Inicio La Pampa "Como una película de epidemias"

«Como una película de epidemias»

EL NEUMONOLOGO JUAN COSTABEL DIJO QUE NUNCA SE IMAGINO LO QUE SE VENIA CON EL COVID

El médico neumonólogo Juan Costabel aseguró que la pandemia de coronavirus parece salida de una película de epidemias. El profesional se remontó a los primeros días de 2020, cuando desde Argentina se leía con cierta distancia lo que ocurría en China, dijo que jamás hubiera pensado que el Covid-19 iba a causar la conmoción mundial que provocó.
«La última que hubo de esta magnitud fue la gripe española, a principios de siglo XX, creo que murieron 30 millones de personas. Pero para nosotros y aún para médicos más grandes que los de mi edad es algo totalmente nuevo», sostuvo en la entrevista que le realizaron en La Parte y el Todo, en CPEtv.
El neumonólogo, que se desempeña en el sector privado, está en la actualidad realizando guardias externas en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR). «Se necesitaba una mano allí y me convocaron para colaborar. Uno obviamente que va. Es nuestra responsabilidad frente a la sociedad, estamos todos en el mismo barco, haciendo lo posible para dar la mejor respuesta. El Ministerio de Salud es un articulador», explicó.
«La realidad es que uno le parece que está viviendo hoy en una película de epidemias. La masividad de esto, la magnitud que ha cobrado… Si uno se remonta a principios de 2020, cuando estábamos viendo lo que ocurría en China y compara ahora con la magnitud que ha tenido… Nadie se lo imaginaba. Yo pensé que pasado el invierno de 2020, quizá esto iba a disminuir y que iba a pasar como ocurrió con la Gripe N1H1, pero evidentemente no solo Argentina sino que ningún país estaba preparado para combatir un patógeno de esta magnitud», afirmó.

-¿Por qué el coronavirus no obedece a la lógica de otros virus, como la gripe H1N1?
-Debe haber varios factores, evidentemente, que tienen que ver con la trasmisibilidad, que hace que no tenga un comportamiento estacional. Hay algo que lo hace circular independientemente de la temperatura, alguna característica propia, como la capacidad de contagiarse y de adaptarse, que es común a los virus, generando nuevas cepas más aptas para infectar nuevos huéspedes. Esa capacidad de los virus, el coronavirus la ha explotado al máximo y eso hace que sea cada vez más infeccioso. Esto pasa semana a semana, mes a mes, la mayoría de la variantes no tienen relevancia, pero cuando hay una que sí, logra mayor capacidad de evadir al sistema inmune. Hoy nos enfrentamos al problema de que vamos aprendiendo sobre la marcha. Esto de la estacionalidad, que se pensaba, después no fue así. Por otro lado tampoco habíamos pensado que íbamos a tener vacunas efectivas en tan poco tiempo. En promedio una vacuna demora entre 5 y 10 años. En este caso, en menos de un año tenemos vacunas efectivas y la duda que tenemos es cuánto tiempo de inmunidad confieren.

-¿Qué es lo que más te impactó de este virus?
-La masividad. Cuando uno mira los datos, llega a la conclusión solo el 5% de la población infectada hace cuadros graves y un 10% tiene necesidad de hospitalización. Pero esto es tan masivo que esos valores porcentuales, que parecen bajos, trasladados a números absolutos tienen un impacto muy grande, porque hay que contrastar esa cifra contra las camas disponibles y el personal de salud, que son finitos.

-En La Pampa los casos están bajando, sin embargo, no desciende el número de internados y de personas en terapia intensiva.
-Generalmente, uno está atento ahora a que el coletazo del pico no es inmediato sino que se ve diez o doce días después. Esto es lo que está tensionando al sistema de salud, que el nivel de ocupación de camas aumente.

-¿Qué le hace el virus al cuerpo humano?
-Generalmente, cuando hay una infección, sea generada por un virus o por otro microorganismo, el organismo responde con lo que se llama una respuesta inflamatoria. El organismo libera un montón de sustancias que lo que hacen es tratar de neutralizar el virus y traer soldados que ataquen al micro organismo y lo puedan contener. Esa respuesta inflamatoria, que es defensiva, desencadenada por el virus, a veces es desproporcionada y termina generando daños en el organismo, porque hay un montón de sustancias inflamatorias que destruyen las proteínas virales, pero también pueden destruir proteínas del organismo. La respuesta inflamatoria exagerada genera daños en el organismo siendo el objetivo principal el pulmón. Cuando alguien habla de la tormenta de citopinas, son sustancias inflamatorias que, bien usadas, son útiles para defenderse, pero en forma excesiva generan un daño y es lo que finalmente termina lastimando al pulmón.

-¿No es el virus el que daña al pulmón sino la respuesta del organismo que genera?
-Puede haber un daño del virus, pero el mayor impacto lo produce la respuesta inflamatoria desproporcionada, que termina lastimando al organismo.

-Es decir que hay cuerpos que responden exageradamente al virus y otros que lo leen con más acierto. ¿Estos últimos son los asintomáticos?
-El sistema inmune de la persona que hace cuadros más leves, logra controlar el virus con una respuesta más específica. En cambio, la persona que hace un cuadro grave, hace una respuesta desproporcionada. ¿Qué genera eso? No se sabe. Tiene que ver con susceptibilidades genéticas de cada organismo. Las enfermedades autoinmunes, como el lupus y la psoriasis, de alguna manera se piensa que tienen que ver con eso. Un desbalance inmunológico que genera un daño en el organismo.

-¿Por qué ataca más a las personas con sobrepeso?
-Lo que se sabe es que el tejido adiposo es un lugar con gran capacidad de producción de sustancias inflamatorias. Entonces se cree que cuando el tejido adiposo, la grasa, se inflama o se afecta, libera una gran cantidad de sustancias inflamatorias y esto haría que tengan una chance mayor de hacer un cuadro grave. Por ahora son teorías, hipótesis. La edad, la diabetes y el sobrepeso son los tres factores de riesgo más importantes para hacer un cuadro un poco más grave, aunque esto no quiere decir que toda persona con estas características vaya a hacer casos graves. Esto para llevar un poco de tranquilidad.

-Otra cosa que hemos visto del virus es que inicialmente atacaba a las personas mayores y ahora está afectando a adultos más jóvenes. ¿Es por la vacunación? ¿Es una estrategia del virus para sobrevivir?
-Es un poco ambas cosas. La vacuna funciona, no hay dudas de eso. Las nuevas cepas en este mecanismo adaptativo han hecho que se pueda infectar con más facilidad a la gente joven, que quizá con un sistema inmune más robusto podían contrarrestar a las cepas anteriores pero ahora no tanto. Y a su vez está la situación de que la gente no vacunada es la población más susceptible y que hay en esta segunda ola mucho más casos que en la primera, por lo tanto hay más casos graves en personas jóvenes.