Comenzaron con las pruebas de cámaras

CATRILO: EL SISTEMA DE VIDEOVIGILANCIA ESTARA FUNCIONANDO EN NOVIEMBRE

Con la intención de brindar una mayor seguridad a los vecinos de Catriló, se pusieron en marcha en los últimos días las pruebas del servicio de videovigilancia, cuyo monitoreo funcionará en la comisaría. En esta primera etapa se instalarán seis cámaras, y el proyecto comprende la colocación de unas 35 en total. El Concejo Deliberante autorizó al Ejecutivo para la compra del equipamiento.
Hace unos días el intendente local, Ricardo Delfino, había anticipado a LA ARENA que el sistema de videovigilancia estaría funcionando en Catriló antes de finalizar el año. Esto luego que obtuvo la promesa del financiamiento por parte del gobierno provincial, quien aportará alrededor de 360 mil pesos, en cuotas. Al municipio ya ingresaron, hace un tiempo, 90 mil desde la Secretaría de Asuntos Municipales.
Durante la semana ya se estuvieron realizando pruebas para la puesta en funcionamiento del sistema de videovigilancia. Las seis cámaras serán distribuidas en lugares estratégicos, definidos por las autoridades comunales y de la Policía local.
Según se informó desde la comuna, la sala de monitoreo estará en la comisaría. El proyecto, en tanto, estará a cargo del profesional catrilense Emiliano Cestac, mientras que la mano de obra, seguimiento y servicio técnico también será local.
A partir de estas pruebas y la definición en los lugares donde se instalarán las cámaras, se comenzará la colocación del equipamiento. Desde el municipio ratificaron que a mediados de noviembre o principio de diciembre el sistema ya estará en funcionamiento.
Por su parte el Concejo Deliberante local aprobó por unanimidad la concreción del proyecto durante una sesión realizada el viernes a la noche. Hubo dos ediles ausentes: Mariano García y Carlos Ferradás, ambos del bloque del PJ (oficialismo). El Ejecutivo comunal había pedido autorización debido a que el monto que se utilizará supera el de la compra directa.

Por etapas.
Desde el municipio ayer brindaron precisiones sobre el proyecto de videovigilancia. Al llegar a final de las tres etapas proyectadas, el sistema contará con unas 35 cámaras en los lugares que definan las autoridades de la comuna con la Policía local y el Ministerio de Seguridad.
A priori sería un anillo externo sobre las rutas nacional 5 y provincial 1, y el puesto caminero ubicado en el límite con la provincia de Buenos Aires; un segundo, sobre los accesos principales (por rutas 5 y 1) y el Paseo de la Salud; y un tercer anillo que comprenderá los espacios públicos y los barrios periféricos de la localidad. Además en la cabina bromatológica se está evaluando poner un terminal donde solo se haga un monitoreo de los ingresos de los accesos para saber qué transportes entran y salen del pueblo.
Las cámaras a colocar son full HD, es decir tienen 1080 pixeles permiten tener una visión amplia y funcionan tanto de día como de noche ya que tienen incorporada iluminación infrarroja, además de poseer una alta velocidad de respuesta para que los operadores del centro de monitoreo puedan supervisar un hecho.
En cada pilar o columna va una caja estanca sellada con una térmica, un UPS, elementos eléctricos y transformadores, también convertidor de fibra óptica o una conexión inalámbrica de Internet, servicio que estará brindando la empresa local InterDigital. Cuando estén funcionando todas las cámaras, la capacidad de grabación sería de un mes en el DVR que estará en la central de monitoreo a instalarse en la comisaría.