se haya interesado mínimamente por el fútbol. Porque «Colores» Fascio no sólo que fue un enorme jugador, sino y además un inefable y querible personaje.

Llegó con 23 años.
Esta semana «Colores» arribó a sus 75 años, y los recibió rodeado de sus afectos más cercanos en esa coqueta casa del «Barrio Calandri» en Eduardo Castex que comparte con Alicia, su compañera desde hace muchos años.
Cómo no recordar a ese muchacho que llegó con sus apenas 23 años a calzarse por muchos años la camiseta auriazul -aquella de rayas finitas-, con su pelo rubio al viento, con el trotecito cansino que se hacía inalcanzable cuando desplegaba su talento sobre el césped del «Ramón Turnes».

El gran All Boys.
Había surgido en San Lorenzo de Almagro, y se hizo conocido después de un gol con una bolea estupenda que -en el clásico ante Ríver- dejó parado nada menos que al gran Amadeo Carrizo. Después, varios partidos en la primera división del equipo de Boedo, un breve paso por Banfield, y cuando todo estaba listo para que pasara al fútbol colombiano, el teléfono que suena y una voz conocida que lo convoca.
«Venite ‘Colores’, acá en La Pampa van a formar un gran equipo… pagan bien y está cerquita de Buenos Aires», le dijo el Pato Orrego -a la sazón cuñado de Juan Carlos-, y lo convenció fácilmente. No había que subirse a un avión, y encima Ramón Turnes lo arregló con un gran contrato para aquellas épocas.
Se iba a formar el gran All Boys de finales de la década del ’60 y del ’70, y

Director de orquesta.
«Colores» iba a ser el director de la orquesta. Sus toques sutiles e intencionados, la calidad para ubicarse siempre solo para recibir y hacer jugar eran el sello distintivo de aquel famoso equipo auriazul.
Alguna vez escribimos que los cronistas más jóvenes -no todos, es verdad- suelen preguntarles a sus colegas más experimentados cómo era el fútbol que ellos no alcanzaron a ver. Y la respuesta es que, lamentablemente, se lo perdieron.
No vieron a aquel All Boys de tantos torneos regionales; ni después la cabalgata triunfal de Atlético Santa Rosa en 1982 -y Ferro de Pico un año más tarde-, cuando a los estadios iban multitudes que convocaban 6 ó 7 mil almas. Si hasta alguna vez se superaron los 10 mil espectadores -San Lorenzo como rival y protagonista, contra All Boys primero y Atlético Santa Rosa después- cuando una rumorosa concurrencia llenó las canchas de Belgrano (All Boys local allí) y el Mateo Calderón.

La campaña de Fascio.
Julio Santarelli, joven periodista y el estadígrafo de nuestro fútbol, viene recopilando información sobre la trayectoria de Juan Carlos Fascio -y aunque aún está en proceso de recolección de material-, aporta que en Capital Federal jugó en las formativas de Rácing de Avellaneda primero; para luego pasar a San Lorenzo donde debutó en primera división el 25 de mayo de 1965 frente a Banfield. Al año siguiente iba a disputar con la casaca azulgrana 19 partidos conquistando 2 goles. Luego, un brevísimo paso por el Taladro (5 partidos), para llegar a All Boys en 1968.
Eran los tiempos de Elías Galant, Legarda, Bafundo, Zabala, Rechimont, Blanco, Orrego, Villalba, Santos, Pity Kraemer, Vicente Cejas, El Mono Carasay, Cacho Ledesma y tantos otros cracks de nuestro fútbol. Épocas en que All Boys fue prácticamente invencible en los torneos locales -con muchos campeonatos ganados-, y con grandes participaciones en los Torneos Regionales y en la Copa Argentina (le ganó a Platense y Gimnasia y Esgrima La Plata, y cayó en semifinales con San Lorenzo). Eso fue hasta 1974.
Luego la llegada a Estudiantil de Castex, breve lapso en Atlético Santa Rosa, y el final en Colegiales de Mar del Plata.

Como Director Técnico.
Hizo muchos goles, y regó de talento cada terreno futbolero que pasó. Luego, su estrella se fue apagando y comenzó un ciclo como director técnico: escuelita de fútbol en Estudiantil; trabajo en las formativas de Rácing de Castex; y en el final Huracán de Guatraché y nuevamente Estudiantil.
Más tarde, ya jubilado de la Administración Pública Provincial, se instaló definitivamente en Eduardo Castex. Tuvo problemas de salud, pero por suerte su vivacidad y su picardía siguen allí, para divertir con sus salidas a quienes van a visitarlo y a escuchar sus historias futboleras.

El de siempre.
«Colores» cumplió 75, y sigue siendo el querible «muchacho» que conocieron los que lo trataron en sus épocas de esplendor.
Muchos preguntan por él, y por eso es bueno rescatar su figura en este momento. Un amigo -Mario Sardina- le hizo llegar como regalo la camiseta de All Boys con la número «8» en la espalda… «Colores» la tomó en sus manos, y algo turbado dejó caer alguna lágrima mientras se volvía a poner la auriazul. Se vistió, un ratito nomás, con esa casaca con que lo recuerdan los que tantas veces se emocionaron con su fútbol… Como antes, como tantas veces… (M.V.)