Inicio La Pampa Comenzó el juicio contra la "banda de los Escobar"

Comenzó el juicio contra la «banda de los Escobar»

VIOLENTO ROBO EN UN CAMPO DE RUCANELO

(General Pico) – Con la declaración de cuatro testigos, entre ellos dos de los damnificados del violento robo perpetrado en el campo «Los Cuatro Cuartos», ubicado en jurisdicción de Rucanelo, comenzó ayer a la mañana en los Tribunales piquenses el juicio contra la «banda de los Escobar». Por el hecho están imputados Luis Alberto Escobar (44 años), Felipe Ismael Gómez (41), Atahualpa Matías Javier Escobar (37), Pablo Marcelo Escobar (43), Cristian Rigoberto Varela Vizurraga (46) y Jorge Omar Escobar (50).
El juicio, que se extenderá hasta el viernes, es coordinado por el juez de audiencia piquense, Marcelo Pagano. La acusación la llevan adelante los fiscales Juan Marcelo Cupayolo y Armando Agüero. En tanto, el abogado Sebastián D’ Agnillo defiende a los hermanos Luis, Jorge y Pablo Escobar, y al primo de estos, Atahualpa Escobar. La defensora oficial María Lis Figueroa Echeveste defiende Cristian Varela Vizurraga y los defensores oficiales Mariana Zavala y Alejandro Piñeiro, a Felipe Gómez.
El 22 de febrero de 2020, Elías Eulogio Farias fue asaltado en su establecimiento rural. Los autores se llevaron 240 mil pesos y 20 mil dólares, joyas de oro y plata y un revólver, entre otros elementos.

Alegatos.
En los alegatos iniciales, los fiscales aseguraron que los seis asaltantes irrumpieron en el campo y redujeron y privaron de la libertad a los damnificados, Elías Eulogio Farias y su sobrino Sergio Daniel Azamini. Para ello, los tiraron al piso, los ataron con precintos y les taparon la cabeza. A Farías lo patearon, le dieron golpes de puño y lo asfixiaron con un cinto, para exigirle que les entregara el dinero que tenía guardado.
En sus alegatos, los fiscales acusaron a los detenidos del cargo de «Robo agravado por haber sido cometido en despoblado y en banda». Indicaron que llegaron a la provincia en tres vehículos de alta gama (una camioneta Volkswagen Amarok y dos autos Peugeot 308 y 2008) y Cristian Vizurraga, Jorge y Marcelo Escobar, esperaron al resto de la banda sobre un camino vecinal, mientras que los otros tres cometían el robo.
Las tres personas que ingresaron al campo se hicieron pasar por policías, y los golpearon todo el tiempo, mientras revisaban el lugar. Cuando los damnificados les dijeron que no había más dinero, se pusieron más violentos, les pusieron bolsas plásticas en la cabeza, los asfixiaban por unos segundos y los volvían a soltar.

Testimonios.
Los defensores de Gómez discreparon con la teoría de la Fiscalía. En tanto, la abogada de Varela Vizurraga adelantó que pedirá la absolución de su defendido, al igual que el defensor de los cuatro restantes imputados.
Uno de los imputados, Elías Farías, fue el primero en testificar. Dijo que se presentó un hombre «encapuchado que me decía que era policía y me ordenó tirar al piso, cosa que hice inmediatamente». También comentó que llamó a la policía, al dueño del campo lindante y al secretario de la Comisión de Fomento de Rucanelo.
A preguntas de la Fiscalía, indicó que recuperó casi todos los elementos robados, a excepción de algunos dólares, un revólver calibre 22, un corta pluma y una tenaza.
El otro damnificado, Sergio Azamini, declaró vía Zoom desde La Tablada, provincia de Córdoba. «Fue una pesadilla que uno quería que termine, entre que revolvieron, los actos de violencia, duró como dos horas», manifestó.
También declaró el dueño del campo lindante, que al ver los autos de los imputados en la ruta dedujo que se trataba de personas que no eran de la zona.
Por último, declaró el secretario de la Comisión de Fomento de Rucanelo, quien recordó que estaba viajando a Eduardo Castex cuando lo llamó Farías para pedirle que avisara a la policía.
El juicio continuará durante la jornada de hoy, en la que está previsto que declaren ocho testigos. En tanto, el debate culminará el próximo viernes con los alegatos de clausura.