Inicio La Pampa Comienza el juicio por asesinato del ex intendente

Comienza el juicio por asesinato del ex intendente

DOBLE CRIMEN DE RANCUL

En los Tribunales piquenses se desarrollará hoy a la mañana, la primera de las tres audiencias del juicio oral y público que se hará contra los dos acusados de los atroces homicidios cometidos en noviembre pasado, en la localidad de Rancul.
El tribunal colegiado conformado por los jueces Federico Pellegrino, María José Gianinetto y Marcelo Pagano coordinará el debate al que llegan detenidos Ramiro Pino (24 años) y Gastón Quintero (19), acusados de haber matado al ex intendente de Rancul, Héctor Lapettina, de 88 años; y a Jacinto Tallone, de 87.
En un principio entre las partes habían citado a aproximadamente 40 testigos, sin embargo, a partir de la convención de pruebas que permite el Código Procesal Penal desde su última reforma, quedaron solo 14, para declarar ante el tribunal. Algunos de ellos lo harán a través de la plataforma Zoom.
«Esto hace que sea más fácil y flexible, y no sea tan engorroso un debate. Antes no lo podíamos hacer pero ahora si se puede», le dijo a LA ARENA la fiscala Verónica Campo, que lleva adelante la acusación junto con el fiscal general, Armando Agüero. Los defensores serán Mauro Fernández y Walter Vaccaro.

Calificación.
El debate comenzará hoy, continuará mañana y culminará el viernes con la lectura de los alegatos finales.
La Fiscalía entiende que se trata de dos homicidios, que fueron cometidos con diferencia de horas en diferentes viviendas de Rancul y que las víctimas no tienen vínculo entre sí, y que por ello, Pino y Quintero son responsables de los cargos de Homicidios agravado por haber sido cometido en «criminis causa» y por alevosía; en dos hechos, en concurso real.
«Cada uno de los homicidios lleva la pena de perpetua para cada uno de los imputados», dijo Campo. Sin embargo, la defensa intentaría acreditar la imputación de Homicidio en ocasión de robo, que prevé una pena menos grave.

Absuelto.
La fiscala del caso, además recordó que durante el inicio del proceso se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria a una persona de apellido Lucero, a quien se le dictó la prisión preventiva por 30 días. En su momento se sospechó que tuvo una participación secundaria, al haberles facilitado un teléfono celular, para que llamaran al remís que los llevó hasta Realicó, donde fueron detenidos.
Sin embargo, sobre esta persona, dijo que «quedó desligada» de la causa, dado que «fue sobreseída hace tiempo».
«Es una persona que les presta ayuda para viajar a Realicó pero no lo hace sabiendo lo que había sucedido. Desconoce que habían cometido estos hechos antes y hace el nexo para conseguirles quien los lleve. No se le pudo probar ningún tipo de relación con los hechos y por eso fue sobreseído», contó.

Homicidios.
Pino y Quintero están acusados de haber matado a Tallone y a Lapettina, entre las 8 y las 11 de la mañana del domingo 10 de noviembre pasado, en la localidad del norte pampeano.
Primero ingresaron a la casa de Tallone, donde robaron una caja de herramientas y una suma de mil pesos en efectivo, tras golpear de manera brutal al vecino. Previo a darse a la fuga abrieron el gas de la cocina y cerraron la puerta, para asegurarse la muerte del hombre. La fiscalía sostiene que luego fueron al domicilio de Lapettina (ex intendente de Rancul), a quien le robaron un teléfono celular y dinero en efectivo. En este caso, lo mataron a golpes en la misma vivienda, en tanto que Tallone falleció momentos después del ataque en el hospital de Realicó, donde había sido trasladado.
Un vecino que vive en inmediaciones de la casa de Lapettina vio salir a dos jóvenes de ese domicilio el domingo a la mañana, y por ello llamó a un hijo del damnificado y luego a la policía. Cuando llegaron los efectivos policiales le encontraron en el piso sin vida con signos de violencia. Luego, otra persona que tenía contacto diario con Tallone avisó a las autoridades al encontrar al hombre malherido en su casa.
Durante la formalización la fiscala se refirió a la saña con la que actuaron los homicidas, al señalar que a ambas víctimas les fracturaron el cráneo e «intentaron asfixiarlas».
Días después de la formalización, Pino y Quintero fueron apuntados por los testigos que participaron en las ruedas de reconocimiento dispuestas por el juez de control Alejandro Gilardenghi. Dos vecinos de Rancul apuntaron a los detenidos, como las personas que vieron en actitud sospechosa el domingo a la mañana en las inmediaciones de las viviendas de cada una de las víctimas.