Inicio La Pampa Comerciante hace barbijos y los dona

Comerciante hace barbijos y los dona

GENERAL ACHA: UN GRUPO DE MUJERES SE SUMO A MOVIDA SOLIDARIA CONTRA EL COVID-19

En tiempos difíciles provocados por el avance del Covid-19, que llevaron a la imposición de una cuarentena obligatoria por parte del presidente Alberto Fernández, hay acciones, hechos, que son dignos de ser destacados. Particularmente porque representan valores tan preciados, como la solidaridad y empatía.
Uno de ellos es la movida que surgió hace unos días de manera totalmente desinteresada por parte de Raquel Pérez y Teresa Borda, quienes conversando advirtieron sobre la necesidad de elaborar barbijos, como una forma más de impedir la propagación del coronavirus.
En diálogo con LA ARENA Raquel Pérez, dueña del tradicional comercio Lexilan, que ya cumplió más de 40 años en la ciudad, dijo que el jueves en momentos que estaba hablando con Teresa Borda, ésta le comentó que debía llevar tela porque iba a realizar barbijos para entregárselos al Destacamento Móvil 4 de Gendarmería Nacional, donde su esposo presta funciones. De allí, justamente surgió la idea de empezar a elaborar barbijos para quienes realmente lo necesitan. «Esa misma siesta me puse a trabajar e hice siete», aseguró.

Redes sociales.
La iniciativa no tardó en viralizarse a través de las redes sociales, y así empezaron a sumarse cada vez más voluntarias. Desde el inicio lo hicieron Liliana Cañete y Alicia Giménez. La primera lo hizo por la mañana, y la restante por la tarde. «Ofrecí mi negocio porque tengo dos máquinas de coser y una para remachar», agregó.
El efecto de las redes sociales fue muy importante, así que no tardaron en llegar nuevas voluntarias, así fue que también se sumaron Andrea Cañete, Marta Bucatari y Mirta Boc-ho; y recientemente lo hicieron Patricia Arto de Bruno y Eugenia Larzabal. Mientras que Teresa Borda prosiguió haciéndolo desde su casa.
Según Raquel Pérez ya se entregaron barbijos a Ezequiel Calderón (responsable de Medio Ambiente del municipio) para que sean proporcionados a los empleados que deben hacer la recolección de residuos. Lo propio -afirmó- se hizo con la policía que recibió unos 40 barbijos, dos geriátricos y el hogar de ancianos; como así también a muchas personas que trabajan con el servicio de delibery o en casas de venta de comida.

Más pedidos.
La comerciante también informó que ha recibido pedidos de parte del intendente de Quehué, Fernando Tuñón, para ser entregados a la policía de esa localidad; hasta de diferentes vecinos de la ciudad de Santa Rosa. «Los barbijos no tienen costo, sólo requerimos que quienes lo solicitan sea porque realmente lo necesitan, porque además es lo que recomiendan los profesionales de la salud», aclaró, al mismo tiempo que señaló que ayer se hicieron un total de cien barbijos.
Raquel Pérez manifestó que no tiene problemas en atender otros pedidos, al igual que en asesorar y explicar qué debe hacerse para poder elaborar los barbijos, de modo tal que puede ser contactada a través de las redes sociales. En función de sus posibilidades, se trata de cubrir las demandas, «solo pedimos coherencia», reiteró.
Finalmente la vecina expresó que intentó conseguir tela para poder colaborar con salud pública, porque su personal necesita un material más grueso, pero desde la mercería de Mar del Plata le indicaron que resultaba imposible enviarle el pedido porque cuestiones relacionados con el transporte.