Inicio La Pampa Comienzan la edificación en Uriburu

Comienzan la edificación en Uriburu

HARAN CASAS SOCIALES CON ALBAÑILES DEL PUEBLO

La falta de trabajo es una de las problemáticas más comunes en la mayoría de las localidades. En Uriburu el municipio decidió que las próximas doce viviendas del Plan Mi Casa serán construidas por albañiles locales. Así ocuparán 24 puestos de trabajo, además de otros cuatro en la bloquera municipal que se encargará de proveer los ladrillos.
El intendente Pascual Fernández asumió el 10 de diciembre de 2019. «Vamos a construir con gente del pueblo. Teníamos registrado un déficit de 32 viviendas, que seguramente se ha incrementado con las recientes inscripciones del IPAV. Durante la campaña prometimos trabajar en la problemática y en las próximas semanas iniciaremos la edificación de ocho casas. Luego construiremos las restantes y en todos los casos será con mano de obra local», informó.
La decisión «contribuye a paliar la falta de trabajo» y la misma ideas se aplicará para «las obras de agua y cloacas, que realizarán otros trabajadores» especializados. Actualmente, el pueblo se abastece con los pozos ubicados sobre la ruta N° 7 «y pretendemos automatizar todo el sistema, para evitar el descenso de presión en la zona sur de la localidad», agregó.
También contó que «las compras de todos los materiales se harán por administración municipal» y celebró que la bloquera municipal «hará un gran aporte» porque los ingresos se redujeron con la pandemia: «teníamos una recaudación promedio del 50% en el pago de tasas, pero con la pandemia ese índice se redujo al 38%», comentó.

Fuentes de empleo.
Por ahora la aceitera y el frigorífico Santa Ana representan las principales fuentes de trabajo, pero el intendente espera «que termine los trámites el antiguo frigorífico Patagonia Mit (de General Pico), que contrataría a unas 40 personas cuando sea habilitado el tránsito federal, porque tienen planes para exportar».
También la laguna Ojo de Agua es una fuente de empleo importante, especialmente durante el verano. «Es un emprendimiento que genera trabajo y mueve el comercio local porque vienen miles de turistas, pero con la pandemia se redujo la cantidad a 400 visitantes», advirtió. Cuando el espejo de agua «funciona a pleno otorga trabajo a unas 20 personas», explicó.
Otra novedad que reveló Fernández es la reciente habilitación en Santa Rosa de la «Casa de Uriburu», ubicada en Malvinas Argentinas casi Raúl B. Díaz: «un lugar que podrá ser utilizado por estudiantes que deben tomar clases presenciales o vecinos que deben permanecer por razones de salud», en la capital provincial.
Además, el jefe comunal informó que los vecinos de Uriburu ya pueden gestionar su licencia de conducir en oficinas municipales: «hasta ahora debían realizar el trámite en Lonquimay, pero ahora podemos hacerlo en nuestro municipio», dijo.

«Un gobierno cercano».
Consultado sobre su relación con el gobierno provincial, se mostró complacido «con la colaboración del gobierno provincial, a través de Rogelio «Quelo» Schanton (Asuntos Municipales) y el ministro Bensusan. Ziliotto es un gobernador cercano a los intendentes y en este tiempo complicado siempre atendió nuestros requerimientos», agregó.
En cuanto a los proyectos del municipio, consideró que los más importantes serían «el recambio total con luces LED del alumbrado público y trabajos de bacheo en algunas calles deterioradas, que se harán con la colaboración del gobierno».
Pascual Fernández nació en Uriburu, pero residió 13 años en La Rioja, hasta 2008 cuando regresó a su pueblo. Es su primera gestión como intendente: «antes no había participado para cargos electivos, pero había colaborado con el área de Cultura durante la gestión de Roberto Gómez», contó.